Saltar al contenido

Oración poderosa a San Alejo para alejar a alguien conflictivo

16 junio 2020
Oración poderosa a San Alejo para alejar a alguien conflictivo

Mantener lejos de nuestras vidas a todas aquellas personas conflictivas nos traerá la verdadera paz que necesitamos, por eso hoy te traemos la oración poderosa para alejar a alguien conflictivo de nuestras vidas. Está dedicada a San Alejo, y si realizas esta oración con fe, pronto será alejado de tu vida toda la negatividad que hoy se encuentra en ella.

Las personas conflictivas en nuestras vidas suelen ser muchas, en muchas ocasiones no se trata de una persona exterior a nuestras familias, pero nuestra tranquilidad y paz mental es mucho más importante, por lo que es necesario que cada día reces a Dios para que aleje todos los problemas de tu vida.

Oración poderosa para alejar a alguien conflictivo, dedicada a San Alejo

Realiza cada mañana esta oración poderosa para alejar a alguien conflictivo, y verás cómo tu vida se tornará mucho más feliz y próspera.

Hoy deseo que esta persona se aleje

de mi vida querido

 San Alejo, ella solo ha traído a mi vida

problemas y conflictos.

 

A creado una gran discordia entre

todos nuestros conocidos

y familiares, cada día crecen más

sus mentiras y cada uno de los que nos

encontramos a su lado nos vemos envueltos.

 

Por eso hoy te suplico que me

ayudes a alejarla de mí,

 que se vaya para siempre de mi vida porque

no trae nada bueno a ella,

porque me impide prosperar.

 

Oh glorioso San Alejo,

te ruego para que esta persona

desaparezca de mi vida y de

la vida de cada uno de mis familiares.

 

Para que de esta manera podamos

vivir en paz y bendición cada día.

Ella solo desea el bien propio,

y para crecer no le

importa pasar por encima de nadie.

 

Ven a nosotros San Alejo,

para que nos ayudes a

alejarla de una vez de nuestro alrededor.

 

Intercede por ella ante Dios, para que sea

perdonada por cada una de

las cosas que hace

con el fin de dañar a otros.

 

Para que la perdone

por cada una de las mentiras

que hasta ahora ha dicho

con el fin de perjudicar a los que

a su alrededor se encuentran.

 

Ella en este momento se encuentra

manejada por el maligno,

sé que esta es la razón por la

que actúa de esta manera.

 

Pero ya no deseo tenerla más cerca de mí.

Solo ha logrado que mi comunión

con Dios se perjudique,

pues en muchas ocasiones he caído

en sus terribles juegos.

 

 Hoy pido perdón por todas las veces que

permite que me envolviera en su juego.

Ven hacia mi San Alejo,

e intercede por mí ante

nuestro Poderoso Creador.

 

Para que nos mire

con ojos de misericordia a

cada uno de sus hijos

 que hoy nos encontramos en esta tierra.

 

Para que nos perdone si en

algún momento nosotros

 fuimos esa persona conflictiva.

 

Y que al igual que a nosotros, muestre a

(di el nombre de la persona)

que se encuentra actuando mal.

 

Muéstrale Señor que puede

cambiar su vida, y

que encontrará la salvación

y la prosperidad sin

 necesidad de dañar a otros.

 

Oh grandioso San Alejo, ven a nosotros y

aleja a esta persona de nuestro alrededor.

 

Para que de nuevo pueda reinar la paz en

nuestras vidas, para que se

terminen los problemas que

 por esa persona se han creado

en nuestra comunidad.

 

En ti coloco este problema que atravesamos

con esta persona, para que

seas tú quien haga lo correcto.

 

 Esto no depende de nosotros, y no tenemos el

poder necesario para alejarla de nosotros.

 

Intercede por nosotros ante Dios,

 y lleva estas plegarias ante él.

 

Amén.

Dios es el único capaz de alejar de nuestras vidas todo lo que nos perjudica

Cuando permitimos que en nuestro entorno se encuentre una persona conflictiva, estamos permitiendo que el maligno entre a nuestras vidas. Es por eso que cada día debemos rezar a Dios para que mantenga nuestra vida libre de estas personas. El maligno siempre buscará la manera de doblegar la voluntad de Dios, y hacer que sus hijos se alejen del camino que tiene destinado para cada uno de ellos, por eso debemos rezar cada día, para alejar al maligno de nuestra vida.