Oración poderosa a San José para pedir un favor urgente ¡Y que se cumpla!

Oracion poderosa a San Jose para pedir un favor urgente

El gran patrono de los artesanos, también nos inspira a pedir milagros, sobre todo en situaciones que necesitamos una solución favorable y rápida. Por ello, abre las puertas de tu corazón y déjalo entrar, donde pueda intervenir con su devoción, en darte lo que necesitas.

Índice()
  1. Hermosa oración a San José para conseguir un milagro y encomendarse con urgencia
  2. ¿Qué significa San José en el catolicismo?

Hermosa oración a San José para conseguir un milagro y encomendarse con urgencia

Si el aprieto trata de dinero, se le puede hacer una plegaria a San Onofre por la fortuna y la suerte, orando de igual manera al guardián de María para conseguir un milagro.

¡Oh, Bendito San José!

Hoy rezo a ti con la certeza

de que te encuentras pendiente

de mis necesidades e incluso

sin decírtelas.

 

Sé que puedes ver en el fondo

de mi corazón lo abrumado

que estoy.

 

Aunque tengo la certeza

de que tu puro amor hará una

excepción para atenderlas y

darle una solución pronta.

 

Sé que viene de parte del Señor,

porque estoy seguro de que aunque

es omnipotente, no vacila nunca en ayudarnos

cuando más lo necesitamos.

 

Sé que es una prueba más que tengo que vencer,

pero también no dudo en pedir y rogar

por un milagro.

 

El plan de Dios se encuentra escrito,

Él quiere lo mejor para mí,

y busca enseñarme algo.

 

Pero te pido, bendito San José,

que me hagas esta prueba menos difícil.

Si es necesario, bríndame tu

fortaleza y tus virtudes de

guardián para poder con todo esto.

 

Aunque pido este milagro,

puedo ver mucho más allá, después de

esta ocasión volverá

a salir el sol y encuentro

esperanza en mi futuro.

 

Pero clamo a Dios Todopoderoso,

porque lo puede todo, así que debo dejar

de tener miedo y seguir adelante.

 

Esperando con paciencia que actúes

obres en mi vida y haga su Sagrada voluntad,

que siempre será la mejor.

 

No tengo duda de que

estás allí escuchándome,

porque sé que los que tenemos fe

podemos consentir

el auxilio que necesitemos.

 

Todo lo que pido se me será

concedido, siempre y

cuando lo crea ya hecho.

 

El día de mañana estaré más feliz,

porque mi Dios Padre, me demostrará

que está obrando sobre mi vida

que nada me faltará.

Superare de esa prueba que me estas poniendo en mi camino y sere mas fuerte

Todo en tu bendito nombre y favor

que me has hecho San José, al también

hablarle a tu hijo sobre mí.

 

Al suplicarle por la devoción que lo caracteriza,

donde me brinde una nueva

oportunidad y pueda conseguir Paz.

 

Perseveraré en oración, porque sé

que esa es la salida

a todos mis problemas.

 

En cualquier lugar

de la sagrada escritura

puedo encontrar que:

 

Mientras me encuentre

en comunicación con el Creador,

nada me faltará.

 

Por eso pido este milagro y que suceda solo

lo depende de mí y de la fe que tenga

a Dios Todopoderoso, porque te guardo

en mi mente, palabra y también corazón.

 

Superaré esta prueba que me

estás poniendo en mi camino y

seré más fuerte.

 

Porque tengo a Jehová

que no permite que sufra ni un día más.

En todos los episodios de

la vida me coloca la ayuda

necesaria.

 

Bendito sea San José, también

mi Dios Todopoderoso,

ambos interceden actuando

de una manera sobrenatural sobre mi vida,

dándole la solución a todo.

 

Como nos dice el Señor en Isaac 55-8,

nuestros pensamientos también son los de Él.

Son palabras que nos llenan de vida y nos dan

aliento para seguir adelante,

luchando contra cualquier adversidad.

 

Porque estábamos entregados

a Él y ese es el mayor milagro

de la humanidad.

 

Poderoso José, mi favor

se encuentra hecho,

no tengo nada por la cual afligirme.

 

Mi alma se llena de dicha ante tan

poderosa situación, por eso los adoraré

siempre en mi oración.

 

Ustedes han hecho un hombre

más feliz y lleno de gloria.

Muchas gracias por su ayuda

y por tan hermoso milagro.

 

Amén.

¿Qué significa San José en el catolicismo?

Entre tantos hombres, el Padre adoptivo de Jesús, un siervo elegido por Dios para ser el compañero fiel de María. Su corazón se puede comparar con el del Arcángel San Miguel, al cual se le pide un deseo o un favor y lo hará realidad. Ambos también trabajan para la protección de todos.

Subir