Oración de la noche del 14 de Enero

Oracion de la noche del 14 de enero

Entra a este artículo si quieres iniciar a derramar y a presentar tus hermosas alabanzas a los pies de Dios. Para ello solo necesitarás leer esta magnífica oración de la noche del 14 de enero, y podrás estar un poco más cerca de una verdadera comunicación con el Señor.

🙏 Oración de la Noche del 14 de Enero 🌙

Índice()
  1. ¿Cuál es la importancia de alabar y adorar a Dios?
  2. Aprende cómo alabar y adorar a Dios correctamente

¿Cuál es la importancia de alabar y adorar a Dios?

Siempre es importante adorar al Rey y alabarlo por todo lo que Él es y por lo que nos da. De esa forma mostramos plenamente nuestra gratitud por sus obras, y nos mantenemos en una intimidad muy cercana con Él, para el resto de nuestras vidas.

Oh, Mi gran y poderoso Rey,

gracias por las veces que

me has bendecido, y que me

has brindado la fuerza para

alcanzar todo lo que me propongo.

 

En este momento es un honor

para mí ser parte de

tu presencia y de tu poder,

pues nada es más reconfortante para

mi alma que estar a tus pies.

 

Te amo más que a nada

en este mundo, y no sabes cuánto

agradezco todo lo que

me das desde que llegué

a este plano terrenal.

 

Sé que te has esforzado para

que yo estuviese más alto

 que las personas a mi alrededor,

pues tienes planes más grandes

para mi vida por siempre estar

adorando a tu nombre.

 

Te suplico que me des un

espacio en esta noche especial,

para derramar mi alabanza a

tus hermosos pies, Mi Dios.

 

Te pido que me escuches en esta

hermosa hora y que me

des la oportunidad de entablar

una conversación sagrada contigo.

 

En esta hora te imploro

que llenes mi habitación,

pues voy a cerrar todas

las entradas de acceso para

que nadie pueda interrumpir nuestro

hermoso momento de intimidad sagrada.

 

Quiero que todo sea algo

especial, hoy he venido

a este lugar para agradecerte

por todas las recompensas que me

has dado a lo largo de mi vida.

 

Gracias por todas las bendiciones

que has presentado en mi vida,

pues no ha existido un día en el que no

haya visto tu misericordia.

 

He venido también por

la emoción que me da

al estar inmerso en

tu divina y poderosa presencia.

 

Porque para mi alma, Dios,

no hay un lugar que

se pueda comparar a estar

para siempre a tus pies.

Padre quiero ser tu siervo para la eternidad

Estar inclinado ante ti,

recibiendo tu glorioso poder

y tus llamas de avivamiento,

no es más que un momento

de deleite para mi alma.

 

En este momento he venido a

adorarte a solas, solo quiero

decir lo magnífico que eres

sin que me importe nada

ni nadie en esta hora.

 

No hay nada mejor para mi alma

que permanecer a tus pies,

y es el único lugar en

el que quiero vivir anclado.

 

Quiero sujetarme fuerte a

tu roca de la seguridad y no

pisar ni por un momento

la tierra de la desgracia

por la que me encuentro rodeado.

 

No hay nadie ni nada

que pueda igualar tu poderosa mirada,

pues de verdad llenas hasta

a los más vacíos de corazón.

 

Gracias por enviar a tu único hijo

a morir en esa cruz del calvario,

y por darnos la llave de entrada

a tu poder y a tu salvación.

 

De verdad no hay nada que

se pueda comparar a ti, Mi Dios,

no hay nadie que pueda

darnos esa seguridad que

Tú nos brindas a diario.

 

Te alabo en esta hora y digo

que no tengo otro Rey

que no seas Tú, Mi Señor,

pues mi rodilla no se doblará ante

nadie más que Tú.

 

Quiero ser tu siervo para

la eternidad y no

quiero apartarme de tus campos.

 

Te suplico que me permitas estar siempre

a tu lado, y que no vaya

a quedar por fuera de tus corrales.

 

Pongo todo esto en tus manos, Mi Dios,

y quedo a la espera de una poderosa y

satisfactoria respuesta.

 

Te lo suplico, Mi Dios,

en el poderoso nombre del Padre,

del Hijo y de Espíritu Santo.

 

Amén.

Aprende cómo alabar y adorar a Dios correctamente

Primero que nada debes encontrar el momento correcto para hacerlo, ya sea en la mañana o en la noche. Luego procederás a demostrar y a decirle todo lo que sientes por Él, y le comunicarás lo agradecido que estás por su eterna ayuda y misericordia.

Subir