¿Qué nos enseña la oración del Padre Nuestro?

Que nos enseña la oracion del Padre Nuestro

El Padre Nuestro es una oración universal poderosa, quizás es la más conocida y aceptada a nivel mundial. Para entender sus enseñanzas es importante conocer el origen, historia, significado e interpretación del Padre Nuestro. Continúa en la lectura y entérate.

Índice()
  1. Propósito de la oración Padre Nuestro
  2. Cuántas peticiones tiene el Padre Nuestro
    1. Peticiones para Dios
    2. Peticiones para nosotros
  3. Qué debemos hacer para que el Padre perdone nuestras deudas

Propósito de la oración Padre Nuestro

El Padre Nuestro es atribuido a Jesús de Nazaret, aunque existen muchos críticos que aseguran se desprende de la Toráh. Esto se debe a que Jesús nació en Jerusalén, y es conocido como judío. Sin embargo, Jesucristo cambió ciertas corrientes de pensamiento respecto de las leyes de Dios, y las manifestó en parte mediante la oración.

El propósito de la oración al Padre es crear un canal de comunicación con Dios, donde se realizan plegarias y se pide al señor por distintas causas. La intención de Jesús fue romper con las costumbres que alejaban al ser humano del Padre (Dios). Así que lo que nos enseña la oración al Padre Nuestro es acercarnos a Dios con confianza, solicitar perdón y ser perdonados, así como implorar al Padre por nuestras necesidades.

En general, muchos de los pasajes de la biblia muestran a Jesús efectuando oraciones antes de tomar decisiones importantes. Esto es sinónimo de la importancia de Dios en nuestras vidas, por ello, se debe pedir y confiar en el Señor ante cualquier circunstancia. Así podemos llegar a formar la fe en Dios, sabiendo que el Padre está presente en cada una de las etapas de la vida.

El Señor es paz y amor, por ello, tiene la capacidad de perdonar nuestras faltas

Cuántas peticiones tiene el Padre Nuestro

Según los evangelios de Lucas y Mateo, el Padre Nuestro está compuesto por 5 y 7 peticiones respectivamente. En la actualidad, la iglesia católica ha adoptado como oración al Padre Nuestro universal, a la versión de Mateo. Las peticiones que comprenden esta versión se dividen en dos bloques generales que son:

Peticiones para Dios

Las primeras tres peticiones están dirigidas al Padre para alabar su grandeza y poder, y solicitar de su gracia para nosotros como hermanos. 'Santificar el nombre de Dios' es la primera petición donde se reconoce el poder absoluto del Padre. 'Solicitar la venida del reino de Dios' es la segunda petición que enaltece el nombre de Dios. Y finalmente, la última petición de este primer bloque en el Padre Nuestro es 'Solicitar al Señor que se haga su voluntad', donde se manifiesta la confianza en el Padre para poner nuestro destino en sus manos.

Peticiones para nosotros

El segundo bloque está compuesto por cuatro peticiones que son realizadas en la oración al Padre, para pedir su favor en nuestro nombre. 'Solicitar el pan de cada día', donde se reconoce el poder de Dios para alimentar a todo ser viviente. 'Solicitar perdón al señor por las ofensas que hayamos causado, y aceptar el perdón de quienes nos hayan ofendido', es otra de las peticiones hechas a Dios en el Padre Nuestro.

La tercera petición de este bloque es 'Pedir al Padre que no nos deje caer en tentaciones', donde se solicita al Señor que nos aleje de los caminos que conducen al pecado. Y finalmente, la última petición de la oración al Padre Nuestro es 'Solicitar que nos libere del mal' tanto del plano espiritual como del terrenal.

Qué debemos hacer para que el Padre perdone nuestras deudas

El Señor es paz y amor, por ello, tiene la capacidad de perdonar nuestras faltas, pues, puede ver a través de nuestras almas y saber si estamos arrepentidos de haber cometido las faltas. Y este es el detalle más importante respecto de este planteamiento, y es que puedes ser perdonado, siempre que estés arrepentido de corazón. Además, debes tener la capacidad de perdonar a quien te haya ofendido.

Así que tienes que tener la voluntad de perdonar para poder solicitar el perdón, el reino de Dios no es material, sino espiritual. No compartirá la gracia de Dios quien diga estar arrepentido, sino quien muestre estarlo en realidad. Se debe estar en comunión con Dios, y para ello puedes realizar una oración de agradecimiento a Dios.

En general, el Padre Nuestro nos invita a comunicarnos con Dios y solicitar su favor para cumplir distintas plegarias. No se trata de pedidos individuales, sino de pedidos en nombre de nuestros hermanos.

Subir