Saltar al contenido

Oración milagrosa a Fray Leopoldo de Alpandeire para los enfermos y afligidos

25 mayo 2020
Oración milagrosa a Fray Leopoldo de Alpandeire para los enfermos y afligidos

En el siglo 21 en pleno desarrollo del cyber espacio, cientos de miles de personas, se reúnen para celebrar a un humilde campesino nacido a mediados del siglo 19 en un pequeño pueblo andaluz. Modesto fraile capuchino, que vivió entre el siglo 19  y el siglo 20, este humilde hombre pastoreó como también ordeñó rebaños al igual que los campesinos del pueblo andaluz. Siempre predicando la palabra y confiando en el poder de la oración milagrosa a Fray Leopoldo de Alpandeire para los enfermos.

A sus 34 años Francisco Tomás abandona Ronda para ingresar en el convento capuchino de Sevilla, el noviciado comenzó con la toma de hábitos y el estreno de su nombre Leopoldo, que allí ya indicaba que empezaba ya a tener un cambio de vida.

Milagrosa plegaria a Fray Leopoldo de Alpandeire para los enfermos y angustiados

También lo conocemos como un hombre muy humilde que pensaba era solo en ayudar a los humildes y enfermos. De esta vocación sale la inspiración para oración milagrosa a Fray Leopoldo de Alpandeire para los enfermos.

Oh Dios, nos invocamos a ti humildemente

con la buena fe, como también la

esperanza de que nos escuches para,

poderte servir mejor.

 

Así como llamaste a servirte a nuestro

 Fray Leopoldo te pido nos obsequie

s un corazón como el de él,

noble dispuesto a servir a los

humildes como también a los afligidos

de corazón.

 

  Asimismo, para ayudar a otras personas con,

la cruz que ellos cargan, queremos

que nos regales, un corazón fuerte, grande,

valiente con los seres humanos.

 

Fiel y atento para con todos,

pero fundamentalmente,

servicial y dedicado a los enfermos

como afligidos, regálanos un corazón

nunca centrado sobre mí,

siempre apoyado en Ti.

 

Te pido que nos sintamos felices de

apoyarte y de servirte,

para así poder servir a mis hermanos,

que tanto necesitan de un corazón noble

para que nos podamos proyectar

hacia grandes ideales.

 

No por elecciones mediocres,

regálanos un corazón,

lleno de generosidad, vuelve tus ojos

de misericordia, a las virtudes,

así como lo practicó tu Siervo

Fray Leopoldo, así también.

 

 Queremos que nos renueves el corazón,

para que seamos nobles y puros para

poder servir a las personas,

que estén más necesitadas.

 

Así como también como son las personas

enfermas que no consiguen muchas

veces la cura, para tan graves enfermedades,

como también muchas veces

es por la terrible situación que enfrentan.

Ya que muchos no tienen ni para comer

menos para poder adquirir una medicina

para calmar sus dolencias.

 

Señor haznos un instrumento de tu paz,

como también le diste la calma y la

paciencia a nuestro Fray Leopoldo.

 

 Para así también poder tener una palabra

de aliento a aquellas personas que

se encuentran afligidas,

consiguiendo salida alguna para sus

preocupaciones que hasta atentan

contra sus vidas.

 

 Padre Misericordioso,

 te pido, como también te imploro que

nos llenes más de amor,así como elegiste

a Fray Leopoldo de Alpandeire.

 

A pesar de ser un hombre humilde,

trabajador de sol a sol, a quien solo le

importaba trabajar, para ver con ojos de

compasión a su pueblo, además, dándoles

ayuda con el poco dinero que ganaba

con su duro trabajo.

 

Así mi Señor me postro ante ti,

para suplicarte y pedirte que nos hagas

cada día más nobles de corazón,

como también servidores de las personas

que requieran nuestros servicios.

 

 Ya que cada día, nuestros corazones se colocan

 más duros, rechazando el servir a

nuestro prójimo, manejando

siempre la envidia y también el egoísmo.

 

Padre de bondad, queremos con

esta humilde oración, nos ayudes a que nuestra

mente y corazón se encuentren

predestinados para hacer el bien

a todas las personas que lo necesitan.

 

Amén

¿Es de utilidad hacer este tipo de oración? ¿Conseguiremos una respuesta?

Así como Dios Todopoderoso escogió a nuestro Fray Leopoldo Alpandeire, para servir a las personas más humildes, así como a son enfermos y también a las personas más afligidas. De la misma manera queremos que nuestro Señor Jesucristo nos regale la oportunidad un cambio en nuestras vidas, y Él quiere darnos ese cambio.

Para que seamos personas nobles, con un renovado corazón, para que seamos servidoras como personas muy dedicadas al servicio de quienes requieran la ayuda de quien lo necesite por medio de la oración milagrosa a Fray Leopoldo de Alpandeire para los enfermos. Por eso pedimos a nuestro Fray Leopoldo que intervenga.