Saltar al contenido

Poderosa oración por mi hijo universitario ¡Dale sabiduría!

31 julio 2020
Poderosa oración por mi hijo universitario ¡Dale sabiduría!

Siempre es un orgullo para los padres que los hijos logren estudiar una carrera universitaria. Hoy en día muchos jóvenes deciden dejar de estudiar, muchos comienzan carreras profesionales y la abandonan. Así que es necesario, a pesar de que los hijos están grandes, estar orando para que sean constantes y por eso hoy traemos una poderosa oración para tu hijo universitario, qué Dios le dé sabiduría.

El apoyo a los hijos es necesario para que ellos sigan adelante las carreras profesionales. Necesitan tiempo, dedicación, constancia y disciplina, que es algo que van desarrollando en cada etapa de sus vidas y más si los padres han sido un vivo ejemplo de esto. Por tal motivo, oramos a Dios por la sabiduría de los hijos y así logren todo lo que siempre han querido.

Poderosa oración por mi hijo universitario ¡Dale sabiduría!

Pedimos sabiduría para nuestros hijos porque esta viene de Dios y los enseña a tomar mejores decisiones. Hay una diferencia entre sabiduría e inteligencia y es que La inteligencia es la capacidad de hacer las cosas correctamente.

La sabiduría es la habilidad para elegir las metas que valen la pena. Debemos orar para que nuestro hijo tenga metas buenas, como graduarse y terminar la carrera.

Así como Dios le dio sabiduría a Salomón y fue considerado el hombre más sabio de todos los tiempos, también dice en su palabra que si queremos sabiduría tan solo debemos pedirla, siempre y cuando obedezcamos a Dios.

Lo principal es instruir a los hijos en los caminos del Señor Jesús y así sin duda alguna, en sus estudios será inteligente y sabio, para esto vamos a orar:

Padre creador del cielo y tierra,

tú que eres bueno y bondadoso,

vengo delante de ti una vez más

para pedir por mi hijo.

 

Creo Dios que, así como me has dado

sabiduría para criar a mi hijo,

así tú también le darás a mi hijo

para lograr todo lo que se proponga.

 

Dios, así como le diste

sabiduría a Salomón

y él supo qué hacer con el pueblo,

ayuda a mi hijo a ser sabio.

 

que él sepa cómo estudiar,

aprenda bastante

Y sea el mejor en su carrera.

 

Gracias Dios porque haz

ayudado a mi hijo

en cada etapa de su vida.

 

Sé que donde está hoy

es porque tú lo permitiste,

guíalo en todo momento,

hazlo un buen estudiante

y una persona constante

en cada cosa que haga.

 

Que cada profesor enseñe con pasión,

pues también necesitarán

ser mentores para él,

que cada día mi hijo tenga

ganas de ir a la universidad.

 

Además, que tenga un buen grupo

de amigos de estudio y

que pueda hacer

de su etapa universitaria

una de las más bonitas de su vida.

 

Dale fuerza a mi hijo cada vez que

tenga una evaluación

para que estudie como es debido y

entienda cada tema.

 

Hazlo un modelo para sus compañeros,

que otros quieran estudiar con él

 

Y que de igual forma que

cada cosa que aprenda

pueda llevarlo a la práctica en un futuro

cuando esté ejerciendo su carrera.

 

Que pueda retener sus conocimientos y

encontrar el sentido de las cosas.

Quita toda pereza, desanimo.

 

Inconstancia de la vida de mi hijo

que él sepa que para todo hay tiempo

y también el tiempo de ir a la

universidad y estudiar es valioso.

 

Mi anhelo es verlo contento

 al poder entender algún tema,

pues sé que se verá reflejado

en su posición y en lo que hará.

 

Te pido que lo hagas

 un determinado en sus estudios y

 nada lo detenga.

Asimismo, quiero ver a mi hijo

 con toga y birrete un día.

Sin duda, sé Dios, que tú vas

a concederme ese deseo de verlo triunfar

y que cumpla cada una de sus metas.

 

Finalmente, llénalo de tu amor y

tu sabiduría

para que pueda alcanzar todo

lo que se proponga.

 

Señor, mi hijo te pertenece y quiero que

lo que esté estudiando

sea siempre para tu gloria y honra Dios,

que nada ni nadie lo aparte de ti.

 

Te pido todo esto,

en el nombre de Jesús.

 

Amén.

Todo tiene su recompensa

Muchos sienten que estudiar no traerá recompensa, por eso hay que motivar a nuestros hijos a ser constantes y dedicados. Así que hagamos la “poderosa oración por mi hijo universitario” con Fe y los veremos salir victoriosos en el área que han escogido.