Novena Completa a la sagrada Sangre de Cristo. ¬°Preciosa!

la sagrada sangre de cristo

Solo hay un camino para √©l y es a trav√©s de su √ļnico Hijo, Jesucristo. Dios, nuestro Padre Celestial, es el √ļnico del que podemos estar seguros de qui√©n escucha y contesta nuestras oraciones. Debemos en todo momento reconocer que √Čl es el Dios del asombroso amor, misericordia y perd√≥n. Por eso podemos orar a la sagrada Sangre de Cristo.

Cabe destacar, que la palabra dice que por él, todas las cosas son posibles y en Marcos 10:27 dice que humanamente hablando, es imposible. Pero no con Dios. Todo es posible con Dios. Otra cita que nos muestra la increíble misericordia de Dios es Daniel 9:18 la cual nos dice que no pedimos porque merecemos ayuda, sino porque eres tan misericordioso.

√Čl es el √ļnico Dios que ha hecho esto, y es el √ļnico Dios capaz de hacerlo. Pero su enemigo, Satan√°s, ha enviado muchos dioses falsos para enga√Īar a la humanidad. No se deje enga√Īar ni permita que nada ni nadie tenga prioridad sobre el √ļnico Dios verdadero y vivo.

√ćndice

    Novena completa a la sagrada sangre de Cristo

    La oraci√≥n a la sagrada sangre de Cristo es la clave del coraz√≥n de Dios. La oraci√≥n es el √ļnico camino hacia una relaci√≥n real y personal con Dios. Ora reconociendo que √Čl es Dios, y que aceptas su regalo de gracia, la salvaci√≥n que √Čl te ha brindado. Cuando clamas a Dios recibes su inmenso perd√≥n y a su vez le pides¬† que haga su voluntad en tu vida, y que su Esp√≠ritu Santo te gu√≠e y que puedas ser lleno de la plenitud de todo lo que Dios tiene para nosotros.

    Oh preciosa Sangre de Jes√ļs,

    precio infinito pagado por la redención

    de la humanidad pecadora.

    Oh Divina Sangre, bebe y lava nuestras almas,

    interponiéndote entre nosotros y el Padre

    suplicando misericordia.

     

    Te adoro con todo mi coraz√≥n, dulce Se√Īor,

    y te ofrezco reparación por los insultos,

    ultrajes e ingratitud que recibes

    continuamente de los seres humanos,

    especialmente de aquellos que se atreven a blasfemar

    la Sangre Divina que derramas por nosotros.

     

    Bendice esta sangre de valor infinito.

    Bendice el fuego del amor de Jes√ļs

    que lo derram√≥ hasta la √ļltima gota por nosotros.

     

    ¬†¬ŅD√≥nde estar√≠a si no fuera por esta Sangre Divina que me redimi√≥?

    De hecho, Se√Īor, he sacado de ti hasta la √ļltima gota.

    ¡Qué amor! ¡Gracias por este bálsamo salvador!

     

    Que cada corazón, cada lengua, ahora y para siempre,

    alabe y agradezca este b√°lsamo invaluable,

    esta sangre salvadora, esta fuente de Misericordia carmesí

    que brota de la fuente del Amor infinito.

    sea llena de su gloria toda la tierra

    Se√Īor ten piedad de nosotros en todo momento

    Cristo, redímenos con tu sangre preciosa.

    Ay√ļdanos a salir de todo los problemas que tenemos,

    Y llévanos a vivir una vida plena y llena de paz.

     

    Cristo, esc√ļchanos. Dios Padre celestial, ten piedad de nosotros.

    Dios el Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros.

     Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.

     

    Santísima Trinidad, ven a nosotros en todo momento.

    Sangre de Cristo, Hijo unigénito del Padre eterno, sálvanos.

    Verbo encarnado, oh Dios, s√°lvanos.

     

    Se√Īor mu√©stranos tu misericordia y amor.

    Ay√ļdanos a que siempre podamos seguir tus caminos.

    Para siempre estar en medio de tu presencia,

    y adorarte en todo momento.

     

    Sagrada sangre de Cristo redímenos de todos nuestros pecados.

    Ens√©√Īanos a seguir tus fieles palabras y promesas,

    para que andemos en tu luz admirable y eterna.

     

    Guíanos por el sendero del bien,

    y ay√ļdanos a ser rectos en nuestros caminos,

    para ser iguales a ti que eres nuestro Dios,

    hoy y siempre.

     

    Amén

    ¬ŅC√≥mo podemos orar a la preciosa sangre de Cristo?

    Jes√ļs les dio a sus disc√≠pulos la importancia que tiene la oraci√≥n, por eso como hijos de Dios debemos siempre orar a la sagrada Sangre de Cristo. Estas oraciones las podemos hacer en todo momento, ya que Dios siempre est√° dispuesto para los hijos que est√°n necesitados de Su presencia.

    Cuando oramos a la sangre de Jes√ļs, activamos su poder sanador sobre nosotros o sobre aquellos por los que estamos orando. Si quieres orar a la sagrada Sangre de Cristo puedes arrodillarte en tu lugar secreto y buscar su rostro en todo momento. Estas oraciones no tienen una hora espec√≠fica, pero s√≠ tienen un poder incre√≠ble.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¬ŅQu√© te pareci√≥ este art√≠culo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer M√°s