Oración de consagración de la familia a San José ¡Cambia nuestras vidas!

oracion de consagracion

La oración de consagración es muy efectiva, para que nuestro hogar sea lleno asimismo esté siempre rodeado de mucha alegría, felicidad como de gozo, para nunca nos falte la tolerancia, el respeto mutuo que debemos tener hacia nuestros semejantes. Saber pedir a San José por medio de la oración la debida consagración por la familia para que puedan cambiar sus vidas, nos puede llevar a una vida más satisfactoria para así poder lograr una mejor consagración familiar.

🙏 Oración de Consagración de la Familia a San José ¡CAMBIA NUESTRAS VIDAS! 🙇

Interceder ante San José para que sea él quien nos ayude en la consagración de nuestras familias, podemos conseguir el bienestar espiritual que necesitamos. Para así poder estar más cerca a su padre espiritual, hasta el punto de parecerse como en virtud como en la misma santidad. Debemos orar con cordura sabiendo lo que se va a solicitar que sería un punto muy importante como lo es la consagración de la familia a San José para que nos ayude a cambiar de la mejor manera nuestras vidas por medio de la consagración.

Índice

    Oración a San José ayúdanos la consagración de nuestras vidas

    Pidiendo la intersección de San José, para la consagración de nuestras familias a tener un cambio radical en nuestras vidas, es fundamental para así poder llevar de una mejor manera la conexión con nuestro padre.

    San José unido en el amor perfecto

     que siempre nos miras,

    con misericordia ,

    como igualmente cariño.

     

     Consagramos nuestros corazones,

     nuestras vidas,

     como nuestras familias,

     para que sean resguardadas,

    bajo su amparo como protección.

     

    Venimos a consagrarnos,

     ante su hermosa presencia,

    por todo lo que somos,

     como tenemos.

     

    Ya que por un acto de la omnipotencia,

     del padre hemos sido creados,

     por gracia del hijo hemos,

    sido redimidos.

     

    Asimismo que por su inmenso amor,

     ha venido a nuestras almas,

    para santificarnos.

     

    A su misericordia divina,

     queremos consagrar hoy,

    nuestras personas nuestra familia,

     como también nuestra vida.

     

     Para que nunca dejes de mirarnos,

    con benevolencia,

     mira desde el fondo de nuestro corazón,

     humillado que reconoce,

    sus errores e ingratitudes.

     

    Para qué unidos firmemente,

     en un mismo corazón,

    seamos fieles a sus mandatos.

     

    Mandatos de amor para que nuestro hogar,

     sea un remanso de paz,

     como de virtud que refleje,

     constantemente el modelo,

    de su sagrada familia de Nazaret.

     

    Envía su espíritu de luz,

     como igualmente de sabiduría,

    sabiendo los pequeños sucesos,

     de cada día con ojos de eternidad.

     

    Asimismo seamos siempre,

    fieles a la vocación que designaste,

    a cada uno de nosotros en los,

    designios misericordiosos.

     

    Que así se haga realidad,

     en deseo de reinar,

    en nuestra familia para que podamos,

    salir victoriosos ante su hermosa,

    presencia mi San José.

     

    Encomendamos igualmente

     por medio de esta consagración,

     a todos los pastores de la iglesia,

     para qué por medio de su misericordia.

     

     Puedan tener la luz,

     como la fortaleza necesaria,

     que son de luz como de paz.

     

    San José consagro a toda mi familia,

     a tu paternal protección,

    para que nos mantengas,

     en resguardo como seguros.

     

    En estos tiempos no permitas,

     que ni uno solo se pierda,

     muriendo sin sus ritos sacerdotales,

    asimismo sin su amable presencia.

     

    Nuestra familia se postra,

     en estos momentos de dificultades,

    para implorar tu gran misericordia,

     para que unidos firmemente,

     en un mismo corazón.

     

     Seamos fieles a tus mandatos,

     de amor para que nuestro hogar,

     pueda ser un remanso,

     de paz como de virtud.

     

    Dios que nos ofreces a San José,

     como el verdadero modelo de la devoción,

     a los sagrados corazones de Jesús,

     como de María.

     

     Ofreciéndolo como patrón,

     en medio de las pruebas,

     que afligen al mundo,

     como a la iglesia.

    hijo mio si tu corazon

    Concédenos por su intersección,

     la gracia de poder llegar,

     a ser los verdaderos hijos,

     de éstos sagrados corazones.

     

    Te lo pedimos por el mismo,

     Jesucristo nuestro Señor.

    San José que fuiste escogido,

     por Dios para ser cabeza,

    de la sagrada familia.

     

    Dígnate a entrar en nuestra familia,

     que hoy quiere que entre en sus vidas,

    para que puedan ser abrigadas,

     bajo su manto de protección.

     

    Desde este preciso momento,

     lo elegimos para que,

    seas el padre protector,

     como el consejero.

     

     Asimismo que nos guía,

     como dueño de nuestras vidas.

    Colocamos bajo tu especial custodia,

     cuanto somos e igualmente tenemos,

    así como son nuestras almas.

     

    Tal como cuerpos los bienes materiales,

     Como espirituales que poseemos.

    Confiamos el final de nuestra presencia,

     en este mundo para que nos ayudes.

     

    Nos ayudes a conseguir el paso,

    hacia la eternidad.

    Poderoso San José,

     patrono de la iglesia universal.

     

    Defiéndenos de todos los peligros,

     como asechanzas,

     hasta los mismos engaños,

    de nuestros enemigos visibles,

    como invisibles.

     

    Danos consuelo,

     en las fatigas como también,

    en las amarguras de la vida,

     asiste en las agonías,

     como luchas en la muerte.

     

    Intercede por nosotros,

     para alcanzar las infinitas,

    gracias en el camino,

     por esta vida.

     

     Para que seas nuestro guía,

     en nuestro paso tras paso,

    hasta coronar el sueño que es el más,

    importante que es la eterna salvación.

     

    Amén.

    ¿Por qué debemos hacer esta súplica?

    No podemos conocer la vida de Dios, de no ser alcanzada con una verdadera madurez espiritual. La consagración por medio de la oración de San José es la base de protección para nuestra familia e igualmente para sus vidas.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más