¿Para qué sirve la oración de la serenidad? ¿Por qué se hace?

Para que Sirve la Oracion de la Serenidad

Debemos tener en cuenta que la oración y la comunicación con Dios nos garantizan un 100 % de posibilidades de sentirnos mejor. Se precisa que se trata una conexión espiritual con el Padre Santo, que observa desde alguna parte del Reino de los Cielos donde guía nuestros pasos. Pero, hoy hablaremos de, ¿para qué nos sirve la oración de la serenidad?

Este se puede definir como un estado de paz, que consigue el ser humano, aún a pesar de que no todo sea perfecto, y de que se tengan algunas angustias. Por ello, rogamos al Señor que nos proporcione la serenidad por medio de la sabiduría de saber lidiar con ciertas situaciones.

Es decir, existen algunas que no está en nuestras manos controlar y otras en las que nosotros mismos ejecutaremos, el buscar una solución. Sin embargo, mientras pasamos a este proceso utilizando la oración para conseguir la serenidad, conseguiremos estar en paz con nosotros mismos.

Índice()
  1. Lo que se necesita al realizar la plegaria de la calma
  2. ¿Cuál es la plegaria de la entereza?
  3. ¿Cuándo rezar la petición de serenidad?

Lo que se necesita al realizar la plegaria de la calma

La comunicación con Dios es tan efectiva, y asimismo de fácil, porque se puede ejecutar desde cualquier lugar. Pero además esto le podemos sumar que necesitamos una gran inspiración de fe, en que veremos suceder cambios en nuestra vida. Debemos confiar en la santa voluntad que tiene el creador, aunque muchas veces no sea lo que esperamos.

Cuando aprendemos a aceptar con sabiduría y entender que justo ahora no tendremos voluntad suficiente para ver la razón del porqué están sucediendo cada situación, más adelante y con fe, sí lo lograremos. No obstante, cuando mencionamos lo que se necesita, así como si fuera la preparación de una receta, conseguimos que el principal ingrediente se trata de la gratitud.

Me siento un ser humano afortunado por contar con tu presencia cuando mas lo necesitab

Pero, ¿qué tiene que ver el agradecimiento con la serenidad? El estado de paz del ser humano, se consigue al valorar y ver lo que posee. Es decir, cuando damos gracias al todopoderoso, estamos estimando para nosotros mismos que existen cosas buenas en nuestra vida. Aceptar eso, reflexionar sobre la oración de serenidad y demostrárselo al Señor que se está sintiendo, ayudará con todo lo importante.

Logrando de esta manera dar un paso más adelante y conseguir paz. Alejándonos del sentimiento de tener más, que siempre nos lleva por el camino equivocado. Se trata de tener y aceptar todo lo que tenemos como riqueza.

¿Cuál es la plegaria de la entereza?

Ahora, sabiendo de qué se trata de estar en paz y cómo nos ayuda la oración, entonces podremos leer una oración, corta pero precisa:

'Mi amable Dios, tengo que agradecerte por las bendiciones recibidas. Me siento un ser humano afortunado por contar con tu presencia cuando más lo necesitaba. Por lo poco o mucho que tengo en mi ser nada me ha faltado y me mantengo firme y con fe tu divina asistencia. Siento tu bondad cada día de mi vida. Por ello te vengo a pedir hoy, por la serenidad, que necesito para enfrentar los obstáculos y resolver situaciones. En ti confío esta nueva oración y que a tu corazón misericordioso llegue. Amén.'

Como se puede observar en la súplica dejada, agradecimos, adoramos e imploramos, porque nos sentimos satisfechos de tener la compañía de nuestro Creador. De tal manera, que solo con realizar esta oración ya tendremos la paz presente. Por intersección del Espíritu Santo, quien llega a intimar con nosotros y nuestras súplicas.

¿Cuándo rezar la petición de serenidad?

Ahora tenemos una pregunta importante, porque es poco posible que sepamos cuando es el momento adecuado para implorar a Dios. La angustia de la falta de serenidad hace que no podamos conciliar el sueño, tengamos miedo o nos provoca ansiedad. Este es el momento exacto para elevar las súplicas y ayudarnos nosotros mismos.

Es difícil de aceptar, pero cuando reconocemos que necesitamos al Señor en nuestras vidas; entendemos que es un compromiso, confiar y tener fe. Debemos orar para que Dios pueda escuchar, atendiendo el llamado de un hijo, quien pide hablar con su Padre.

Por tanto, es el momento perfecto para llevar a Dios nuestras plegarias, donde por supuesto pediremos por las demás personas que nos rodean. Porque también dar llena de gratitud nuestro corazón.

Subir