Novena hermosa a San Benito de Abad para orar con fe y devoción

Novena hermosa a San Benito de Abad para orar con fe y devoción

Las Novenas siempre son buenas cuando deseamos pedir algo con verdadera devoción, eso que nos ha costado obtener y deseamos con toda el alma. También podemos emplear la novena para agradecer a Dios un favor concedido. Y en otro caso pues dedicar la novena para el descanso eterno y en paz de algún difunto. La Novena hermosa a San Benito de Abad para orar con fe y devoción por algún favor.

San Benito de Abad fue un monje elegido por Dios para inculcar la verdadera devoción y disciplina en la Antigua Europa. Vivió mucho tiempo como ermitaño, pero descubrió que su misión en la tierra no era apartado del mundo sino entre los peregrinos. Reunió a diferentes familias de santos monjes dispersos en monasterios y regiones para unirlos bajo la permanente alabanza a Dios.

Índice

    Novena de Oraciones a San Benito para orar con fe y devoción

    San Benito concedió muchos milagros bajo la gracia divina de Dios. Su primer milagro fue en profunda oración dejar intacto como si nada un jarrón que se había partido en mil pedazos. De igual forma intentó ser envenenado y bendiciendo la comida hizo estallar la copa que contenía el mortal líquido.

    Ese conjunto de Oraciones concentradas en una novena hermosa a San Benito de Abad para orar con fe y devoción. Tienen el poder de cumplir peticiones complicadas y hasta imposibles. San Benito de Abad es un santo milagroso que a través de la gracia divina que le ha concedido Dios, de igual manera, puede interceder ante nosotros y ayudarnos a conseguir la solución a nuestros problemas.

    Santísimo Benito de Abad

    ¡Oh Bendito Santo!

     

    Padre y maestro de los monjes,

    instructor de disciplina y dedicación,

    predicador y mensajero de Dios,

    santo Patrono de Europa y del Mundo,

    enseñaste con tu manual

    la oración para la vida.

     

    Con tu supremo poder milagroso,

    fuiste elegido por Dios para llevar

    el cristianismo por donde pasaste,

    aun en contra de las personas que

    envidiaron tu actuar o criticaron tu fe.

     

    Eres grande y poderoso San Benito,

    tu nobleza permitió llevar la palabra

    de Dios y enseñar que la pureza

    del corazón ha de llevarse

    siempre en el camino

     para entender la verdadera misión

    que Dios ha dispuesto para nosotros.

     

    Hoy vengo ante ti divino Santo

    para hacerte saber que mi fe y devoción no tiene fin

    que amo tanto a mi padre Dios como

    a Jesucristo su hijo y que te amo

    a ti mi noble santo.

     

    Quiero ofrecerte en estas oraciones,

    mi cuerpo y mi mente para que reposes

    en mi la sagrada palabra de Dios,

    esa que llevaste a tantas personas

    para convertirlos en cristianos.

    Destierra de mi vida el pecado y la tentación

    porque quiero ser obediente a mi Dios,

    con disciplina y dedicación quiero

    llevar su palabra divina metida en mi piel.

     

    Quiero cumplir cada una de tus normas

    y demostrarte que si soy un

    verdadero siervo de Dios.

     

    Que me lleves a tu rebaño y me enseñes

    como servirle a Dios y al prójimo.

     

    Protégeme con esa fuerte y brillante

    armadura que llevas contigo, asimismo

    dota mi ser de obediencia y resignación

    para luchar con las banderas de Cristo,

    quien es nuestro verdadero Rey,

    permite alabar a Dios.

     

    No permitas que desespere ante los momentos

    de dificultad porque inclinaré mi

    oído del corazón a Dios,

    para que pueda escuchar su canto

    de calma y serenidad,

    solo para que jamás se aparte

    la misericordia de Dios.

     

    Finalmente, espero sea escuchada mi petición,

    llévala hasta lo alto de los Cielos

    y que la voluntad de Dios invada mi vida.

     

    Amén.

    La oración con fe y devoción hace milagros

    San Benito de Abad es un santo milagroso permite que tu fe verdadera se conecte con su divinidad. La oración tiene poder, pero más poder es dedicar nueve días seguidos a demostrar que si es sincero lo que sientes. Que la paz que hay en tu interior viene determinada de la gracia divina que baña tu vida. Y que si estas allí al pie de la cruz como María, las bendiciones caerán sobre ti.

    Es importante que recuerdes que si decides hacer una novena por el fin que sea. Debes dar lo mejor de tu espiritualidad, cumplir cada día sin falta y con el mayor compromiso como si fuera una cita con un amigo especial.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más