Saltar al contenido

Poderosa oración a la Medalla Milagrosa para pedir un deseo

12 mayo 2020
Poderosa oración a la Medalla Milagrosa para pedir un deseo

Ruega por medio de una Poderosa oración a la Medalla Milagrosa para pedir un deseo. Cuando anhelamos con imperiosa necesidad que se nos cumpla algún deseo desde el fondo de nuestro corazón.

Y vemos que en el plano terrenal se nos hace difícil obtenerlo. Recurrimos a la voluntad de Dios, de los Santos, de las Vírgenes y de sus ángeles para que intercedan por nosotros y nos otorguen su bendición. O esa gracia Divina y poderosa de concedernos un milagro o una petición.

La Santísima Virgen María, en el año 1830 se le presentó a una humilde religiosa Vicentina llamada Santa Catalina. Mostró alrededor de su cabeza una aureola y con su dulce voz le dijo:

“Hay que hacer una medalla semejante a esto que estás viendo. Todas las personas que la lleven sentirán la protección de la Virgen”.

Medalla Milagrosa cumplidora de deseos

La Virgen de La Medalla Milagrosa recibió de la Santísima Virgen muchos consejos para su provecho espiritual. Le mostró a través de sus manos extendidas rayos. Como señal de la misión que tiene la Virgen María como madre y mediadora de las gracias que derrama sobre el mundo y sobre quienes aclaman sus bendiciones.

Los cuales son ejemplos a seguir por nosotros como seguidores del cristianismo, como por ejemplo: humildad profunda y obediencia, verdadera fe, paciencia, gozo, devoción, pureza.

La siguiente oración te ayudará a pedir con devoción su intersección para conseguir algún milagro necesitado.

Poderosa Virgen de la Medalla Milagrosa

Virgen María sin pecado concebida,

ruega por nosotros que acudimos a ti,

Dulce Reina de los Cielos y de la Tierra

que por amor a tus hijos, hombres y mujeres del mundo,

te apareciste ante Santa Catalina con

rayos de luz en tus manos.

 

Mostraste con esos rayos la luz que quieres

derramar sobre nosotros tu gracia divina,

así nos llamas a seguir tus pasos maravillosa madre santa,

concédeme que a semejanza de Sor Catalina

colmes mi alma de paz y amor, de tu misericordia

divina que hace milagros y cumple deseos.

 

Amorosa Madre, invade mi vida de tu pureza

y obediencia, para seguir los caminos de Dios

y hacer su voluntad aquí en la tierra,

con la certeza de que en el Reino de los Cielos

tendrá un bonito lugar para mí.

Hoy ruego ante ti Reina y Madre,

para que concedas esto que anhelo

con las fuerzas de mi corazón,

tu poder no tiene límites y tu luz

alumbra a tus hijos por igual.

 

Mi corazón clama de tu palabra y tu poder

como santísima Madre de Dios.

Pido perdón porque en momentos me he apartado de ti,

he sido faltante de los mandamientos de Dios,

pero aquí hoy, de rodillas ante ti, arrepentido de mis actos,

ruego que me absuelvas de pecado y que

perdones mi debilidad ante las tentaciones del demonio.

 

Imploro piedad y bondad, y ruego escuches esta plegaria

que fluye de lo más profundo de mi alma,

concédeme la gracia de gozar de lo que

hoy pido ante ti, no me abandones en estos momentos

de oscuridad donde mas necesito de los rayos de tu bondad.

 

Reposo ante tu altar Madre Inmaculada,

me acerco a tu sagrada imagen e imploro bondad

para que me sean concedidos los favores aquí pedidos.

Confío en ti y en tu poder milagroso.

 

Amen.

Poderosa Medalla Milagrosa para pedir

La Medalla Milagrosa es un símbolo de protección bendita que acompaña a la Santísima Virgen. Su poder puede interceder ante cualquier adversidad y petición, recurre a la Madre Santa a través de ella, confía y has que la oración diaria mantenga viva esa comunicación espiritual que tanto necesita este mundo.

Recuerda que es madre de Dios y que su amor no tiene límites. Como hijos de Dios, siempre podremos contar con nuestro Padre celestial y como hijos de la Virgen María gozaremos de su protección y de su amor. Pero no debemos apartarnos de su palabra, debemos obrar bien y llevar el nombre de Jesucristo en cada uno de nuestros actos.

Las leyes y los mandamientos de Dios están escritos y es allí donde debemos demostrar nuestro amor, fidelidad y lealtad a él y al cristianismo. Por lo tanto, con una poderosa oración a la Medalla Milagrosa para pedir un deseo.