Saltar al contenido

Oración efectiva por un hijo en problemas de prisión ¡Dale libertad!

31 julio 2020
Oración efectiva por un hijo en problemas de prisión ¡Dale libertad!

Los hijos son el mejor regalo del mundo. Son parte de nuestro ser y se convierten en la razón de vida de quienes tienen la dicha de traer hijos al mundo. Los hijos no serán siempre unos niños pequeños juguetones, crecerán y harán sus vidas. Tomarán decisiones unas malas y otras buenas. Pide a Dios a través de la Oración efectiva por un hijo en problemas de prisión ¡Dale Libertad!

Por una u otra razón, puede que estés pasando por la terrible situación de tener a un hijo que se encuentra privado de libertad. Dios no abandona a ninguno de sus hijos, ni aun estando tras las rejas, su misericordia es infinita y escucha a quien le llama.

Oración para liberar a un hijo que se encuentra en prisión

El amor de madre no lo detiene nadie, ni siquiera las rejas de una prisión. Por tal razón la Oración efectiva por un hijo en problemas de prisión ¡Dale Libertad! se convierte en el mejor aliado para conseguir ese favor de Dios.

Poderoso Dios Mío

Oh mi Amado Dios,

bendito eres Señor Mío,

ser maravilloso de infinitas bondades

y bendiciones.

 

Dale a mi vida la gracia de contar

con tu presencia en cada paso que doy.

 

Mi fe y devoción a ti dedico,

además, mi confianza y mis esperanzas

en ti reposan.

 

Primeramente, porque eres el dueño del mundo

y todo lo que sucede aquí en la tierra

es bajo tu voluntad.

 

Por ello, tu tiempo es perfecto Señor y me apego

a la resignación de aceptar tu voluntad.

Hoy mi hijo se encuentra privado de libertad,

las rejas han truncado su vida.

 

Dado que, solo Tú

desde lo alto puedes ver si es

culpable o inocente

de lo que le hacen pagar.

 

Pero más allá del veredicto,

ese ser que está encerrado

es lo más sagrado que tú me has podido dar.

 

A pesar de todo,

es mi hijo quien hoy esta tras

las rejas, el mismo hijo

que hace años tuve entre mis

brazos y comía de mi ser.

 

También extraño su presencia en la

casa, en las calles,

su compañía, sus llamadas, sus risas.

 

Extraño la libertad que tenía

y ahora ansía con tanto anhelo.

 

Poderoso Rey de Reyes, tu que

todo lo sabes y todo ves,

permite que la justicia pueda tocar a mi hijo

y que se cancele toda condena contra él,

que pueda salir de esas rejas y cruzar

las fronteras de la libertad.

 

Escucha mi llamado, atiende mi oración,

es un llamado de socorro y piedad,

hay peligro tras las rejas, hay gente mala y perversa,

no permitas que mientras este

allá adentro algo le pase.

 

 No permitas que la maldad se haga parte de él.

Aleja todo peligro, entra en su

mente y en su corazón,

 permite que esta lección le sirva

de enseñanza ante la vida.

 

Asimismo permite que pueda

acercarse a ti para que

se refugie en tu amor.

Instálate en su vida y has agradable su estadía allí

mientras tu voluntad lo hace

libre de cuerpo y espíritu.

 

Por ello,

sé que tu misericordia acoge a los

que se arrepienten,

escucha su perdón mi Dios, y permite

que sane y purifique su espíritu.

 

Además que aprenda de tu palabra

y se convierta en un hombre obediente a ti.

Así, aléjalo de los problemas de la prisión, libéralo,

hazlo puro e independiente.

 

También, que abra los ojos a un nuevo mundo

bañado de tu gracia mi Dios.

Que convierta su fe hacia ti y que se entregue

en corazón a aceptarte en su vida.

 

Por último no lo dejes solo,

dale libertad, cuídalo,

Además, protégelo, ilumínalo,

aliméntalo y entra en su corazón para siempre.

 

Finalmente Padre,

líbralo de todo problema

dentro de prisión

para que su estadía sea agradable

mientras llega tu santa voluntad.

 

Amén.

Oración de Justicia Divina

Dios Todopoderoso es un ser de justicia y protección y aunque todo pase en este mundo bajo su voluntad. También las manos del demonio tienen influencia sobre ellos. Pero sea la situación que sea, siempre Dios está abierto a recibirnos en su reino. Nos da la oportunidad de arrepentirnos y pedir perdón por nuestros actos.

Finalmente, ora constantemente para sanar los errores que tu hijo haya cometido y permite que el Dios de justicia actúe sobre él cuando sea su voluntad. Para que pueda hacerlo libre en su justo momento y lugar.