Saltar al contenido

Bendición de la Corona de Adviento ¡Oración para encender las velas!

13 agosto 2020
Bendición de la Corona de Adviento ¡Oración para encender las velas!

Bendición de la corona de adviento. ¡Oración para encender las velas! Esta es un símbolo de preparación a la noche buena, la navidad es el día que se celebra al nacimiento de él Cristo. Esta  corona de luz la representa la esperanza en el mundo y el amor por Dios.

Esta oración es muy conocida, ya que es costumbre en la época de navidad, en la cual se tiene que prender cuatro vela; pero si no sabe hacerla te invito a que hagas esta oración.

Bendición de la Corona de Adviento

Bendición de la corona de adviento. En esta costumbre de la corona de adviento se tiene que hacer cuatro oraciones por diferente motivo las cuales representan a las velas. Esta oración es símbolo de que la luz de Dios siempre permanece irradiando amor y fe.

Oración de la

(primera vela)

En primer lugar, Señor enciendo

esta vela como signo.

 

De que tú siempre estás iluminando al

mundo, para que puedan ver él

reflejo de tu gloria.

 

Espero que así como enciendo esta

vela, encienda mi corazón con

la pasión Espíritu

Santo.

 

Que tu luz  prepare nuestros corazones

para seguir tu santa voluntad y

permaneciendo a pesar de cualquier

circunstancia.

 

Gracias te damos porque nos esta

acompañado en esta

ceremonia la cual

por ti y para ti.

 

Ven sobre nosotros y acompaña

a mi familia, gracias te doy

Amén (meditar)

 

Oración por la

(segunda vela)

 

Tu grandiosa luz caiga sobre nosotros

porque, tú eres luz, la cual ilumina

mi camino para seguir

perseverando.

 

De la misma manera en que

los apóstoles y los profetas

mantenía viva la luz y la esperanza

mantenga así en nuestros corazones.

 

Encendemos dos velas como símbolo

de que Dios, estremece la tierra

con su poder extraordinario,

cambiando los corazones.

 

Y además haciendo que la paz habite

en cada uno de nosotros

soberano Dios bendice a tú

pueblo.

 

Que tu bendición sea derramada con

gran poder en la vida de cada uno

de nosotros, ya que somos una

familia que buscamos tu rostro.

 

Mi corazón se regocija con tú

gran poder, en mi corazón hay

anhelo  para seguir la verdad

de tu reino.

Gracias, porque tu poder

sea reflejado en mi vida y en la

de mi familia.

 

Creo en ti maravilloso Dios.

Amén (meditación)

 

Oración de la (tercera vela)

Oh Todopoderoso,

recibe gloria porque has

de preparar nuestro camino.

 

Escucha mi clamor,

y  atiende mis suplicas,

porque quiero que este conmigo

en esta celebración.

 

Tu palabra se cumplirá.

Amén (meditar)

 

Oración de la (cuarta vela)

Ruego por ti para que tu poder,

amor, bondad y tu mansedumbre

caiga a mi vida.

 

Señor, así como San José

demostró ser

buen Padre ayúdame hacerlo,

Santo porque es signo de amor

y comunión familia.

 

Seguidamente, pido para estar

en la perfecta comunión entre

María y En José.

 

Porque queremos apartarnos de todo

mal así como esta familia Santa

lo hizo.

 

Ilumina a mis familiares para que

sigan el camino de la verdad

y también para que conozca

tu poder.

 

Gracias te doy

porque tu palabra se cumplirá

en nuestra vida.

 

Eterno Dios, gracias por tú

fidelidad y compresión.

Amén( meditar)

 

Oración para finalizar

Oh Milagroso Dios en este

momento en que estamos

finalizando esta celebración.

 

Sé tú con nosotros dándonos

fuerza para seguir adelante

y no desmayar.

 

El mundo es malo; más tú eres bueno,

este mundo no te conoce

porque si te viese conocido

estaría contigo.

 

Estoy agradecido porque

me has dado paz alegría y

también me has dado amor.

 

Finalmente, gracias por tú

infinito amor el cual

permanece irradiando esperanza

en los momentos malos.

 

Amén .

La tradición de esta corona

Bendición de la corona de adviento. La tradición del adviento se remonta hace dos mil año. Para ayudar a los creyentes, en su mayoría dedicados a cultivar la tierra, el almanaque de la Iglesia al igual que el de los judíos, musulmanes y otras religiones era estacional en aquellos momentos, combinando las fechas señaladas, festividad y las labores propias de sus feligreses. Esta tradición por mucho tiempo se ha hecho costumbre hacerse en familia como símbolo del amor y comunión.