Saltar al contenido

Oración al Espíritu Santo para que me ayude en los estudios y exámenes

25 mayo 2020
Oración al Espíritu Santo para que me ayude en los estudios y exámenes

 Oración al Espíritu Santo para los estudios. La ayuda: es prestar la colaboración, a cualquier persona que tenga alguna necesidad. Por eso auxiliares mediante esta oración al Espíritu Santo para que me ayude en los estudios y exámenes. Sabiendo que Dios es poderoso en sabiduría, socorremos orando para que  me ayude en los estudios y exámenes al Espíritu Santo.

Dios, es el poderoso  que provee de sana sabiduría, como lo dice en su palabra en el libro de proverbios 1:1-7, dice: que el principio de la sabiduría es el temor de Jehová. Por eso con este artículo te enseñaremos hacer una oración para que me ayudes en los estudios y exámenes al Espíritu Santo.

Oración al Espíritu Santo para los estudios

Poderoso es Dios, que ayuda al ser humano llenando de sabiduría e inteligencia a través de su Espíritu Santo.

Oh Señor, grande eres tu, y misericordioso,

tus delicias son con los hijos de los hombres,

y honras al hombre que guarda tus 

mandamientos.

 

Hoy clamo a ti Espíritu santo,

porque siempre provees de sana sabiduría;

quiero que por favor me ayudes en los 

estudios, y exámenes y siempre ser un buen 

estudiante.

 

Señor, te pido como lo dice en tu palabra,

en Santiago 1:5, que si alguno esté falta de 

sabiduría, pidala a Dios, y él la dará abundantemente.

 

Dios, lleno eres de misericordia,

poder y bondad, imploro de tu compañía,

porque mis conocimientos están por ser 

evaluados, y pido que bendigas mi vida, Espiritu Santo;

para que me ayudes en mis estudios y 

exámenes.

 

Por favor oh Espíritu Santo, clamó a ti,

y te pido que me des la concentración y 

agilidad, para que no me traicionen los nervios, ni 

nuble mi mente, a la hora de estudiar y presentar mis 

exámenes.

Dios, Todopoderoso para ti nada es imposible

y no conoces la derrota ni el fracaso,

escucha mis súplicas e intercede a mi favor;

yo te entrego mi voluntad y tu pones los retos 

ante mí, por ello dame el triunfo que tanto anhelo y 

necesito.

 

Gracias te doy, oh Espíritu Santo de Dios,

porque eres quien me da el conocimiento,

y quiero compartir mi gloria contigo, Dios 

bendito; que la luz de la sabiduría prevalezca,

sobre las sombras de la ignorancia, y que mi 

victoria, y también sea tu victoria que mi triunfo sea

mi forma, hoy de rendirte honor y devoción.

 

Te agradezco que hoy escuches,

mi oración que hago delante de tu presencia,

oh Espíritu Santo, se que me puedas ayudar;

con esta oración, para ser mejor en mis 

estudios, y exámenes, solo quiero que me ayudes

a obtener el éxito que se requiere.

 

Y no permitas que falle en mi deber;

aunque tenga nervios, y miedo porque soy un 

ser humano; pero sé que en Ti, mi Señor, puedo confiar

para superar cualquier reto que se presente 

ante mí; no me desampares Señor y escucha mi 

oración.

 

Oh Espíritu Santo, te pido no me desampares,

dame fuerzas y ánimo para continuar

para siempre tener éxito en mis exámenes y 

estudios; no dejes que caiga en las sombras del 

fracaso, siempre dame la  seguridad y confianza,

que necesito para ser mejor cada día en mis 

estudios y exámenes.

 

Gracias mi Dios, porque qué me has 

preparado con mucho amor, y me das la sabiduría,

y me llenas de todas tus bendiciones;

y tu gracia para no pisar en falso,

para salir exitoso en mi exámenes y estudios;

por tu intervención divina, y para honrar

a mis padres y sobre todo a Ti, 

mi Señor.

 

Amén.

Sabiduría vencedora

La vida de las personas, todos los días tiene dificultades, y sobre todo cuando se está en la etapa de ser estudiante, se presentan  muchos retos pero existen algunos que parecen insuperables. Pídele al Espíritu Santo de Dios, con esta oración para que te ayude con los estudios y los exámenes.

Esta oración se realizan para ayudar explícitamente a los estudiantes, algunas personas tienden a confundir la intervención divina. Dios siempre ayuda a quien realmente lo necesita y lo amerita; y sobre todo cuando lo buscan de todo corazón, a aquel que se ha esforzado.  Siempre es importante sentir la necesidad que lo necesitamos y acudir a su presencia y no limitarse en pedirle.