Fuerte oración de agradecimiento por el trabajo que tengo

Fuerte oracion de agradecimiento por el trabajo que tengo

Es muy importante agradecer a Dios en todo tiempo y aún más, cuando hemos clamado a Él, para que nos conceda algunas peticiones como encontrar un empleo. Recuerda que al momento de orar por tu trabajo debes hacerlo creyendo en que se hará conforme a tu fe.

Índice()
  1. Podemos pedir a Dios cualquier cosa
  2. Dios se agrada de una persona trabajadora

Podemos pedir a Dios cualquier cosa

La verdad es que Dios siempre está allí para nosotros, lo importante es buscarlo en Espíritu y verdad (Juan, 4-24) y ser conscientes que solo por medio de Él podremos salir victoriosos. Por eso debes orar hoy por tu trabajo con mucha fe.

Señor Jesús, en esta hora vengo primeramente

a darte gracias por un nuevo día de vida

que nos concedes, porque tu amor es tan grande

para con todos nosotros.

 

Quiero agradecerte, Señor, mi Dios,

por el trabajo que me proveíste, Padre Santo,

bendito seas, Señor Dios Todopoderoso,

porque Tú provees todo lo que necesitamos.

 

Gracias, Padre, porque Tú eres un Dios de amor

y de misericordia, y Tú permites el trabajo

para que tus hijos puedan proveerse

de todo lo necesario, para su día a día.

 

Gracias, Señor, amado por todas las personas

a las que Tú les concedes un trabajo,

con el cual puedan obtener

un sustento para sus familias.

 

Bendito seas, Señor, nosotros estamos

agradecidos por todas tus bendiciones, 

todas esas que cada día son derramadas

sobre nosotros los seres humanos

de una manera u otra.

 

Bendice, mi Dios, todos los trabajos,

bendice, Padre, las empresas, todos esos

lugares y negocios

que le dan empleo

a tantas personas, Dios mío Señor.

 

Otorga, Padre, un empleo a esas

personas que están necesitando, Padre,

para que puedan poder tener

el sustento de su familia, porque Tú sabes,

Padre Santo, cuáles son nuestras necesidades.

 

Ayuda a todas esas personas a conseguir

un trabajo pronto, por eso te agradezco,

Señor, grandemente por haberme permitido

encontrar un empleo y

ser un sustento

de mi familia, Señor.

 

Gracias, mi Dios, por poder suplir

las necesidades del día a día, gracias

por nunca abandonarme, Padre Santo,

porque Tú eres Santo, eres maravilloso,

eres precioso, Señor mi Dios.

Gracias, Señor, amado por todas las personas a las que Tu les concedes un trabajo

Gracias, mi Dios, por nunca dejarme solo,

por siempre estar caminando conmigo

y mirar las necesidades que puedan surgir,

gracias por calmar las angustias

y por darme la fortaleza.

 

Gracias, mi Dios, por hacernos a los humanos

personas sabias, capaces de realizar

trabajos o empleos, gracias por la habilidad

de desenvolvernos en todas las áreas, bendito Dios.

 

Mi Dios, gracias por ser misericordioso

y darnos el entendimiento y el conocimiento

para que aprendamos el oficio del trabajo,

las artes y de cualquier tipo de labor.

 

Bendice mi trabajo Señor, y bendice la empresa

en la cual trabajo. Padre Santo, gracias

porque me permitiste la salud para trabajar,

también bendice a todos los trabajadores, Padre Santo.

 

Padre, bendice a todas aquellas personas,

que lograron conseguir un empleo y ayúdalos

para que lo mantengan, dales firmeza

para que puedan trabajar con honradez y justicia.

 

Te pido, Padre celestial, que ningunos ojos de envidia

o mal intencionados, perturben mi labor, Padre,

no dejes que ninguna persona

cree falsos testimonios de mí.

 

Bendice a mis jefes, que ellos puedan progresar,

y que tengan éxito en todos los proyectos

que decidan realizar, dales entendimiento

y sabiduría para el control de su labor.

 

Muchas gracias, Padre amado, por este

trabajo que tengo, te amo y te necesito, mi Dios,

gracias por estar guiándome en el camino,

por darme la calma de seguir siempre adelante.

 

Este día te digo, gracias Padre,

por ayudarme y bendecirme con este trabajo,

gracias de mi parte y de mi familia,

gracias en el nombre de Jesús.

 

Amén.

Dios se agrada de una persona trabajadora

A nuestro Dios le agrada que una persona sea responsable y luche día a día, en la biblia podemos leer que el Señor nos dice que, el que no trabaja no tiene derecho a comer y no solo es cumplir con nuestros deberes, sino hacerlo con excelencia de espíritu.

Subir