Saltar al contenido

Oración a Santa Ana para la protección de la familia e hijos

27 marzo 2020
Oración a Santa Ana para la protección de la familia e hijos

La familia es tan importante para nosotros que siempre buscamos lo mejor para ellos. Independientemente de su mal trato hacia nosotros, somos queridos y valorados. La familia significa el refugio donde podemos llegar a ser sanados. Una oración a Santa Ana para la protección de la familia e hijos  conseguiremos esa protección que tanto anhelamos en nuestro corazón.

Siempre tenemos que estar agradecidos con el amor de madre que Santa Ana nos proporciona después de nuestro llamado de auxilio. Muchas personas, por orgullo no piden el auxilio correcto a nuestro Señor. Otras pueden perder la fe en el difícil camino de la vida, dejando de creer que el bien y el amor de Cristo siempre permanecen  en nuestra vida a pesar de cualquier adversidad.

Oración  por la familia a Santa Ana para que nuestros hijos siempre estén protegidos

La felicidad, consta en que todos nuestros seres queridos permanezcan en paz y en unión consigo mismo y con todos los de su alrededor aunque esto parezca difícil de conseguir. Además, nos enfrentamos a situaciones que nos desestabilizan emocionalmente en su mayor, podemos ser afectados físicamente por una enfermedad cuando la salud lo significa todo.

La oración a Santa Ana para la protección de la familia e hijos busca que nos regocijemos en la paz de sentirnos apoyados y protegidos por una madre que sabe que es vivir en angustia y todos los dolores que un hijo nos puede ocasionar con tan solo verlo mal.

Santa Ana vengo con devoción, arrodillarme en tu presencia.

Necesito que por favor entre tu piedad a mi vida porque necesito buscarle solución a lo que me aqueja.

Necesito proteger a mis hijos a capa y espada ante todo lo malo.

 

Por eso te suplico a ti que lo ves cuando yo no estoy a su lado que por favor los proteja.

Que tu intensión bondadosa, cuide de todo mal que pueda asechar a mis hijos.

Si por su mente pasa algún mal pensamiento elimínalos.

 

Cuídalos cuando les toque pasar en vale de la oscuridad.

Porque solo tu luz los puede guiar por el camino del bien.

Que tu presencia esté presente en cada momento.

Donde tomen las decisiones importantes para que los pueda guiar.

 

Ayúdalos e ilumínales la inteligente para que les vaya bien en el colegio y universidad.

Aleja de ellos cualquier enfermedad o mal que los esté buscando,

Porque ellos son buenos niños que solo quieren estar bien.

Mantenlos lejos de las malas amistades que solo pueden traer fracaso a su vida.

Jamás permitas que se le acerquen y que le hagan daño.

Entrégale con el amor que les tengo su confianza para que puedan confiar en mi auxilio ante cualquier problema,

que les perturbe la paz en su corazón.

 

Enséñales que pueden contar  con sus padres en todo lo que necesitan,

Que no están solo e incluso los amo más que a mi propia vida.

 

Venerada y glorificada Santa Ana,

Gracias por escuchar las suplicas de tus hijos cuando te encuentras acompañando el gozo del Señor.

Por favor te pido de tu amabilidad que nunca te olvides de mi.

 

Mucho menos de los favores que encarecidamente estoy pidiéndote para la protección de mi familia.

Gracias Santa Madre, Santa Ana, por darme el auxilio de paz y alegría que necesitaba para la protección de mis hijos.

Amén

Acompañar a nuestros hijos mediante la oración

Aunque pocas personas entiendan que la oración también es una forma de amar a una persona, porque por este medio lo estaremos encomendando a manos misericordiosa como es el caso de Santa Ana o otros Santos Patrones, que siempre están para guiarnos por cualquier tipo de camino.

El poder de la oración, puede mantenernos en calma ante de la turbia vida. Cuidar la vida de nuestros hijos aunque nosotros no estemos presentes.