Milagrosa oración de bendición por los niños ¡Cuídalos, Padre!

Milagrosa oración de bendición por los niños ¡Cuídalos, Padre!

Esta es una milagrosa oración de bendición por los niños, por los más pequeños de la casa. Con esta oración los niños estarán realmente protegidos por Dios. Tienes que elevarla con Fe de que serán escuchados tus ruegos y hacerla constantemente. También puedes realizarla en compañía de tus hijos, sobrinos o nietos, en la hora de dormir.

Hay rogatorias hermosas realizadas especialmente para ellos; por lo que, es bueno inculcarles tanto el valor como el poder de la oración en cualquier lugar o momento. Igualmente, si lo deseas puedes encomendarlos al Santo Patrono del que seas devoto, a la Virgen María e incluso al Espíritu Santo, para que sean cubiertos por este.

Índice

    Poderosa y milagrosa oración para rogar la bendición de los niños del mundo

    Efectivamente milagrosa, todo lo que pidas para los niños les es otorgado por nuestro Padre, esta oración es corta, pero vale la pena hacerla continuamente para el bien de ellos, les traerá la bendición del cielo. Dice de esta manera:

    Amado y bondadoso Padre,

    con todo mi corazón vengo a pedir,

    por mis niños queridos, protégelos Dios,

    ampáralos, sostenlos de la mano y guárdalos.

     

    Son ellos la esperanza del mundo,

    de la misma forma, nuestro más grande,

    y puro amor, llenos de inocencia.

     

    También cúbrelos,

    con la sangre de Cristo,

     esa que tiene poder,

    alejando de ellos el mal.

     

    Que nada ni nadie,

    pueda hacerles daño,

    por eso te ruego,

    guárdalos en tu abrigo.

     

    Que el Espíritu Santo,

    descienda sobre ellos,

    dándoles el conocimiento,

    necesario en su crecimiento,

    ya que eso se convertirá en su sabiduría.

     

    Santa Virgen María,

    también especialmente,

    te pido los cubras con tu sagrado manto.

     

    Dales la salud y la fuerza,

    que requieren,

    hasta convertirse en mujeres,

    y hombres de bien.

     

    Y que los Ángeles,

    guarden sus caminos,

    por su puesto que les guíen siempre,

    en el sendero de Dios,

    y jamás de él se aparten.

     

    Claro que imploro que, sobre ellos,

    se cumpla,

    el propósito divino,

    que cada uno crezca,

    sobre esa voluntad.

     

    Por lo tanto, que,

    aunque estén en prueba,

    tengan presente,

    que Dios los sostiene,

    los cuida y ayuda en todo momento.

    Pues, son los niños los más consentidos.

     

    De la misma manera,

    pido especialmente,

    por todos los niños enfermos del mundo,

    concédeles por favor la sanación,

    y que cesen sus aflicciones.

     

    Por supuesto,

    esta plegaria es además,

    por todos los niños,

    con necesidades especiales,

    condiciones que requieren de más cuidado.

    Dios, guía a sus padres,

    y dales fuerza para ello.

    Ruego por aquellos niños,

    que no tienen techo,

    que carecen de donde resguardarse,

    del calor o del frío, ayúdalos por favor.

     

    Por consiguiente,

    ruego que cuenten con,

    personas bondadosas en sus caminos.

     

    Que les ayuden,

    en los momentos más difíciles,

    que no se sientan afligidos o desasistidos.

     

    Aleja de ellos toda angustia,

    malos sentimientos o desasosiego.

    Ya que son muy pequeños para manejarlos.

     

    Amado Dios esta es mi súplica,

    por todos los niños del mundo,

    especialmente por los de esta familia.

    Por eso es esta plegaria.

     

    Por supuesto,

    pido por su felicidad,

    porque crezcan con las alegrías propias,

    de sus edades, con personas que los amen.

     

    De la misma manera,

    que sus padres los protejan,

    que los eduquen para el discernimiento.

     

    No solo en el del hombre,

    sino en tu palabra.

    Por eso sostenlos siempre.

     

    Entonces,

    esta milagrosa oración,

    es de bendición para ellos, para los niños,

    para los más pequeños y por los necesitados.

     

    Conserva intacta su ingenuidad,

    en consecuencia,

    protégeles de quienes,

    quieran dañarlos o aprovecharse de ellos.

    Ayúdame Padre,

    a yo ser también garante de esto.

     

    Amén.

    ¿Los niños distinguen entre el bien y el mal?

    Evidentemente, en su inocencia pueden confundirse, hay que enseñarles constantemente. Aprovecha el momento en el que hagan esta milagrosa oración, para recalcarles a los niños, que es bueno o malo. Apóyalos con herramientas que les permitan tomar las mejores decisiones, se conserven en el camino de Dios siempre, cobijados en su amparo.

    Te recomiendo que, para enseñarles la palabra de Dios estudien juntos la Biblia, explicándoles versículos sencillos y lo que quieren transmitir. Otra opción es que adquieras cuentos infantiles inspirados en esta, de esta manera mientras leen para dormir, están aprendiendo las enseñanzas que nuestro Padre quiere que ellos aprendan.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más