Poderosa oración de agradecimiento cristiano ¡A Dios, por todo!

Poderosa oracion de agradecimiento cristiano

Siempre debemos dar gracias a Dios, ya sea en los buenos o malos momentos, recuerda que Él tiene un propósito para nosotros. Por eso te mostramos cómo hacer una oración cristiana de agradecimiento a Dios por todo lo recibido hasta hoy.

Índice()
  1. Oración cristiana para agradecer a Dios por todo
  2. ¿Por qué debemos estar agradecidos con Jesús?

Oración cristiana para agradecer a Dios por todo

Debes agradecer a Dios por tus hijos, padres, hermanos, amigos, familia y por todas aquellas personas que amas. Es muy importante que sepas que de acuerdo a la bondad de tu corazón, serán las bendiciones recibidas, por eso ama al prójimo y da gracias a dios por todo.

Señor Jesús, en este día, Dios del cielo,

yo me presento delante de tu presencia,

dándote gracias primeramente porque estamos vivos.

Bendito Dios, gracias porque Tú nos concedes cada día,

un día más de vida a cada uno de nosotros.

 

En esta hora, Padre, vengo ante ti para agradecerte

por todas las cosas maravillosas que haces en nuestras vidas,

por cada momento que nos permites vivir

al lado de nuestros seres amados,

por las personas que están a nuestro alrededor.

 

Gracias por esas personas, que muchas veces vienen a nosotros,

para traernos palabras de aliento, ya sea para manifestar

su amor o su apoyo, estoy muy agradecido por todas estas cosas,

Padre Dios del cielo.

 

Te agradezco, Señor,

por todas las cosas fantásticas que has hecho en nuestras vidas

y no solamente en mi vida, sino en la vida de mi familia.

Te agradezco por todo, Señor, por las vidas de nuestros amigos,

vecinos y por cada uno de sus logros.

 

Te agradezco, Padre, por los compañeros de trabajos,

por sus familias, esposas, esposos, hijos. Gracias, por cada logró

y bendición que he recibido, porque Tú nos das la fuerza

para cada día continuar, y afrontar

cualquier problema que pueda surgir.

 

Tú eres un Dios de amor y de misericordia,

por eso te agradecemos, Padre santo,

por todas esas grandes bendiciones que Tú

cada día derramas sobre nosotros,

gracias por el simple hecho de estar vivo.

Tu eres un Dios de amor y de misericordia, por eso te agradecemos

Gracias por poder caminar, por esa bendición

tan grande de poder hablar, gracias, por mis ojos,

oídos y manos. Te alabamos y te bendecimos.

Señor, gracias por el lugar donde habitamos,

por la ciudad en que nosotros vivimos.

 

Señor, gracias por cada persona que vive.

Gracias, Padre, por cada niño que nace en el mundo,

por cada joven que está llegando a su adolescencia,

a su edad adulta, alabanzas sean dadas a ti,

Padre de la Gloria, por tu santo espíritu con nosotros.

 

Tú, que nos iluminas con tu sabiduría. Gracias, Padre,

porque un día tuviste misericordia de nosotros,

te pido, Señor, en este momento que alcances

las vidas de todas las personas, mi Dios, que los ilumines

para que puedan entrar al reino de los cielos.

 

Ayúdalos, Padre, en cada cosa que estén haciendo en la vida,

gracias por las canciones, por los gobernantes de cada nación,

bendice a todos los Padres de familias, ancianos,

niños. Gracias por la bendición de tener tu palabra

y gracias por la bendición de la salvación.

 

La salvación que Jesucristo nos regaló

a través del sufrimiento en la cruz del calvario.

Gracias, Señor, por esa sangre derramada,

porque con ella nos hizo merecedores

al camino para llegar a ti, mi Dios amado.

 

Gracias por todo, Padre Celestial, en esta hora,

te pido que toques el corazón de cada hombre y mujer,

para que tengas tu el control sobre sus vidas,

sus pensamientos, para enderezar

a todos los seres humanos que van por el mal camino.

 

Gracias, Padre santo, porque todo procede de ti,

ya que sin ti no somos nada, agradecemos

por todo, Señor, en el poderoso nombre de Jesucristo,

Quién es nuestro salvador

y quién vive por siempre por los siglos de los siglos.

 

Amén.

¿Por qué debemos estar agradecidos con Jesús?

Nuestro Señor Jesús se ha sacrificado para que dios perdone nuestros pecados y no vuelva a purificar toda la humanidad. Como está escrito con un diluvio acabó con toda la maldad de los hombres, este tipo de eventos no volverá a suceder, por eso ora a nuestro Padre y da gracias por todo.

Subir