Saltar al contenido

Oración por mi esposo – Bendice a mi marido siempre fiel y trabajador

25 febrero 2020

Si sueles preguntarte: «¿Cómo hacer una oración por mi esposo?», y quieres aprender a bendecir tu matrimonio, quédate y experimenta un momento de iluminación. Recuerda que los matrimonios exitosos no nacen de la simplicidad, son fruto del talento que tienen las parejas para apoyarse mutuamente.

Hacer una oración por tu esposo, es la manera más íntima para pedir a Dios que santifique nuestro hogar y fortalezca su  unión. Orar todos los días es un regalo que no debe dejar de practicarse.

Orar con devoción no es muy complicado y resulta sencillo de aprender cuando abrimos el corazón para dar o recibir una bendición. Recordemos que la fe es nuestra máxima expresión de amor y confianza por Dios; solo Él es capaz de atender cada petición que hagamos con sinceridad.

Oración por mi esposo para bendecir nuestro matrimonio hasta la eternidad

Un corazón honesto es lo único que necesitamos para cuidar todo lo que amamos y alejar el mal que se esparce por el mundo.Lo ideal seria pedir por el compromiso de tu esposo, que sea Dios el interceptor de sus debilidades, proteja cada fortaleza y continúen unidos en cada momento de sus vidas.

las sagradas escrituras también expresan el compromiso del matrimonio y lo mencionan en Mateo 19:6 «Así que ya no son dos, sino uno solo. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.»

Son palabras que dan fuerza y te preparan para orar por tu esposo a diario. Puedes intentarlo y traer gracia a tu vida con esta oración:

Padre Nuestro que estás en los cielos,

Rey de la vida y toda la creación.

Solo Tú guías a los hombres,

solo Tú conoces la voluntad de sus corazones.

 

Hoy profeso ante ti,

el enorme deseo de bendecir mi bien más preciado,

el amor y la fidelidad de mi esposo amado.

Bendice sus pasos,

y derrama sobre el las propiedades de Tú protección.

 

Señor has sido testigo de nuestro matrimonio.

por favor, cubre sus pilares de oro,

haz de mármol sus cimientos,

fructifica nuestro éxito y aleja de nosotros desolación.

Llena nuestros días de buenaventuras

y distancia de él todo signo de tentación.

 

Si en algún momento tenemos problemas,

permite que nos amemos más y a diario.

Que el tiempo transcurra con pocas diferencias,

y encontremos alguna solución.

Cuídanos de las tinieblas y de la desesperación.

Así, cuando caigamos en tiempos de carencias,

llena nuestra vida de perseverancia,

y ayúdanos a mantener esta unión.

 

Otorgale confianza,

en nosotros, en sí mismo y, por sobre todo, en Ti señor.

Un hombre bueno y trabajador merece ser bendecido,

honrado y ordenado bajo tus estatutos.

 

Dale la oportunidad de conocer el camino,

transforma su alma,

y permítele lograr sus objetivos.

 

Vuelve a él tu mirada y otorga claridad a la suya.

Trae nueva alegría a sus labios,

que en su rostro no falte una sonrisa,

y haga siempre un buen trabajo.

 

Orienta sus decisiones, dirige sus palabras,

haz que su comportamiento sea el indicado.

Te pido Dios mío,

no te olvides de perdonar sus ofensas,

y ayúdale a aprender sobre sus errores.

Por favor otorgarle tus bendiciones.

 

Pido a Ti por su calma en las tempestades,

por la seguridad de sus pensamientos,

y por la tranquilidad de sus actos.

Dignifica su trabajo,bonifica nuestro sustento,

y haz que se sienta amado por Ti, y por mí desde este momento.

 

Amén.

La importancia de bendecir a tu esposo

El matrimonio es de las instituciones mas antiguas y sagradas de la humanidad, pero el vinculo conyugal se ha ido transmutando de forma negativa. Por eso, es importante mantener una conexión con nuestra fe y cada dia es un buen momento para pedir que recaiga la bendición de Dios sobre tu matrimonio.

Actualmente hay mayor desestabilidad entre esposos, lo que representa una grave amenaza para el bienestar emocional, físico y espiritual de una pareja. Para contrarrestar este efecto social, debemos llevar el mensaje de Dios a nuestros hogares y orar por el matrimonio. Pide a tu esposo que ore por ti.

Recordemos que su poder es la clave para ganar la batalla.