Oración efectiva para guiar a los hijos cuando salen de viaje

Oración efectiva para guiar a los hijos cuando salen de viaje

Siempre que nuestros hijos tienen que salir, sentimos una preocupación por ellos, entonces entendemos que tenemos que hacer algo para guiar a los hijos cuando salen y en este pensamiento, nada mejor que orar por ellos. Cuando hacemos una Oración efectiva para guiar a los hijos cuando salen de viaje, podemos ver como la mano de Dios se abre a favor de ellos y viene una protección especial que los acompaña.

Nosotros como seres humanos somos finitos, pero Dios es poderoso y omnipresente, donde nosotros no podamos ver a nuestros hijos, Dios si puede, y eso es lo que nos trae paz. Así que si quieres guiar a los hijos cuando salen, dobla tus rodillas y prepara una oración de protección a ellos delante de Dios.

Índice

    Oración para guiar a los hijos cuando salen de viaje

    Si ya las maletas están listas y el viaje preparado, debes guiar a los hijos cuando salen. Esta protección es especial y necesaria, así que sigue con nosotros esta hermosa y poderosa Oración efectiva para guiar a los hijos cuando salen de viaje

    Amado Salvador, amado Jesucristo.

    Tu que sabes lo que ocurre

    cuando se sale de viaje.

     

    Tú, que viajaste de

    Jerusalén a Damasco,

    de Damasco a Samaria,

    de Samaria a Judea, 

    sabes, lo que puede ocurrir

    en medio de un viaje.

     

    Además, cuando estabas en la barca

    con tus discípulos y se levantó

    una poderosa tormenta que atemorizó

    al Apóstol Pedro,

    actuaste para que la tempestad se calmara.

     

    Por esa razón, en esta oración te pido

    por el cuidado de mis hijos

    cada vez que salen de viaje.

     

    Debo decir, que Tú conoces nuestro destino

    y nuestro futuro,

    por ello en tus manos está

    toda mi confianza.

     

    Confianza que imploro puedan sentir

    mis hijos en sus corazones.

    En medio del viaje, cuídalos.

     

    Si el viaje es por carretera, guárdalos.

    En medio del viaje por barco, protégelos.

    Y si es por avión, sostenlos.

     

    Toma el control de cada

    sistema de transporte

    en la que mis hijos viajen.

     

    Aparta de ellos toda

    piedra de tropiezo de sus caminos,

    aleja todo peligro que quiera atentar

    contra su integridad y seguridad.

     

    Reprende toda fuerza demoniaca

    que busque tocar las

    vidas de mis hijos.

     

    Padre Eterno, confío en tu protección,

    confío en tu cuidado, y en que

    nada ni nadie podrá hacerles mal.

     

    El que habita bajo el

    abrigo del altísimo,

    morara bajo la sombra

    del omnipotente.

     

    Esta promesa la registras en el Salmo 91,

    para que podamos vivir

    en paz y tranquilad,

    confiados en tu protección

    y seguridad.

    Encomiendo las vidas de mis

    hijos en tus manos.

     

    Oro a tu presencia todas las noches

    para que seas el vigilante

    de sus sueños,

    el guardián de sus caminos,

    el estandarte de sus futuros.

     

    Padre Eterno, me inclino

    a tu presencia

    por la vida de cada uno

    de mis retoños.

     

    Tú más que nadie conoces

    los peligros del camino que mis hijos

    tienen que enfrentar diariamente.

     

    Te suplico que cada viaje

    que mis hijos planeen,

    sean de negocios, visitas,

    vacaciones o de cualquier índole.

     

    Seas tú quien sostenga la travesía

    del viaje de ida y de vuelta.

     

    Cuando los lleves con bien

    y sea el momento de regresar,

    tráelos de vuelta, rodeados

    de tus ángeles protectores.

     

    Más allá de cuidar sus pertenencias,

    sus vidas son lo más importante

    para ti Dios y también para mí.

     

    En este día, levanto mi clamor

    a favor de mis hijos.

     

    Padre Eterno, tú más que nadie

    conoce el dolor de ver sufrir a un hijo,

    por esta razón, encomiendo

    mis hijos a ti.

     

    Amén.

    Beneficios de orar siempre por nuestros hijos cuando viajan

    Orar para guiar a los hijos cuando salen, es un beneficio que solo un padre conoce. Dios siempre está presto para que nuestros hijos estén protegidos en todo momento. Siempre debemos tomar esta carta en nuestras manos y orar para que nada les pase. Además, cuando oramos por nuestros hijos, Dios acciona ángeles que acampan alrededor de nosotros.

    Además, guiar a los hijos cuando salen consiste en dejarlos siempre en las poderosas manos de Dios para que sea Él, como Padre supremo, quién lo vea cuando nosotros a no podemos hacerlo. Debes saber, que Dios anhela que pongamos a nuestros hijos en sus manos, y por eso, Él quiere en todo momento protegerlos de todo y de todos. Así que no tengas temor de guiar a los hijos cuando salen por medio de la oración.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más