¿La oración del justo realmente tiene poder en la Biblia?

La oracion del justo realmente tiene poder en la Biblia

En el libro de Santiago, capítulo 5 versículo 13:18, se puede leer ‘La oración de una persona justa tiene gran poder porque Dios la escucha’. Entonces, según su palabra, la oración de alguien bueno si tiene validez.

Ser legal ante los ojos de Él, no es fácil, pero el Señor nos dice, que Él restaurara nuestras fuerzas y eso, es algo que debemos tener presente, para cada día ser mejores ciudadanos.

Índice()
  1. Qué es una persona buena ante los ojos de Dios
  2. Otras referencias bíblicas del poder de la oración de una persona justa
  3. Cómo puedo ser una persona justa y agradable a Dios

Qué es una persona buena ante los ojos de Dios

La buena, ante los ojos de Dios, es aquella que procura hacer siempre el bien. Hoy en día es muy común encontrarnos, con esos que albergan en sus corazones, odio, rencor y muchos sentimientos mezquinos.

Pero también, podemos encontrar aquellos, que en sus corazones abundan la armonía y el amor al prójimo. No solo que se conforman con hacer el bien, de forma recíproca. Es decir, lo que son buenos con ellos. También lo hacen porque alguna vez han sido víctimas.

Debemos tener presente, que él sacrificó de Jesús, al morir en el madero de la cruz, fue por todo aquel que le abra su corazón. Que lo acepte como su Señor y Salvador, por lo tanto, tenemos la oportunidad de contar con ese gran privilegio.

Un tipo bueno es aquel que busca estar en constante comunicación con Jehová. Que día a día se esfuerza por cumplir su voluntad, aunque entendemos, que muchas veces se les hace difícil hablar del tema del Todopoderoso, y seguir su voluntad.

Dios esta lejos de las personas perversas, pero cerca de todos los bondadosos

Otras referencias bíblicas del poder de la oración de una persona justa

En la biblia, encontrarás otras referencias, sobre la fuerza de la oración de un alma amable. Una de ellas se encuentra en el libro de los Salmos 34, 17 ‘Los justos clamaron y El Señor de los cielos escucho su clamor y los libro de todas sus tribulaciones’.

En este pasaje, observamos, de nuevo, que aquel que hace lo recto ante los ojos de Jehová, está muy cerca de Él. Por lo tanto, su oración es escuchada y respondida más rápido. Por eso es bueno ser recto y agradable ante los ojos del Señor.

En Proverbios 15, 29 el Rey Salomón escribió ‘Dios está lejos de las personas perversas, pero cerca de todos los bondadosos’. Una vez más se resalta que el Celestial escucha la oración del amoroso, por lo tanto, debemos esforzarnos para ser correctos ante el Señor.

En la biblia, también encontrarás diferentes relatos, de individuos que hicieron lo justo ante los ojos de la Deidad, y Él siempre estuvo a su lado. Para respaldarlo y protegerlos en todo tiempo.

Por ejemplo, como el caso de Sadrac, Mesacc y Abednego, quienes no quisieron inclinarse ante el Rey y Dios se glorificó salvándolos del horno de fuego.

Cómo puedo ser una persona justa y agradable a Dios

Cristo nos regaló el libre albedrío, se muestra de forma clara en la biblia. Lo que significa que nosotros, tenemos la capacidad de escoger de que lado queremos estar y que camino queremos recorrer. Por ello, debemos estar consientes que sobre toda acción que hagamos, tendremos una recompensa, ya sea buena o mala.

Ser sincero, muchas veces es muy difícil, ya que para ello debemos dejar a un lado nuestra humanidad, voluntad y solo enfocarnos en hacer lo que el Altísimo quiere que hagamos. Para ser leal debemos empezar por amar al prójimo.

En ocasiones poder callar el enemigo, no se complementa con nuestra personalidad. Pero es allí donde radica el amor del Creador, por el hecho de que debemos vencer todos esos deseos, y hacer lo que Él espera de nosotros. Es allí donde necesitamos ser valientes para doblegar los sentimientos mezquinos.

El evangelio de Lucas, contempla, que Jesús nos dice, que debemos amar a nuestros enemigos, y bendecir a los que nos maldicen. Que si alguien nos golpea, no respondamos al golpe, sino que coloquemos la otra mejilla. Esto es un ejemplo claro de como ser agradable y justo ante Jesucristo.

Subir