Saltar al contenido

¿Qué significa el sacramento del bautismo que hemos recibido?

25 marzo 2020

El bautismo es una ceremonia que se realiza sumergiendo a la persona en agua, pero tiene una simbología muy importante y que todo creyente debe conocer. Por tal motivo, en esta oportunidad, presentaremos qué significa el sacramento del bautismo que hemos recibido, basándonos como siempre en la palabra de Dios reflejada en La Biblia.

Avanzamos estudiando un poco sobre donde se originó el bautismo, podemos traer lo que afirmó el apóstol Pablo sobre el antiguo pueblo de Israel, ya que, manifestó que al momento que cruzaron el Mar Rojo, guiados por una nube, tuvieron una especie de bautismo (véase 1 Corintios 10:1-2).

En diferentes oportunidades Dios instruyó al pueblo de Israel, sobretodo durante los cinco primeros libros del Antiguo Testamento, en cuanto a la capacidad que tiene el agua para actuar como agente purificador (véase levítico 15). Además, les mostró cual era la diferencia entre animales, personas y objetos limpios e inmundos.

Por ejemplo, los levitas para poder entrar al tabernáculo, tenían que bañarse y limpiarse todo el cuerpo. Metidos en una gran vasija de agua. Dicha práctica, era conocida como un deber sacerdotal. (Véase levítico 16:4). Pero, a continuación sabremos si realmente tiene un significado bautizarse y de qué manera podemos actuar posteriormente.

Significado del sacramento del bautismo que se ha recibido

Es sumamente importante, para saber qué significa el sacramento del bautismo que hemos recibido, descifrar las palabras bautismo, bautizado y bautizar, a fin de conocer la raíz léxica. En ese sentido, dichas palabras significan “ser sumergidos por completo en un fluido”. De allí parte el por qué a Juan se le conocía como el sumergidor según lo escrito en las Santas Escrituras, en el nuevo testamento, que conjuntamente refleja que se encargaba de bautizar a aquellos quienes le buscaban. (Véase Mateo 3:1,11).

Cuando esto sucede, el Espíritu de Dios entra en la persona y si mantiene un comportamiento cristiano. Todo dependerá de la fidelidad de la persona. En pocas palabras, el significado del sacramento del bautismo es morir para el mundo y vivir para Cristo.

En ese sentido, Pabló también mostró en Pentecostés a toda la congregación que el arrepentirse y bautizarse son para ser perdonados de sus pecados, y recibir los dones del Espíritu Santo. (Véase Hechos 2:38).

De igual forma, el apóstol Pablo expresó en el libro de Romanos que todos aquellos que son guiados por el Espíritu de Dios, son considerados sus hijos, por lo tanto, se debe buscar en todo momento que habite en tu interior y ser así un cristiano verdadero. (Véase Romanos 8:14).

Por otra parte, al lograr que el Espíritu Santo de Dios habite dentro de ti. Podrás obtener como beneficio lo que se establece en el libro de Gálatas como frutos del Espíritu. Los cuales permitirán un crecimiento con relación a la paz, al amor, la bondad, la fe, la benignidad, el gozo, la templanza y la mansedumbre. (Véase Gálatas 5:22-23). Si comienzas a crecer espiritualmente, permitirás la “formación” de Cristo en ti. Ya que, emprendes no solamente a actuar como Él, sino también a pensar como Él. (Véase Gálatas 4:19).

Todo en conjunto con el arrepentimiento…

El arrepentimiento es un acto importante a cumplir antes de recibir el sacramento del bautismo, así lo establece La Biblia, es decir, aquellos que deseen recibirlo. Deben arrepentirse primero de sus pecados, realizar un compromiso de corazón en que ya no pecará más.. Y de allí en adelante, establecer una vida de acuerdo a las leyes establecidas por Dios. (Véase Hechos 2:38).

Básicamente, son dos pasos, el primero, dejar de vivir en rebeldía y cumplir con los mandamientos de Dios. Y el segundo paso, tratar en lo posible de vivir como Dios lo establece, cambiando todo lo que tenga que ser cambiado para bien.