¿Cómo construir nuestra casa espiritual sobre una roca fuerte?

espiritualidad sobre roca fuerte

En el libro de Lucas, capítulo 6, versículo 46 y 47 refleja que cuando se hace el llamado a Jesús se debe hacer todo lo que Él establezca. En el versículo 48, se muestra la parábola del hombre que al construir una casa, cavó y fundamentó sobre la roca, lo que permitió que en período de inundación, el río no moviera la casa porque estaba bien cimentada. Así sucede en el ámbito espiritual.

https://www.youtube.com/watch?v=NSDVwsyrhlQ

Es bien sabido, que para que se pueda construir una casa, primero hay que ahondar y elaborar sus bases, fundamentarlas sobre la roca.

En esta oportunidad, queremos decirte que Cristo es la roca y también representa el fundamento.

Por lo tanto, cuando una persona llega a Cristo, entrega su vida, en este caso su terreno a Él, lo compró con su sangre, pero ahora, queda de parte de la persona, cavar, ahondar para que sus cimientos quede sobre la roca, levantar las paredes y colocar el techo.

Cuando se hace de la manera correcta, no habrá río, mar, lluvia o tempestad que pueda derribar la casa.

Índice()
  1. ¿Qué sucede cuando no se construye la casa sobre una roca fuerte?
    1. ¿Cómo construir nuestra casa espiritual sobre una roca fuerte?
  2. Cristo como fundamento y como roca fuerte

¿Qué sucede cuando no se construye la casa sobre una roca fuerte?

Si, por el contrario, se construye una casa, pero no se establece sobre una roca fuerte, cualquier viento, lluvia, tempestad o río será capaz de derribarla sin mayores esfuerzos.

Así sucede con aquellas personas que llegan a Cristo y no se fundamentan en la roca. (Véase Lucas 6:49).

Un hombre que es sabio, construye su casa y al mismo tiempo lo hizo un hombre necio al momento de llegar las inundaciones.

El hombre sabio como había construido su casa sobre la roca fuerte, pudo resistir sin problemas, en cambio, el necio que cimentó solamente en la tierra, sin ningún fundamento fuerte, sufrió la destrucción de su casa.

En ese sentido, debes en todo momento construir tu casa sobre una roca fuerte, para que tenga firmes fundamentos.

Por lo tanto, ahora que sabes que la roca es Cristo, construye sobre Él y cuando aparezcan situaciones que sean difíciles, podrás soportarlas sin que cause estragos.

pero la fe entendemos haber sido constituido el universo

¿Cómo construir nuestra casa espiritual sobre una roca fuerte?

Todos tus planes, tu casa, tu vida debe ser fundamentadas en Cristo, quien es el que te dará toda la firmeza que necesitas ¿Lo has estado haciendo?

Si no sabes cómo construir tu casa espiritual sobre una roca fuerte, continúa leyendo, descúbrelo y ponlo en práctica.

Debes como primer paso aceptar el señorío de Cristo y de manera conjunta, honrarlo en todo momento, cambiando todo lo que tenga que ser cambiado y hacer todo lo que Él establece.

Actuar bien y darle lo mejor a Él, quien merece lo mejor siempre.

Asimismo, es importante que estés dispuesto no solamente a escuchar su palabra, sino que además debes ponerla en práctica, por eso, para construir nuestra casa espiritual sobre la roca fuerte debes imitar la vida de Jesús en la Tierra, su visión, sus enseñanzas y practicarlas en todo tiempo.

Otro aspecto fundamental es oír y entender la palabra de Dios, evitar siempre estar junto al camino, pero lleno de espinas o piedras porque serás infértil.

Lo que Dios demanda es ser fértil en todo lo que se haga y que esto se vea al oír su palabra y entenderla a la perfección.

De igual manera, debes solicitar a Dios de su sabiduría, solamente con esa sabiduría podrás edificar tu casa espiritual sobre la roca fuerte, hay que entender que el conocimiento humano no es suficiente para ello, sino con la sabiduría que viene de lo alto. (Véase Santiago 1:15).

Cristo como fundamento y como roca fuerte

Si te preguntas en qué nos basamos para argumentar que Cristo es el fundamento, te invitamos a buscar y leer en la Biblia 1 Corintios 3:11, en el que establece que nadie puede colocar otro fundamento que el que ya se encuentra puesto, el cual es Jesucristo.

Asimismo, podemos encontrar que la gracia que da Dios, nos hace perito arquitecto para tener la capacidad de colocar el fundamento, y así otra persona construir encima, mirando como cada uno sobreedifica. (Véase 1 Corintios 3:10).

Pablo quiso decir, como predicador a Corintios, que puso el fundamento, que es Cristo, en muchas personas, y esas personas, gracias a la misericordia de Dios, pueden hacer que muchos tengan a Cristo también como su único y firme cimiento.

Cristo como fundamento, demanda a practicar sus enseñanzas, porque no solamente es escucharlas, sino también, ponerlas por obra.

Subir