Hermosa oración del Ángelus para los niños

oracion hermosa de angelus

La oración del Ángelus para los niños es una hermosa oración con la que le enseñarás a tus pequeños desde muy corta edad sobre el amor de Dios. Enseñarles a tus hijos desde pequeños sobre la oración y sobre el gran poder de Dios en nuestras vidas es lo mejor que podrás hacer, de esta manera siempre estarás seguro de que tus hijos estarán protegidos por el gran poder celestial.

La oración del Ángelus para niños es una hermosa oración que los pequeños podrán hacer en cualquier momento del día, con la que podrán estar siempre protegidos y confiados.

Con esta oración conseguirás que tus hijos tengan una vida pura, sean creyentes, devotos y seguidores de Dios tal como tú lo has sido en todo este tiempo. Enséñalos a rezar por ti, por su familia y por ellos mismos, que descubran que hay una manera perfecta de mantenernos a salvo.

Índice

    Oración del Ángelus para los niños

    La oración del Ángelus para los niños, es la mejor manera de incluir a los pequeños en cada uno de los rezos diarios, formemos su fe con esta hermosa oración. Es sencilla de aprender para ellos, y te aseguramos que nunca la olvidarán luego de que con amor la aprendan.

    El Ángel del Señor vino hacia María y así logró concebir

    su grandioso hijo por obra del Espíritu Santo.

    El señor te ampare María colmada de gracia siempre estarás,

    nuestro Dios siempre está contigo,

    entre todas las mujeres bendita tu eres

    y el fruto de tu vientre bendito Jesús.

     

    Santa María, Madre de Cristo,

    implora por nosotros que somos pecadores,

    desde ahora y por siempre hasta la hora de nuestra muerte, amén.

    Aquí se encuentra la esclava de Dios. 

    Que se haga en mí de acuerdo a tu palabra.

     

    El señor te ampare María colmada de gracia siempre estarás,

    nuestro Dios siempre está contigo,

    entre todas las mujeres bendita tu eres

    y el fruto de tu vientre bendito Jesús.

     

    Santa María, Madre de Cristo, implora por nosotros que somos pecadores,

    desde ahora y por siempre hasta la hora de nuestra muerte, Amén.

    Y el Verbo se formó carne. Y moró entre nosotros.

    El señor te ampare María colmada de gracia siempre estarás,

    nuestro Dios siempre está contigo, entre todas las mujeres

    bendita tu eres y el fruto de tu vientre bendito Jesús.

    hechos en verdad

    Santa María, Madre de Cristo, implora por nosotros que somos pecadores,

    desde ahora y por siempre hasta la hora de nuestra muerte, amén.

    Suplica hoy por nosotros, Santa Madre de Dios para que

    podamos ser dignos de conseguir las promesas de Cristo.

     

    Grandiosa Madre de Dios,

    a ti que se te dio el regalo de la vida,

    que trajiste al mundo al hijo de Dios,

    hoy te alabamos y adoramos, y te pedimos

    por el bienestar de nuestro andar.

     

    Se tu a través de nosotros cada día. y cada noche

    nos protejas con tu mando de la misma manera

    que lo hiciste con tu hijo Jesucristo,

    en tus manos entregamos nuestro día y nuestra vida,

    te agradecemos.

     

    Amén.

    Enseñar a orar a los niños, es preciso para que estén cerca de Dios

    Para enseñar la oración del Ángelus para los niños, lo primero que debemos tener en cuenta es que antes hay que hablarles de Dios y enseñarles que existe un ser superior a nosotros. Contarles como fue nuestra creación y quien es nuestro verdadero padre, mostrarles que existe un ser mucho más grande.

    De esta manera, podrás crear en ellos desde pequeño el infinito amor hacia nuestro Señor, así será más sencillo enseñarle esta hermosa oración. En segundo lugar, invítalos cada mañana y cada noche a rezar junto a ti, muéstrales la manera correcta de realizar cada oración.

    Y explícales cada una de las cosas que puede que no comprendan de cada oración, recuerda que son pequeños y que sus deseos por aprender están al máximo. Se amoroso y respetuoso con tus hijos, explícale cada una de las palabras. Muéstrales la manera correcta de mantener la correcta comunión con el Señor.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más