Saltar al contenido

Oración milagrosa a Santa Marta bendita y bienaventurada ¡La mejor!

10 julio 2020
Oración milagrosa a Santa Marta bendita y bienaventurada ¡La mejor!

Hagamos una oración milagrosa a Santa Marta bendita y bienaventurada, es para pedirle que interceda por todos nosotros los mortales. Quienes estamos en espera de protección divina por lo convulsionado que está el mundo y por la cercanía de los días finales.

Siendo Santa Marta una de las amigas personales de Jesús. Cuando estuvo como el cordero en este mundo, no nos queda más que reconocer cuán grande debe ser su influencia en los cielos. Debemos saber que Santa Marta tuvo el privilegio de hospedar a Jesús en su propia casa en varias ocasiones. Mientras este recorría los caminos predicando con los apóstoles.

Santa Marta merece nuestra admiración y respeto por ser amiga personal de Jesús

Es así, esta santa tuvo la oportunidad de conocer personalmente a Jesús y además de servirle como buena anfitriona en su casa. Conoce la oración milagrosa a Santa Marta bendita y bienaventurada.

Oh Santa Marta Bendita

Eres en realidad un verdadero privilegio del 

que no gozan todas las personas que 

pudieron conocer al gran Rey de Reyes,

 al Cordero de Dios que quita el pecado del 

mundo.

 

Santa Marta bendita, tú privilegiada entre las 

mujeres de tu época, considerada como la 

mejor, envíame tu fortaleza para poder 

disfrutar de todas las bendiciones que me 

estén destinadas en esta mi vida pasajera por 

este mundo falaz.

 

Por favor no permitas Santa Marta que yo me convierta 

en uno de tantos pecadores que ofenden 

diariamente a tu amigo Jesús de Nazaret,

por el contrario ayúdame a seguir en todo 

momento tu ejemplo para servir a Dios desde 

este plano terrenal.

 

Santa Marta Bendita, concédeme el favor de 

proteger a toda mi familia y a no soltar tu 

mano bendita para guiarme por el camino

 y que además protejas mi hogar de las malas 

influencias y de los malos pensamientos y 

sentimientos de otras personas hacia mí y 

hacia los míos.

 

Antes bien cuidanos de todo mal y peligro y 

aleja de mi casa y de mi vida las malas vibras 

y los deseos de venganza o la envidia de 

todas esas personas que puedan llegar a 

adversarme en cualquier momento.

 

No permitas que tenga yo enemigos de 

ningún tipo, ni aquí en mi casa, ni en mi 

trabajo ni en cualquiera de mis entornos.

Tampoco permitas que satanás ponga su ira 

en mis predios ni que se obsesione conmigo 

ni con ninguno de los míos.

  Santa Marta, bendita y gloriosa asistente del 

evangelio protectora incondicional y amiga de 

los amantes de Jesús.

 

Por favor te pido humildemente en esta oración

bendita que limpies mi alma de todo sentimiento 

negativo, que no permitas 

que en ningún momento me asalten 

pureza de tu alma.

 

Y mucho menos de ser merecedor de tus 

buenos sentimientos hacia todos nosotros, 

pobres mortales que estamos constantemente 

a la merced del enemigo.

 

Te pido humildemente Santa Marta bendita,

que deseo tener un corazón puro y limpio de 

toda iniquidad para ofrecérselo al Señor el día 

que tenga que presentarme ante su Divina 

existencia.

 

Oh colaboradora de Jesús, amiga de la 

familia de Nazaret, invítame a sentarme a la 

diestra del Señor por méritos propios,

ayúdame a ser como tú eres, que quien me 

mire, te vea.

 

Quiero imitarte en todo y ser tan digna como 

la que más. Envíame tu bendición, a mí, y a

 todos los míos, no dejes que nadie a mi 

alrededor sufra ni padezca de indiferencia por 

parte de la corte celestial.

 

Por último antes bien protégeme y guíame y yo 

encantada recibiré tu protección y tu auxilio 

divino en el nombre del Padre, en el nombre 

del Hijo y en el nombre del Espíritu Santo.

 

Amén.

Es pertinente hacer una oración bendita a Santa Marta pare pedir protección

En estos tiempos tan difíciles, cuando el mundo está tan convulsionado. Es pertinente tener a nuestro lado un representante de la cohorte celestial para que nos brinde su auxilio y su protección incondicional.

Finalmente es Santa Marta la más indicada de todas las santas. Porque ella es una amiga personal de Jesucristo y está a su diestra para interceder por nosotros los mortales. Que estamos en esta tierra indefensos y que necesitamos por supuesto de su cuido y protección.