Oración a las Ánimas Benditas para alejar a una persona ¡De emergencia!

oracion animas benditas para alejar personas

No pocas son las personas que se ven acosadas por la presencia desagradable de alguien. En estos casos es recomendable hacer una oración a las Ánimas Benditas para alejar a una persona ¡de emergencia! El caso es que algunas veces no tenemos la suficiente franqueza. De decirle a alguien que nos resulta tóxico, y debemos pedir ayuda a las ánimas.

🙏 Oración a las Ánimas Benditas PARA ALEJAR A UNA PERSONA 😖

Pues sí es cierto que las ánimas benditas del purgatorio pueden ayudarnos a conseguir esa paz espiritual que tanto necesitamos. Y además tenemos la obligación de procurarnos, para poder llevar una vida relajada y libre de angustias.

No crean que siempre se trata de un vecino inoportuno o de alguien que viene a nuestra casa con frecuencia a molestar. Algunas veces los vecinos forman parte de nuestras vidas y nos molestan menos que los que conviven con nosotros a diario. O simplemente no nos molestan en lo absoluto.

Índice

    Oración a las Ánimas Benditas para alejar a una persona

    Algunas veces nos sentimos incómodos con alguien que vive puertas adentro con nosotros. Puede tratarse de un familiar directo como el mismo cónyuge o puede tratarse de un allegado a la familia. Como un yerno una nuera o en algunos casos hasta un hijo o un hermano.

    El caso es que sea quien sea esa persona. Puede convertirse en un verdadero martirio para nosotros y si no podemos echarlos a la calle por las buenas ni por las malas. Podemos buscar ayuda en las santísimas ánimas del purgatorio con una oración a las Ánimas Benditas para alejar a una persona ¡De emergencia!

    Animas benditas del purgatorio,

    hoy y en este preciso día aciago para mí,

    me dirijo a ustedes para importunarlas

    con favor urgente que necesito,

    que ustedes tengan a bien concederme

    tan rápido como les sea posible.

     

    El caso, ánimas benditas es que yo

    (se dice el nombre de la

    persona que está orando)

    me encuentro en una desagradable

    situación dentro de mi propia casa,

    tengo que compartir mi vida diaria

    con (se dice el nombre de la

    persona que importuna)

    y esto para mí se ha convertido en

    una situación muy desagradable.

     

    Por razones de mucho peso

    ya no es posible la convivencia con esa persona

    y yo no tengo como alejarla de mi vida,

    les hago una petición urgente.

     

    Y es que me proporcionen los medios

    para yo no tener que seguir

    compartiendo mi vida cotidiana

    con esa persona, deseo que le

    proporciones las maneras de alejarse

    de mi hogar, o si es que existe la

    posibilidad, que me alejes a mí.

    eviten toda clase de mal

    No tengo muy claro cuál

    sería la solución ideal,

    pero les ruego que intercedan por mí

    ante nuestro Padre Celestial

    para que me abra las puertas

    del entendimiento y ponga en mis manos

    una solución inmediata

    a estos angustiosos días.

     

    Me siento preso en mi propia casa

    y no hallo una solución pronta y visible

    en este caso desesperado.

     

    Necesito con premura que esa

    persona que les nombré,

    se aleje de mi vida y que sin hacerle daño,

    se vaya a vivir a otro lugar

    donde no me perturbe más.

     

    Iluminaré con cirios los altares

    y de rodillas rogaré a Dios

    por su descanso eterno,

    benditas ánimas,

    pero por favor intercedan

    ustedes por mí ante Él.

     

    Ustedes saben ánimas benditas

    que yo les voy a compensar

    con mis oraciones a su favor,

    que yo no cesaré de orar por el

    descanso eterno de sus almas

    y que además haré que se oficien misas

    en pro de la liberación de

    sus atormentadas almas

     para que Dios las saque de pena

    y las lleve a descansar.

     

    Amén.

    ¿Por qué las ánimas del purgatorio pueden concedernos alguna gracia?

    En primer lugar, no podemos obviar, el primer mandamiento de amar a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo. Para cumplir con este mandamiento sagrado, no podemos olvidarnos de que las ánimas del purgatorio, forman parte de nuestros semejantes. Por lo que un día estuvieron conviviendo con nosotros.

    Ahora que han partido, necesitan de nuestra ayuda, ya no material, sino más bien espiritual. Ellas necesitan de nuestras oraciones y ellas agradecidas pueden interceder por nosotros ante Dios Todopoderoso.

    Cuando necesitamos que se nos conceda algún favor. Ya que de alguna manera, las ánimas están más cerca de Dios que nosotros, se nos adelantaron y nos llevan unos pasos adelante. Ya se encuentran en otra dimensión, ellas pueden ayudarnos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más