Novena Completa a la sagrada Sangre de Cristo. ¡Preciosa!

la sagrada sangre de cristo

Solo hay un camino para él y es a través de su único Hijo, Jesucristo. Dios, nuestro Padre Celestial, es el único del que podemos estar seguros de quién escucha y contesta nuestras oraciones. Debemos en todo momento reconocer que Él es el Dios del asombroso amor, misericordia y perdón. Por eso podemos orar a la sagrada Sangre de Cristo.

Cabe destacar, que la palabra dice que por él, todas las cosas son posibles y en Marcos 10:27 dice que humanamente hablando, es imposible. Pero no con Dios. Todo es posible con Dios. Otra cita que nos muestra la increíble misericordia de Dios es Daniel 9:18 la cual nos dice que no pedimos porque merecemos ayuda, sino porque eres tan misericordioso.

Él es el único Dios que ha hecho esto, y es el único Dios capaz de hacerlo. Pero su enemigo, Satanás, ha enviado muchos dioses falsos para engañar a la humanidad. No se deje engañar ni permita que nada ni nadie tenga prioridad sobre el único Dios verdadero y vivo.

Índice()
  1. Novena completa a la sagrada sangre de Cristo
  2. ¿Cómo podemos orar a la preciosa sangre de Cristo?

Novena completa a la sagrada sangre de Cristo

La oración a la sagrada sangre de Cristo es la clave del corazón de Dios. La oración es el único camino hacia una relación real y personal con Dios. Ora reconociendo que Él es Dios, y que aceptas su regalo de gracia, la salvación que Él te ha brindado. Cuando clamas a Dios recibes su inmenso perdón y a su vez le pides  que haga su voluntad en tu vida, y que su Espíritu Santo te guíe y que puedas ser lleno de la plenitud de todo lo que Dios tiene para nosotros.

Oh preciosa Sangre de Jesús,

precio infinito pagado por la redención

de la humanidad pecadora.

Oh Divina Sangre, bebe y lava nuestras almas,

interponiéndote entre nosotros y el Padre

suplicando misericordia.

 

Te adoro con todo mi corazón, dulce Señor,

y te ofrezco reparación por los insultos,

ultrajes e ingratitud que recibes

continuamente de los seres humanos,

especialmente de aquellos que se atreven a blasfemar

la Sangre Divina que derramas por nosotros.

 

Bendice esta sangre de valor infinito.

Bendice el fuego del amor de Jesús

que lo derramó hasta la última gota por nosotros.

 

 ¿Dónde estaría si no fuera por esta Sangre Divina que me redimió?

De hecho, Señor, he sacado de ti hasta la última gota.

¡Qué amor! ¡Gracias por este bálsamo salvador!

 

Que cada corazón, cada lengua, ahora y para siempre,

alabe y agradezca este bálsamo invaluable,

esta sangre salvadora, esta fuente de Misericordia carmesí

que brota de la fuente del Amor infinito.

sea llena de su gloria toda la tierra

Señor ten piedad de nosotros en todo momento

Cristo, redímenos con tu sangre preciosa.

Ayúdanos a salir de todo los problemas que tenemos,

Y llévanos a vivir una vida plena y llena de paz.

 

Cristo, escúchanos. Dios Padre celestial, ten piedad de nosotros.

Dios el Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros.

 Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.

 

Santísima Trinidad, ven a nosotros en todo momento.

Sangre de Cristo, Hijo unigénito del Padre eterno, sálvanos.

Verbo encarnado, oh Dios, sálvanos.

 

Señor muéstranos tu misericordia y amor.

Ayúdanos a que siempre podamos seguir tus caminos.

Para siempre estar en medio de tu presencia,

y adorarte en todo momento.

 

Sagrada sangre de Cristo redímenos de todos nuestros pecados.

Enséñanos a seguir tus fieles palabras y promesas,

para que andemos en tu luz admirable y eterna.

 

Guíanos por el sendero del bien,

y ayúdanos a ser rectos en nuestros caminos,

para ser iguales a ti que eres nuestro Dios,

hoy y siempre.

 

Amén

¿Cómo podemos orar a la preciosa sangre de Cristo?

Jesús les dio a sus discípulos la importancia que tiene la oración, por eso como hijos de Dios debemos siempre orar a la sagrada Sangre de Cristo. Estas oraciones las podemos hacer en todo momento, ya que Dios siempre está dispuesto para los hijos que están necesitados de Su presencia.

Cuando oramos a la sangre de Jesús, activamos su poder sanador sobre nosotros o sobre aquellos por los que estamos orando. Si quieres orar a la sagrada Sangre de Cristo puedes arrodillarte en tu lugar secreto y buscar su rostro en todo momento. Estas oraciones no tienen una hora específica, pero sí tienen un poder increíble.

Subir