Saltar al contenido

Oración de San Judas Tadeo para orar a diario todos los días

3 junio 2020
Oración de San Judas Tadeo para orar a diario todos los días

La oración diaria a San Judas Tadeo te ayudará a mantenerte protegido todos días por él, solo necesitarás confiar en que él tiene el poder de mantener nuestras vidas protegidas y bendecidas si a diario se le reza.

Con esta oración podrás conseguir la paz y la tranquilidad que tu corazón a diario anhela, confía en que no hay nada que no puedas. San Judas Tadeo se trata de uno de los santos más conocidos en la iglesia católica, son cada vez más los devotos a él debido a sus grandes milagros. Aprende esta oración diaria a San Judas Tadeo y encuentra en tu vida todo lo que necesitas realmente.

Oración para rezar a diario a San Judas Tadeo

La oración diaria a San Judas Tadeo es un rezo sencillo y bonito en el que buscarás la protección y las respuestas que necesitas en tu vida. Confía en ella, realízala con devoción para que encuentres los resultados que buscas.

En este nuevo día que inicia, vengo hacia ti 

San Judas Tadeo, para agradecer primero 

que todo por este hermoso día que estoy por 

iniciar.

 

Te agradezco por interceder por mí y mi 

familia cada día ante Dios, para que nos 

provea de todas las cosas que en nuestras 

vidas necesitamos.

 

Hoy tengo salud, tengo bienestar y alegría, y 

esto se lo debo a Dios y a ti, porque cada día 

escuchan con atención cada una de las 

súplicas que a ustedes les hago.

 

Te pido que este nuevo día sea bendecido, 

que en mi empleo todo sea bueno y alegre, 

que no haya ninguna persona que venga a 

dañar mi día. Si aparece un cliente o 

compañero complicado, por favor ayúdame a

controlar de la mejor manera la situación.

 

Cuida mi camino de salida de casa, 

protégeme de cada uno de los peligros que se 

encuentran en la calle, hoy en día son 

muchos los que se encuentra, pues vivimos

en un mundo que cada día se aleja más del 

camino de Dios.

 

Te pido que ni hoy ni nunca, falten los 

alimentos en mi mesa, bendecir con la 

bendición de tener comida cada día, para que 

mi familia y yo podamos vivir en bienestar.

 

San Judas Tadeo, tú conoces cada uno de los 

planes que tengo en mi vida, por eso como 

cada día, te pido que me ayudes a que cada 

uno de los proyectos que hoy  tengo en 

mente, puedan ser exitosos.

Guíame hacia el camino correcto que debo 

seguir, porque solo Dios y tú saben cuál es mi 

destino ideal. Llena mi vida con bendiciones,

no me abandones en mí caminar.

 

Cuando veas que me estoy alejando del 

camino correcto, ven a mí y muéstrame la 

manera de regresar a él.

 

Bendito San Judas Tadeo, escucha los 

anhelos de mi corazón, que solo son para el 

bienestar y la felicidad de mi familia, atiende 

cada uno de ellos.

 

Aleja de mi vida y de la de mi familia, a todas 

aquellas personas o situaciones que vengan a 

perjudicarnos. Coloca sobre nosotros tu 

manto protector, para que ningún mal pueda 

entrar a nuestro hogar.

 

Confiamos fielmente en ti, y en el infinito 

poder que se te ha concedido por parte de 

Dios, conocemos cada uno de los milagros 

que tú has hecho en la vida de quienes más 

los han necesitado.

 

Es por eso que confiamos en ti ciegamente,

porque sabemos que todo lo que a nuestras 

vidas llega, es por tu piadosa intersección por 

nosotros, ante nuestro glorioso creador.

 

Finalmente en el nombre de Jesucristo te rezamos este 

día, para que sea tu infinita misericordia la 

que se encuentre siempre con nosotros. En ti confiamos.

 

Amén.

Rezar a diario nos acerca a nuestro propósito en la vida

Cuando conocemos el poder que tiene la oración, entenderemos porqué Dios y su hijo Jesucristo nos piden que a diario hagamos una plegaria hacia ellos. Solo de esta manera podremos hallar el verdadero propósito que tenemos en nuestras vidas. Confiemos nuestras vidas a Dios, y dejemos que sea él quien tome todas las decisiones en nuestro camino diario, de esta manera tendremos una vida plena