Saltar al contenido

Bendición de la noche – Una bendición para tener una noche especial

11 mayo 2020
Bendición de la noche - Una bendición para tener una noche especial

Hay noches en las que decidimos pasar un tiempo especial, quizás tenemos una cena importante o una celebración familiar. En cualquiera de las circunstancias, antes de salir de casa, debemos permitir que caiga sobre nuestras vidas una bendición para tener una noche especial, lo que se puede hacer a través de la oración, que es el medio que nos conecta con Dios.

Por eso, hoy queremos mostrarte una bendición de la noche y, de esa manera, puedas salir de casa protegido. Lo importante es que en este artículo puedas encontrar lo que necesitas.

Descansar tranquilamente y sentir la paz de Dios es otra forma de pasar la noche de manera especial, todas estas respuestas las encontrarás en la Biblia, ya que a veces creemos que dormir bien es cuestión de suerte y no es así.

Cuando se trata de Dios, no hay casualidades, Proverbios 19:21, pues todo es por propósito y viene por una causa. La bendición es por causa de la oración.

Bendición de la noche

Es importante que hagas una oración antes de compartir con otros durante la noche o de dormir, Dios se convertirá en ese escudo que no permite que nada te dañe y hará que todo sea especial para ti, Salmos 18:30.

“Amado Dios,

quiero darte las gracias porque

cada día lo has hecho increíble

y lo has llenado de bendiciones.

 

 Has protegido mis proyectos

y tu Espíritu Santo me ha guiado a conocer

el camino que quieres que emprenda.

 

Por eso, sé que así como lo has hecho durante el día,

lo harás también con mis noches.

 

Sé que mis pensamientos son muy pequeños

en comparación a los tuyos

y te pido perdón si he decidido dormir

sin antes pedir tú bendición durante la noche.

 

No habrá nadie que ocupe tú lugar,

sólo quiero que tú puedas reinar dentro de mi corazón

en este momento y siempre, ya que al cerrar mis ojos,

me mostrarás los más hermosos sueños y dormiré tranquilo.

 

Me gustaría que este momento sea especial,

mi mayor anhelo es tener una gran conexión contigo

y saber lo que me quieres decir.

 

Estoy atento a tu voz

y ese será mi momento más especial,

escucharte.

Ahora que estoy aquí, quiero sentirte a mi lado,

porque solo eso lo hará mejor,

si en estos momentos debo

hacer algo fuera de mi hogar,

necesito que vayas conmigo.

 

Esta noche no será igual sin tu compañía,

es tu guía la que me hace decir las mejores palabras,

caminar a los lugares indicados

 y actuar conforme al anhelo

que has sembrado en mi corazón.

 

Sé que la protección de mi vida

permanecerá a mi favor cuando me acompañas,

por eso, no tengo temor, pues en ti confío.

 

Cuando vengo a ti, mi camino torcido se endereza.

Al estar a tu lado, el maligno no podrá asecharme

ni entrar a mis pensamientos.

 

Necesito que tus palabras

se aferren a mi corazón

y que mi Fe se enfoque en las

promesas que me has dado

 y así poder tener una noche tranquila,

en el nombre de Jesús.

 

Como dice tu palabra,

llevo todos mis pensamientos

cautivos a la obediencia a Cristo.

Declaro un sello especial sobre mi vida,

que me identifique que soy propiedad de Cristo.

 

Te agradezco por tu cuidado

las noches pasadas,

pero creo que cada noche puede

estar más llena de tu gloria.

Mientras duermo, revélate a mi vida.

 

Muéstrame las cosas que

son ocultas para mis ojos,

pero que mis ojos espirituales

pueden ver con su guía.

 

Creo y confió en que eres un Dios

omnipresente, omnisciente y omnipotente.

 

Por encima de ti, nada tiene poder.

Al igual que toda mi vida, esta noche te la entrego.

Esperando pacientemente que me hagas

vivir experiencias sobrenaturales.

 

Lléname de tu paz y tu presencia.

Gracias por esta noche de bendición.

En el nombre de Jesucristo.

 

Amén.”

Compártela esta oración y bendice a otros

Las bendiciones que recibimos, son los regalos que Dios nos da. Lo bueno de estos regalos es que son ilimitados y recuerden que Dios anhela que compartamos lo que recibimos con nuestros seres queridos y que ellos también los compartan con otros.

En especial, sabiendo que los días se han vuelto tan ajetreados, es necesario regalarles a todos la bendición de la noche, para que puedan tener un momento especial.