Oración de bendición tradicional del hogar en Epifanía o día de reyes

Se dice que el día de reyes aconteció por medio de una cultura en epifanía y a la cual honraron y desde ese día 06 de enero iniciaron a rendirle homenaje y honor a epifanía o día de reyes, ya que eran revelaciones o visiones que se encontraban en el más allá y eran vistas por las personas. 

Por lo tanto estas apariciones acontecieron después de la muerte de Jesucristo luego de haber pasado los días de noche buena sucedió que tres personas montadas en camellos aparecieron, y desde ese día siempre han estado constante en el tradicional hogar de epifanía; y al que sin duda le es nombrado como los reyes magos.

Índice

    Esta es la oración al tradicional hogar de epifanía o reyes magos

    Cabe destacar que en cada hogar es importante tener la mayor bendición proveniente de Dios; el que hizo los cielos y la tierra por eso, se realiza esta oración a epifanía o los reyes magos para hacer constancia de sus verdaderos milagros.

    En nombre de todos,

    los santos reyes magos

    pido la dirección de Dios y de ellos;

    para que puedan estar en firmes

    dentro el amor de Dios.

     

    Teniendo en cuenta ustedes son benditos,

    por lo tanto en su nombre le invocamos.

    Te pedimos que nos perdones;

    además ten compasión de nosotros.

     

    En medio de esto mi epifanía bendita,

    cuán grande y maravillosa eres,

    por medio de la bendición de su hogar,

    suplicamos con todo el corazón.

     

    Para que así nos puedas bendecir.

    llena el hogar de epifanía o día de reyes

    con la mejor bendición.

     

    Por eso no partes,

    tu bendición de nosotros.

    a ustedes mis venerados

    reyes magos;

     

    Que sea su espíritu,

    que esté con nosotros,

    permite que en medio

    de todo nunca nos falte.

    Asimismo ten consideración,

    de cada hogar.

     

    Mis reyes magos,

    permite que esta tradición

    perdure siempre con nosotros.

    No te impacientes y nos dejes solos.

     

    En esta oración

    incluyo toda mi familia,

    para que a ellos,

    les alcance tu bendición.

     

    Que las tres estrellas,

    que significan ustedes,

    Siempre estén,

    iluminando nuestras vidas.

     

    Quiero que nos mires así;

     Como miras al sol y la luna.

    Sé que ustedes,

    están siempre presentes.

     

    Por eso apártanos,

    siempre del mal.

    Que cada día que pase,

    el hogar sea bendito.

     

    Te pido que la fuerza,

    de los reyes magos;

    Siempre este en,

    nuestro hogar y la familia.

     

    Con esta oración poderosa,

    Suplicamos a epifanía,

    bendita o día de reyes.

     

    Que siempre nos alcance,

    su misericordia.

    Rodéanos de espíritus,

    alegres y llenos de amor.

     

    No permitas que,

    acontezca mal a nosotros

    A toda prueba a ustedes,

    invocaremos siempre.

    dios reina sobre las naciones sentado esta dios en su santo trono

    Ustedes mis santos,

    Son testigos del amor de Dios,

    Es por eso que,

    siempre prevalece su amor,

     En cada uno de los corazones.

     

    Te lo ruego con todo el corazón.

    Vivifícate en nuestras vidas.

    Haz de nosotros nuevas criaturas.

     

    Y por lo que tú más quieras;

    Apártanos siempre,

    de personas malas.

     

    Queremos que,

    ustedes reyes magos,

    No se aparten ni por,

    un instante de los hogares.

     

    Cada día les,

    gloriaremos en el templo,

    Como muestra de,

    que somos fieles a ustedes;

    Ten compasión de nosotros.

     

    En sus manos,

    dejamos la tradición del hogar,

    Al que se llamaba epifanía,

    Pero luego quedó nombrado día de reyes.

     

    Desde ese día rendimos,

    homenajes en su nombre.

    Por eso hacemos esta oración poderosa,

    para que siempre esté presente en nosotros.

     

    Y así cada día podamos orar y clamar,

    a ustedes por medio de ella.

    Además como muestra de fe,

    ofrendamos y rendimos,

     homenaje en sus nombres.

     

    O mi epifanía bendita,

    eres venerada por,

    siempre en nuestras vidas.

    Desde ahora y para siempre;

    nada ni nadie nos apartaran de ti.

     

    Te pido que donde,

    estés escuches esta oración.

    Y cúmplela a cada uno de nosotros,

    porque por eso clamamos a ti.

     

    Es por eso que en ti dejamos la confianza;

    y por medio, de ella es grande.

    Así que no permitas que se termine,

    se cuán grande eres,

    así como el día de reyes.

     

    Por eso Dios bendito,

    así como los reyes magos,

    clamaron e hicieron peticiones a tu nombre;

    y tú les respondiste.

     

    Así mismo estamos,

    nosotros quienes dejamos;

    Nuestro corazón,

    en nombre también de epifanía.

     

    Para que puedas,

    ayudarnos con la bendición,

    de cada hogar que a ustedes les llamen.

     

    Amén.

    Las oraciones de fe son las que bendicen

    En medio de toda prueba es importante la fe y la convicción de que no hay imposibles y la fe es la que nos lleva más allá de lo que podamos ver a simple vista, por lo tanto epifanía o día de reyes es la transparencia en la fe que mostró Jesucristo con todos ellos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más