Oración a Dios padre pidiendo ayuda, fortaleza y protección ¡Siempre!

oracion a dios padre pidiendo ayuda proteccion

Una razón importante por la que debemos orar a Dios Padre es pidiendo su ayuda y protección para cualquier momento de nuestras vidas, ya que es él quien nos invita a seguirlo, en su palabra nos da la tranquilidad y la armonía, nos quiere dar a conocer que no debemos inquietarnos por ninguna causa, sino que por medio de la oración y ruego con la acción de gracias, podemos dar a conocer nuestras peticiones a Dios y con su ayuda lo podemos superar todo por muy difícil que la situación sea, porque para nuestro Padre no hay nada imposible y menos para nosotros que somos sus hijos.

https://www.youtube.com/watch?v=9_gj17Wwpik

La relación con nuestro Dios Todopoderoso, nos permite expresar ampliamente nuestras dificultades como todos los problemas que nos aquejan, siendo esta la bonita forma de tener una mejor relación con nuestro Padre creador.

Índice()
  1. Dios Padre vengo a ti pidiendo la debida ayuda y protección para mi vida
  2. ¿Debemos orar pidiendo el poder celestial?

Dios Padre vengo a ti pidiendo la debida ayuda y protección para mi vida

Para que Dios pueda escuchar nuestras oraciones lo esencial es tener fe, ya que cualquiera que quiera acercarse a él tiene que creer que él existe y recompensa a quienes lo buscan, sabiendo que la fe se demuestra con las verdaderas acciones.

Señor abro mi corazón a ti porque,

eres lo único que tengo porque,

grande es tu poder sabiendo,

que nunca me fallas.

 

Sosteniéndome en todo momento,

sabes consolarme cuando me,

encuentro triste como también,

me regalas la paz que tanto,

 ansía mi alma.

 

¡Señor! Grande es tu misericordia

como grande es tu poder.

Padre amado ayúdame para que me,

puedas dar la fortaleza sabiduría.

 

Igualmente, la confianza, pero,

ante todo, que no me,

falte nunca la fe.

 

Dame la fortaleza que necesito,

para que mi fe sea inquebrantable,

aún en las más fuertes de las,

tormentas.

 

Padre nunca permitas que olvide,

que es tu gracia la que me sostiene,

como tus grandes bendiciones las,

que me sustentan.

 

Porque sabes darme la sabiduría que necesito,

pues hoy vengo aclamarte necesitando,

 de ti de tu gran amor de tu gracia como,

 de tu bendito perdón.

 

Sabes sanar al que se acerca a ti,

con un corazón humilde como,

arrepentido por eso quiero,

pedirte que sanes mi ser.

 

Para que tú Padre me llenes de,

esperanza pues yo soy el,

 que te aclama el que a ti acude.

se manifesto la bondad dios nuestro salvador

Padre me siento cansado ya mis,

cargas se están poniendo,

muy pesadas por eso quiero Padre.

 

Que escuches por favor mi súplica,

ya que me encuentro muy afligido,

necesitando mucha fortaleza.

 

Padre amado quiero que mi vida,

se abra a la esperanza como a,

la reconciliación, asimismo,

al amor.

 

Señor ven en mi auxilio.

quiero que me cubras que todos,

los sentimientos malos se puedan,

alejar de mi vida pues no,

me dejan progresar.

 

Lléname de comprensión como,

de mucho amor para así poder,

tener mi mente llena de,

pensamientos que solo,

sean constructivos.

 

Si el buen pensamiento no viene,

de mi Padre Celestial lo rechazó,

quiero que me llenes de tu paz.

 

Hoy quiero caminar junto a ti,

en todo instante para poder,

estar protegido siempre,

bajo tu amparo como,

tu protección.

 

Padre amado quiero pedirte toda,

la protección como la debida,

fortaleza para mi alma.

 

Sabiendo que estarás conmigo en,

 todos los momentos de mi vida,

 cuidándome como guiándome,

 por los senderos del bien.

 

Amén.

¿Debemos orar pidiendo el poder celestial?

Orando y pidiendo a Dios Padre su valiosa ayuda como igualmente la debida protección para que pueda resguardarnos en cada momento de nuestras vidas.

Nuestro Dios Padre es la fuente directa a la que debemos acudir para poder fortalecer nuestras vidas, debemos pedirle a él para que nos fortalezca con su santa presencia para de esta manera poder comprender que la victoria en nuestras vidas, radica en el poder que viene de Dios y además es depositado en aquellos que confían en él. Debemos cubrirnos en todo momento con la divina armadura de Dios, para así poder hacer frente a todo ser maligno que quieran hacernos daño. Oremos en todos los momentos que podamos hacerlo.

Subir