Saltar al contenido

Oración para pedir sanación física a Jesucristo nuestro Señor

3 abril 2020

La oración para pedir sanación física a Jesucristo nuestro Señor es para cualquier tipo de ser humano. La mente humana, sufre más por la expectativa de un hecho, que el hecho en sí mismo. Quiere decir que sufrimos por cosas que aún no han sucedido, que nos genera ansiedad, inseguridad, y nos desordena la mente.

Cada ser humano tiene su manera distinta de llevar la situación cotidiana, pero en unos más que otros, somatizan todas esas situaciones por medio de la mente, y enfermedades supuestamente crónicas, o dolencias que siempre están, y enfermedades graves que, al paso del tiempo, nos invaden.

Pero todo tiene solución, investiga lo que ha sido la curación por fe. Es lo mismo que pasa cuando la iglesia católica confirma un nuevo Santo. Pasan por una investigación exhaustiva de los milagros que concedió, con prueba que carecen de lógica pero que demuestran un milagro.

Oración para pedir la sanación por fe físicamente a Jesucristo el Señor

Por eso es que mente sana, cuerpo sano. También existen cosas que nos quieren enfermar, el enemigo siempre intenta atacarte por todos lados. La salud no es la excepción. No desespere y confía, habla con Dios el siempre estará escuchando y cuidándote de todo mal. Solo debes de creer que mejoraras, no todo estará perdido.

Existen espíritus que quieren enfermarte, de la cabeza, del estómago, de cualquier órgano. Buscan robarte la paz, quitarte la fe. Angustiarte y robarte la tranquilidad. Harán todo para que tú te hechos en cama, para que tú te limites, para que tú digas “hoy no, me siento mal”. Déjame decirte, que no es así. Por eso te dejo una oración para pedir sanación física a Jesucristo nuestro Señor.

Padre amado, Dios santísimo, Rey de reyes y Señor de señores.

Me presento a ti, acudo a ti, en esta hora y en este momento.

Me paro en la brecha, con autoridad, dice en tu palabra

que toda autoridad me es conferida en el nombre poderoso de Jesús.

 

Nombre sobre todo nombre dado a los hombres aquí en la tierra y en el cielo.

Con que toda rodilla se dobla. Hecho mano de esa promesa.

Por las llagas de Cristo yo fui sanado,

fui liberado de toda plaga mortal habida y que vendrá.

Me declaro sano, rompo con toda enfermedad autoimpuesta por mi mente,

hechicería, pacto, santería y brujería y toda maldición generacional.

Me declaro libre, mis órganos funcionan para lo que fueron creados,

una maquina perfecta creada por ti Padre amado.

Porque tu todo lo haces perfecto.

 

Cuídanos en el amor y cubrenos con la Sangre de Cristo,

quien tiene el poder de sanarme.

Camino en santidad, en rectitud, y gozare de tus promesas

de salud total en todo mi cuerpo.

A ti sea toda la gloria y la honra, por los siglos de los siglos.

 

Amén.

¿Sanidad o Salud? Lo que dice la palara de Dios

Tu eres un hijo de Dios, conoces de la palabra, conoces de la biblia, caminas en ella, eres salvo, has hecho tu oración de fe, te mantienes en un cuerpo, te rodeas de gente que cree en Dios, que cree en Cristo, que cree en el Espíritu Santo.

Hay que estar claros, que toda la obra se hizo, se consumó, en la cruz del calvario. La salud total está dada. Todo fue expuesto en la cruz, el enemigo fue expuesto, avergonzado y derrotado, por lo tanto, la enfermedad que te quiere acongojar, no existe, no tiene legalidad ni autoridad para entrar en el cuerpo de los hijos de Dios.

Por sus llagas fuiste sano. La sanidad, es para los que no conocen de Dios, que están enfermos, tu no lo estas. Más bien tienes que ayudar a conocer y liberar a otros de esas condiciones de enfermedad y miseria en el cuerpo. La voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta, por lo tanto, Él no te quiere enfermo.