Saltar al contenido

Oración al Espíritu del Dominio para lograr control sobre tu vida

14 mayo 2020
Oración al Espíritu del Dominio para lograr control sobre tu vida

El Espíritu del Dominio se encarga de exponer las maneras de amarrar a una persona, siempre y cuando el proceso sea realizado con responsabilidad, y sin buscar dañar a los demás, sino más bien como un método para mantener cercanía amorosa. Sin embargo, él no solo se basa en ello, sino que también puede ser utilizado de una forma más sensata.

A pesar de que la mayoría de las oraciones elevadas a él son para lograr cierto control en un tercero, esa no es su única virtud. El Espíritu del Dominio es capaz de cumplir un rol sumamente importante en la superación personal, ya que, al realizar oraciones constantes, incentiva a la estabilidad emocional, profesional y en todo sentido.

Mediante la oración se puede controlar el desempeño de la vida personal, para así mejorar en aquellos aspectos que se desean. Solo es necesario mantener la fe en los resultados que se esperan y una actitud segura.

Controla tu vida con esta oración

El es capaz de mantener las cosas estables, y que la vida lleve un rumbo ordenado. No existe nada mejor que el dominio propio, y con esta oración para dicho espíritu podrá lograrse aquello. Mediante el reconocimiento espiritual y la superación, se puede llegar a un auto control ideal para sobrellevar las dificultades de la vida, tomando siempre las decisiones más acertadas y no las precipitadas.

Espíritu del Dominio, espíritu encargado

de controlar los acontecimientos

que suceden y cómo, cuándo y

por qué suceden.

 

Espíritu libre, fuerte y poderoso.

Tú, espíritu benéfico y con un

potencial infinito para organizar la

vida a tu antojo.

 

Espíritu glorioso, espíritu impetuoso.

Oh, tú, Espíritu del Dominio:

Te llamo en el nombre de Dios.

Te invoco en el nombre de Dios.

 

Espíritu del Dominio, aquí estoy,

esperando a que vengas a mí,

aquí te espero, alzando una

plegaria para ti.

 

Espíritu del Dominio ven, deseo que

me cubras con tu presencia. Yo invoco

tu presencia. Imploro tu presencia.

Yo acudo a ti, esperando que me

escuches, en el nombre de Dios.

 

Espíritu del Dominio, hoy te pido

que observes cómo transcurre

mi vida, desde lo más simple, hasta

lo más profundo, incluso las

cosas que yo no pueda percibir.

 

Invade mi ser, entra en mi alma

y ayúdame a tomar el control

de mi vida. Espíritu del Dominio,

ayúdame hoy a mejorar mi vida.

 

Tú, que controlas hasta el más

pequeño movimiento, ayúdame

a adquirir autocontrol.

Oración al Espíritu Dominio

Enséñame a cada día actuar

y pensar por mi cuenta, sin

dejarme influenciar por persona

y agentes externos.

 

Permíteme tener marcada

mi identidad, y que nadie 

interfiera en ella.

 

Que todos los inconvenientes,

malos momentos, problemas

y dificultades que se me presenten,

desaparezcan en un instante,

porque con tu poder sabré

cómo manejarlos.

 

Dame la capacidad de superar

los obstáculos con facilidad, y

no estancarme.

 

Ayúdame a no entrar en pánico,

sino a mantener una actitud confiada

y no dejar que ninguna situación

repase el poder de control

que le ofreces a mi vida.

 

Poderoso Espíritu del Dominio,

en el nombre de Dios, entra a

mi vida, a mi mente, a mi

corazón y a todo mi ser.

 

Controla los acontecimientos

actuales y futuros, y otórgame

la claridad y fuerza para entender

lo que sucede, y tener la potestad

para hacer algo al respecto con las

cosas que no me siento conforme.

 

Espíritu del Dominio,

intercede en el control de

mi vida para que esta

lleve un rumbo ideal.

 

Amén.

El Espíritu del Dominio es capaz dar el control que se requiere en la vida

Con esta oración las cosas se  van a organizar como es debido, gracias al Espíritu del Dominio. Por tal motivo representa la libertad, la fuerza y la osadía. Se requiere de valor para poder controlar el rumbo de la vida, y él es capaz de ayudar en ello.

Esta oración se realiza en momentos de dificultad, donde todo parece derrumbarse y no tener salida. También se utiliza para adquirir cada día más valentía de tomar el control de la vida.