3 Oraciones cristianas para las ofrendas y diezmos

Normalmente solemos pensar en la adoración hacía nuestro Dios en el modo de como podemos dar las ofrendas y los diezmos. Las ofrendas y los diezmos es una forma de retribuirle a Dios la confianza que Él ha dispuesto en nosotros. A continuación, te presentamos 3 oraciones cristianas para las ofrendas y diezmos que te ayudarán a alabar a Dios.

También es una manera de solicitarle que bendiga lo que estamos dando y que nos dé a cambio salud, bienestar, amor, fortuna. Le rogamos al Señor que nuestras ofrendas y diezmos se usen para los propósitos que Él disponga. Que sabemos que serán para el bien de los más necesitados.

Índice

    Poderosas oraciones para el momento de dar las ofrendas y los diezmos

    Las ofrendas y los diezmos son el obsequio de amor y buena voluntad que le damos al señor en un acto simbólico. Por esto estas 3 oraciones cristianas para las ofrendas y diezmos son tan importantes a la hora de entregarlos.

    Dios bienaventurado.

    Tú, que eres el que

    nos otorgas en el día a día

    todas las cosas buenas que nos rodean.

     

    Además tu palabra

    nos deja en sosegado

    que cada cosa maravillosa

    que nos pasa es gracias a ti

    y procede de ti.

     

    Te rogamos que hoy,

    por favor aceptes estos obsequios

    que te traemos con la devoción

    que te tenemos a ti Padre

    para que los uses en beneficio

    del más necesitado.

     

    Y que estas dádivas ofrezcan amparo

    a las personas que no tienen hogar.

     

    Padre nuestro, ayuda

    a esas personas que no tienen

    una cobijita para abrigarse,

    que anhelan un plato de comida,

    y que además  no tienen familia.

     

    Amén

     

    ¡Oh Padre!, de la misma manera

    que multiplicaste el pan

    y el pescado para los que más

    lo necesitaban en su momento.

     

    También te suplicamos hoy

    que estas ofrendas

    que te presentamos a ti,

    por favor las multipliques.

     

    Con gran devoción

    te las entregamos a ti

    Padre amado para que consigas

    con ellas ser el multiplicador

    para las personas que las requieran.

     

    Asimismo te entregamos

    en pleno uso de nuestras facultades,

    estas ofrendas porque no hay

    nada mejor que sentir la gratitud

    por nuestros obsequios ante ti.

     

    Sabemos que tú mi Dios,

    serás honesto y seguirás siendo

    leal a tus principios

    para con los que más lo necesiten.

     

    Tu gloria y bienaventuranza,

    nos recuerdan que tu hijo,

    nuestro Señor Jesucristo

    y también el dulce Espíritu Santo

    nos guían por el sendero del bien

    cada día de nuestras vidas.

     

    Además todo lo que tenemos

    es completamente tuyo,

    mi Padre amado,y te pedimos

    que por favor nos uses

    como el instrumento de ayuda

    y refugio para el desamparado.

     

    Amén

    diezmarasa fielmente todo el producto de tu sementera

    ¡Oh Padre!,

    te estoy infinitamente agradecido

     

    Y te venero por sacarme

    del mundo de las tinieblas

     hacía el sendero del bien

    ¡Gracias Padre!.

     

    Porque me sentía

    como una flor sin agua,

    marchita, sola, desdichada

    y también infeliz.

     

    Desde que llegaste a mi,

    encontré el verdadero sentir de vivir.

     

    Hoy, te tengo preparadas

    estas ofrendas para demostrarte

    mi agradecimiento porque me haz

    devuelto al reino celestial

    lleno de paz, misericordia

    e infinita abundancia.

     

    Mi Señor, hoy te traigo

    mi diezmo, que es el principio

    de mi gratitud hacia ti por lo que

    me has dado y asimismo te pido que

    por favor sigas derramando en mí,

    lluvia de bendiciones.

     

    Señor, retribuyo con estas

    ofrendas y diezmos las bondades

    de mi vida. Una vida llena

    de luz y bienaventuranza.

     

    Te pido que me ilumines siempre

    para no volver a caer

    en el mundo de las tinieblas.

     

    Amén.

    ¿Cómo dirigirse a Dios al momento de entregarle las ofrendas y los diezmos?

    Para cada devoto cristiano, es una gran bendición el brindarle a la Iglesia la ofrenda y el diezmo y así lo convierten en un hábito para toda su vida. De acuerdo a nuestras finanzas, nos vamos amoldando para que dentro de nuestras posibilidades. Podamos administrarnos y así dar nuestro aporte a la iglesia para que sea repartido bajo la gracia de Dios.

    Él con su infinita gratitud ayudará al más desamparado para que pueda tener una vida mejor dentro de sus posibilidades. El que da la ofrenda y el diezmo siente una paz tan grande porque sabe que esas ayudas harán el bien a los que no tienen.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más