Saltar al contenido

Oración para dar las gracias a Dios por las bendiciones por mi trabajo

14 junio 2020
Oración para dar las gracias a Dios por las bendiciones por mi trabajo

El agradecimiento engrandece nuestra alma, pues estar agradecido con todo lo que recibimos es muestra de que valoramos las bondades del mundo. Quien se encuentra en constante agradecimiento con Dios, la familia, los amigos, la pareja. Siempre estará dispuesto a recibir cada vez más. Te presentamos la Oración para dar las gracias a Dios por las bendiciones por mi trabajo.

No es muy sencillo que se diga encontrar el trabajo que vaya acorde a tus necesidades. Es decir, que te guste, que te sientas cómodo, que te haga aprender y superarte y en el cual estés conforme con la remuneración. Pero muy aparte de eso, el tener un lugar a donde ir cada día a cumplir alguna función específica y que éste sea el sustento de tu familia. Es un buen motivo para agradecer a Dios.

Oración para dar las gracias por las bendiciones por mi trabajo

El trabajo honesto es considerado por Dios como un buen ejemplo. Asistir diariamente a tu lugar de trabajo, con responsabilidad, puntualidad, honestidad, humildad y compromiso es algo que muchas personas desconocen. Pues el mundo se ha abarrotado de personas perezosas, inconformes, irresponsables, cómodas y facilistas que han pedido el valor de luchar por obtener sus propias cosas.

Por consiguiente, es menester agradecer con una Oración para dar las gracias a Dios por las bendiciones por mi trabajo a Dios. Si tienes un trabajo digno, y no hablo solo de médicos, ingenieros o licenciados. También los barrenderos, las muchachas de servicios, peluqueras, también son trabajos dignos para agradecer a Dios.

Agradecimiento por mí Honrado Trabajo

Bendito mi Dios Misericordioso,

glorioso Jesucristo hijo de Dios,

tu grandeza te hizo el rey de la tierra

y único entre los hombres.

 

Además eres ejemplo

de los más puros sentimientos

que Dios puso sobre ti

para enseñarnos a amarlo como tú lo hiciste.

 

Hoy quiero hacerte llegas mi más sincero agradecimiento

porque he obtenido el trabajo acorde a lo que necesitaba,

me siento feliz y agraciado ante ti

porque has escuchado mi llamado y mi clamor.

 

Me has permitido hacer vida laboral

en medio de un ambiente de trabajo

agradable, cómodo, flexible y amistoso.

Donde mi jefe es honesto y comprensivo,

y por lo tanto su trato hacia mí es de igual ante todos.

 

Permite que disfrute haciendo lo que me gusta,

rodeado de gente que espera lo mejor de mí

y que no envidia lo que hago,

sino por el contrario busca conocimientos de mí.

 

Me has hecho una persona

inteligente y emprendedora

y por ello estoy en medio

de una honorable y reconocida empresa.

 

Concédeme la dicha de que mis superiores

observen lo bien que llevo a cabo mis actividades,

que valoren mis conocimientos y mi compromiso con ellos

basado en la fidelidad y la lealtad que Cristo me ha enseñado

en el contenido de sus palabras.

Tu padre San José humilde carpintero,

disfrutaba lo que hacía,

era su don construir con madera para embellecer

y facilitar la vida de los demás.

Que mi trabajo sea imitación del de tu padre José.

 

Protege mi vida y mi andar,

el peligro acecha y a veces no lo veo,

cuídame de las maldades de Satanás,

que busca inculcar en el prójimo

malos sentimientos para dañar mi vida.

 

Aleja las tentaciones y no permitas

que caiga en pecado.

Perdóname porque sé que he faltado,

suplico tu perdón,

absuelve mis pecados que hoy solo te sirvo a ti.

 

Reconozco mis faltas y me arrepiento de ellas.

Y por eso te dedico mi oración,

para agradecerte tanto amor y tanta consideración.

No quiero apartarme de ti,

bendice mis pasos que voy camino

a tu gloria y a la vida eterna.

 

Amén

Sé siempre honrado en todo lo que haces

Dios nos ha enseñado a imitar el ejemplo de Cristo en todas sus virtudes, a seguir sus pasos como muestra del amor que nos profesa. Nos enseña en la Biblia a conseguir el refugio a las penas que nos agobian y las respuestas a nuestras dudas. Más sin embargo, intenta siempre ser una buena persona, con valores y principios de honestidad y honradez.

En cualquier trabajo al que vayas, sé sincero, leal y honesto ante todas las cosas. Lleva a Dios en cada acto y cada palabra que das. Dios llenará tu vida de bendiciones cuando sepas corresponder al amor que Él te da.