Saltar al contenido

¿Qué es la oración para los cristianos? ¿Por qué es tan importante?

28 agosto 2020
¿Qué es la oración para los cristianos? ¿Por qué es tan importante?

Como resultado de querer seguir los pasos de Dios, encontraremos que la oración es algo fundamental para cimentarnos en las promesas y voluntad del Señor. Ya que, es orando donde encontraremos afianzar la intimidad con nuestro Padre celestial; se nos presentara la duda de ¿Qué es la oración para los cristianos? y ¿Por qué es tan importante? a estas interrogantes te daremos respuesta.

Porque orar es hablar cara a cara con el Padre, aunque no lo podamos ver. Por lo tanto el orar para el cristiano es esencial para su crecimiento espiritual; pues de allí se desarrollara un carácter ejemplar conforme a la medida de gracia en Cristo.

La oración para los cristianos

Ciertamente la oración para cristianos, es tener una comunión íntima y sugestiva con el Creador. Ya que el lazo entre el Padre Celestial y el hijo creyente, se acrecentará por medio de esta relación en la que se vivificará el amor entre ambos. Igualmente, la oración del creyente irá acompañada de la adoración y alabanza al Dios todo poderoso, vivificando así la fe en el Señor; y con toda acción de gracias le daremos honor a aquel que es bondadoso en todo tiempo.

Porque, por medio de nuestra gratitud glorificaremos de gran manera a nuestro Dios Misericordioso, que se ha placido en bendecir a su creación a lo largo de cada temporada. Asimismo, la oración en todo tiempo será una conversación amena con el Padre, que conoce el corazón del hombre y todos sus deseos; por lo tanto iremos sinceramente a presentarle nuestra causa al Señor, sabiendo que él escucha nuestras peticiones y no las desechará.

En cambio, si nos alejáramos del Padre en nuestros errores diarios, nuestro corazón se endurecería alejando de esta forma la afición hacia la presencia del Señor. En toda ocasión buscaremos darle nuestras cargas a Dios; reconociendo que es en la oración, donde nos desahogaremos confiadamente con nuestro Padre Celestial, apostando delante de él todas nuestras preocupaciones, necesidades y dudas. Por ello, encontraremos la fortaleza que necesitamos en la comunión íntima y estable con él.

También podemos notar que, al leer la escritura la oración es base imprescindible, radical,  para todo creyente. Ya que hombres y mujeres llamados a servir a los planes de Dios, dieron uso a la oración eficazmente tanto en tiempos de alegría como dolor, angustia, paz, hambre, abundancia, y así sucesivamente; reconocieron que Dios es Omnipotente y Omnisciente, por lo tanto él inclinaría su oído y los ayudaría. Asimismo la fe es el cimiento de toda Suplica, porque sin ella es imposible agradar a Dios.

Importancia

Puede que, muchas veces se use la oración de manera monótona o como forma de cumplir el deber cristiano; pero la manera correcta es que sea espontánea y desde el corazón. Su importancia radica, en que es una espada para el seguidor de Cristo, porque, en ese instante en que proclame por medio de la oración las promesas del Señor, recibirá el creyente la fuerza y restauración que necesite en ese momento. Asimismo la biblia nos declara que en todo tiempo estemos en oración y suplica en el espíritu, velando en ello con toda perseverancia. Efesios 6:18; es decir, que la comunicación al Señor tiene que ser necesaria para el creyente y no solo por beneficio del mismo, también será por los que se encuentren alrededor.

Hablar con Dios

Finalmente, el hablar con Dios es algo sencillo y un enorme privilegio. Por esta razón tenemos que aprovechar esta hermosa amistad que tenemos con el Padre, pues él nos escuchara y atenderá todas nuestras necesidades. La oración para los cristianos será ese vínculo sagrado, en el cual recibiremos  la bendición y protección de nuestro Padre conforme a su voluntad en nuestra vida.

Es más, el orar se convertirá en el mayor deseo del cristiano; por causa de incrementar en su espíritu el conocimiento y la corrección del Padre. Por ello se buscará deseosamente la compañía de Dios en cada paso, para que se refleje así, la sabiduría y amor del Señor; siendo la oración la mejor herramienta del cristiano para su ayuda instantánea.