Saltar al contenido

Oración para alejar los malos pensamientos de envidia por dinero ajeno

3 abril 2020

Nuestra vida cotidiana está llena de situaciones diarias, que a veces nos favorecen y en otras no tanto. En nuestros trabajos, o fuera de ellos, estamos propensos a ello.  Pero, con la mente de Cristo podemos hacer las cosas incluyendo la oración para alejar los malos pensamientos de envidia por dinero ajeno.

Nos podemos encontrar personas de todo tipo, recordemos que la naturaleza humana es diabólica, somos malos y perversos por naturaleza. Estamos en peligro de encontrar malas relaciones interpersonales y que nos estafen, a que nos engañen o a que nos envidien.

El campo de batalla del enemigo es la mente, él nos bombardea con pensamientos, con ideas, con sentimientos. El corazón, esta es en la mente, eso ya bien lo sabemos.

Oración que aleje malos pensamientos y envidia por dinero ajeno

A continuación, haremos una oración para alejar los malos pensamientos de envidia por dinero ajeno donde emplearemos esas armas espirituales, teniendo en cuenta que nuestra lucha no es contra carne y sangre, si no principados y huestes de maldad en regiones espirituales. Por lo tanto, debes estar fortalecidos y entrenados en lo espiritual, de allí desprendemos todo.

Padre eterno, mi Dios del cielo. A ti sea toda gloria y honra.

Acudo a ti en este momento, en señal de agradecimiento.

De echar mano de tus promesas, de echar mano de tu palabra,

en contra de lo que se ha levantado contra mí y este por levantarse.

 

Me siento protegido mientras me mantengo en oración con tu palabra bendita.

Uso el escudo de la fe, creo en lo que tú me has dicho, creo en tu salud,

en tu multiplicación.No le creeré a ningún dardo que el enemigo

lance a mi mente ni a mi cuerpo. Aunque lo intente poseer,

llamando mi atención con cosas que deseo por el camino fácil

lo hare a un lado. No tiene poder sobre mí.

 

 El enemigo no tiene autoridad, no tiene legalidad, y no tiene poder.

Fue despojado de toda facultad en la Cruz del calvario.

Fue expuesto y avergonzado y vencido en la Cruz.

Por su sangre libre soy, por su sangre, ¡sano soy!

¡Las cadenas fueron rotas! ¡Cristo todo lo venció!

 

Todo proyecto, todo anhelo, todo plan, fluye ahora en el nombre de Jesús.

Todo lo que estaba estancado, revive ahora en el nombre de Jesús.

Toda traba, todo plan queda desarticulado ahora y cae toda mala intención.

No dejes que nada se me acerque, mientras no sea por mi bien.

Declaro toda mala energía, hechizo y cosas que me perjudiquen muy lejos de mí.

Que las personas envidiosas no entren a mi vida, mantenlas muy lejos de mí

y mis seres queridos. Solo es bienvenido tu poder bendito que está muy cerca

de mí y que solo busca mi bienestar. Porque soy hijo del creador maravilloso.

 

Declaro que mis éxitos, son bendecidos y son por tu voluntad.

Doy testimonio y hecho que las bendiciones en mi vida son por gracia del Señor.

Soy libre, sano, tengo salud, tengo conexiones divinas, oportunidades y proyectos

en el nombre de Jesús.No permitas que nada salga mal, confió eternamente

en tu palabra porque nunca me has fallado.

 

Jesús hijo del honorable Rey creador del cielo y la tierra.

Gracias mi Rey amado.

A ti sea toda gloria y honra, en el nombre de Jesús.

 

Amén.

Como alejamos la envidia. ¿Podemos mantenerla lejos?

La respuesta es no, no podemos mantenerla lejos. No podemos alejar a nuestro enemigo de nuestras vidas. Pero si, lo que, si podemos hacer muy bien, llenándonos de la palabra, orando, es mantener sin efecto, sin autoridad, sin legalidad a todo enemigo, toda fuerza oscura y toda tiniebla, todo plan y toda mortandad que se quiera levantar en contra nuestra.

Por eso, de ahora en más, debes mantener tu mente blindada con la palabra, tu vida blindada con la oración, no darle lugar al enemigo, no darle brecha en lo espiritual, así en lo mental estarás blindado, fortalecido, con salud, proyectos, prospero, fluyendo en todo momento, siendo un real dolor para el enemigo. ¡Estas llamado para conquistar! ¡Para poseer! ¡Para fluir!