Milagrosa oración por un enfermo desahuciado ¡Intercede por él!

Milagrosa oracion por un enfermo desahuciado

Tener una enfermedad terminal, es una situación angustiante para todo aquel que la padece. Además del paciente, también es doloroso para los familiares y seres queridos. Es por eso que en nuestros corazones siempre albergamos la esperanza de sanar a un enfermo grave. Pidiendo al Creador, que interceda por él y haga un gran milagro.

Índice()
  1. Oración por la sanidad de un enfermo desahuciado
  2. Dios tiene el poder de librarme de la muerte

Oración por la sanidad de un enfermo desahuciado

Solo Dios sabe en qué momento vamos a partir de este mundo. Es por ello, que en muchas ocasiones la ciencia se equivoca. Ya que Él, tiene el tiempo determinado, para cada quien y nosotros, somos un instrumento en sus manos. Puesto que Él, puede obrar y hacer grandes milagros por medio de nuestras vidas.

Señor Jesús, yo vengo ante ti, para darte

infinitas gracias, por todo tu amor

y por tu misericordia. En este momento

te agradezco, por las maravillas que

nos concedes en el nuevo día.

 

Agradecido, Señor, ya que Tú, eres grande

y piadoso. Porque, aún siendo

nosotros personas pecadoras, Tú, siempre

estás cuidándonos y procurando el bienestar.

 

Disculpa nuestras ofensas hacia ti, y eso con lo

cual yo te he ofendido. Lo siento por mi egoísmo,

mis feas actitudes y mis horrendas acciones.

 

Perdóname por aquello que hice en mi pasado,

que ya ni no lo recuerdo y que, también, ha sido

causa de alejarme de tu presencia. Perdón, si

te he ofendido a ti, o algún hermano,

y ya lo he olvidado.

 

Señor, en este momento yo quiero pedirte, que

seas Tú, entrando a mi corazón y a mi vida. Yo te

abro las puertas de mi ser, y te acepto a ti, como

mi único Señor Salvador.

 

Limpia mis pecados y mis faltas ante ti, con el fin de

poder ser una nueva criatura en Cristo Jesús. En este

momento, yo quiero pedirte de forma especial, que

seas Tú, tocando en el cuerpo de mi hermano,

que se encuentra enfermo y desahuciado por los médicos.

Limpia mis pecados y mis faltas ante ti, con el fin de poder ser una nueva criatura

Oh, mi Deidad, Todos somos hermanos, pues

eres el Padre. Te pido, sé Tú, obrando de modo

muy especial en su vida. Tú, mejor que nadie,

conoces por lo que ha pasado y sufrido a

causa de su enfermedad.

 

Pero en este momento yo lo coloco en tus manos

para que seas Tú, tomando el control de su vida.

Yo clamo a ti, con el objetivo de que le des el

consuelo y la fortaleza que él necesita.

 

Ya que no es sencillo vivir con un diagnóstico,

que te dice que ya no tienes esperanza.

No debe ser fácil, Señor, enfrentarse día a día

a la posibilidad, de que en algún momento,

partamos de este mundo.

 

Por eso yo te pido, que seas Tú, obrando en su vida.

Porque Tú, eres el Dios de lo imposible, y sé que si

es tu voluntad, Tú la puedes levantar y obrar

grandes milagros en él, y así su recuperación

y su vida sea testimonio de tu gran poder.

 

Pasa tu mano sanadora por todo su cuerpo

y restaura sus células, los órganos que ya no

están funcionando bien, y que seas Tú,

devolviéndole la salud y la vitalidad a ellos.

 

Que se llene de energía y fuerza. Que también,

vuelva a tener confianza y la Fe en ti, para que

exalte y glorifique tu nombre.

 

Señor, solo Tú, sabes el por qué suceden las cosas,

y en muchas ocasiones, lo que deseas es que

nos volvamos a ti, en espíritu y en verdad. Sé que

Tú, no le das a nadie una carga, que no pueda llevar.

 

Por eso coloco toda mi confianza en ti, y acepto

tu voluntad. Porque si en ti, esta que él debe partir,

deseo que nos des la fortaleza y el consuelo,

que necesitaremos para superar su ida.

En el nombre de Jesús.

 

Amén.

Dios tiene el poder de librarme de la muerte

Dios tiene el poder de hacer lo que considere que sea lo mejor para cada uno de nosotros. Él puede realizar grandes prodigios y milagros. Recuerda que Lázaro ya tenía 4 días de haber muerto y con tan solo una palabra volvió a la vida. Entonces, si necesitas obtener la sanación, debes ser de gloria para el Rey del universo.

Subir