Saltar al contenido

¿Cuándo fue la primera aparición de la imagen de la Virgen de Lourdes?

24 mayo 2020
¿Cuándo fue la primera aparición de la imagen de la Virgen de Lourdes?

Para las personas que pertenecen a la religión católica o cristiana, puede llegar a resultar bastante familiar escuchar el nombre de “La Virgen de Lourdes”, una de las formas en la que se ha aparecido la Virgen María, quien en esta ocasión se encarga de curar y aliviar todas aquellas enfermedades que atacan a las personas, por lo que hablaremos sobre la aparición de la imagen de la Virgen de Lourdes.

La historia en la que esta Virgen apareció y luego fue aceptada por las personas de la localidad de Lourdes es muy bonita, debido a que al comienzo todo parecía una broma de los niños a quienes ya se les había aparecido la Virgen de Lourdes anteriormente.

¿Cómo fueron las primeras apariciones de la imagen de la Virgen de Lourdes?

Cuenta la historia que la primera aparición de la imagen de la Virgen de Lourdes, fue el el 11 de febrero en el año 1858, un trío de niñas se encontraban caminando cerca de una cueva, cercana a la localidad de Lourdes, una de las niñas se llamaba Bernadette y tenía para ese entonces 14 años, la niña que sufría de asma se encontraba buscando leña a las orillas del río.

Sin embargo debido a su enfermedad, Bernadette no podía cruzar el río, por lo cual mientras sus amigas atravesaron el río para buscar la leña, la niña se quedó sola del otro extremo del río.

Fue justo en ese momento, cuando Bernadette escucha una voz que dice su nombre desde el interior de cueva, era una voz muy sutil y delicada por lo cual la niña no pensó que era algo malo, ella decide acercarse y es en ese momento cuando descubre que en la entrada de la cueva estaba una hermosa joven con un vestido blanco, quien le dijo que era la Virgen María, y le propuso a Bernadette que  rezaran un rato juntas.

A Bernadette le había gustado la compañía de la Virgen, y por ello a veces pedía permiso o se escapa de su casa, para ir a rezar con la Virgen. La niña frecuentó este lugar los días siguientes; aunque en algunas ocasiones la acompañaron algunas personas adultas, la Virgen solo se le aparecía de la niña.

Lo cual generó, que muchas personas de la localidad de Lourdes, comenzaran a pensar que Bernadette estaba inventando todo y que era una simple broma. Pero durante los 5 meses siguientes, sola la pudieron ver unos niños. Entonces se tomó la decisión de clausurar la cueva para evitar que los niños fueran hasta ese lugar.

Sin embargo, en la última ocasión que Bernadette rezo con la virgen, ella le pidió 2 cosas. La primera era que debía visitar cierto día un lugar del río y comenzar a escarbar y la segunda era que en honor a ella; construyeran un santuario en ese lugar.

Bernadette le hizo caso a la Virgen y cuando llego el día, visito de nuevo las orillas del río cercanas a la cueva y comenzó a escarbar; y de la nada comenzó a salir de ese hueco de tierra, un increíble manantial. El cual se ha convertido hoy en día en uno de los regalos milagrosos más grandes de la Virgen de Lourdes; el cual posee agua milagrosa que permite curar a los enfermos.

¿Pudo Bernadette cumplir con la segunda petición de la Virgen de Lourdes?

La respuesta es si. Años después del suceso, en el año 1862 el Papa Pío IX permitió la veneración a la virgen en dicho lugar.  Lo cual permitió a que la teoría de Bernadette fuese apoyada por muchas personas; y se construyera el tempo o santuario de la Virgen de Lourdes a las orillas del rio.

Dicho santuario se ha convertido en uno de los sitios históricos para la religión católica más importantes; pues es un centro de encuentro cristianos para peregrinos. El cual recibe un aproximado de 6 millones de personas a lo largo del año; que vienen a visitar las aguas milagros y curativas que regalo la virgen al pueblo de Lourdes, en Francia.