Saltar al contenido

Oración bella para dar gracias a Dios por mi bebé que viene en camino

14 junio 2020
Oración bella para dar gracias a Dios por mi bebé que viene en camino

La mejor noticia que puede recibir una mujer es la noticia de saber que está embarazada. Aunque de primera impresión nos pueda causar asombro y un poco de incomodidad y preocupación. A medida que vamos evolucionando en el proceso de gestación del bebé, nuestros lazos de afecto van creciendo cada vez más. Implora esta oración bella para dar gracias a Dios por mi bebé que viene en camino.

Por cuestiones de salud, a algunas mujeres el proceso de embarazo les genera malestares. Algunos más graves que otros que no solo pueden causar daños irreversibles a las futuras madres. Si no también al pequeño bebe que crece y se fortalece en el vientre de su mamá. En otros casos, existen mujeres que se les hace muy difícil quedar encintas y este hecho se les puede considerar hasta milagroso.

Dar gracias a Dios por mi bebé que viene en camino

Es una bendición para los padres puedan concebir un hijo y traerlo a este mundo. Solo puedo imaginar la dicha que sintió la Virgen María cuando el Ángel Gabriel le dio esta buena noticia. Más aún, sabiendo que esto sería por obra y gracia del Espíritu Santo.

Muchas madres han de sentir esta inmensa felicidad y pues desean agradecer a Dios la futura y normal llegada de ese bebé. Aquí te presentamos una Oración bella para dar gracias a Dios por mi bebé que viene en camino.

Excelentísimo Dios Todopoderoso

Oh Mi Adorado Dios,

 bendito seas ante el mundo,

 bendita tu gracia que dio

creación a todo el universo

en su equilibro perfecto como

excelente maestro y artista.

 

Que dicha saber que soy tu hija

y que me amas tanto como yo a ti.

 

He padecido dificultades fuertes

para poder llegar hasta donde

hoy me encuentro,

nada podría haber hecho

si no fuera gracias a ti.

 

Siempre has estado a mi lado

y has tomado mi mano para

guiarme al camino correcto.

 

Aunque a veces me he perdido,

vuelvo de nuevo a mi casa, tu hogar,

donde reposan mis penas

y clamo en tu llamado arrepentida ante ti.

 

Pero tu misericordia siempre

me ha recibido y me ha abrazado

con el perdón divino que solo tú sabes dar.

 

Mi cuerpo está padeciendo

cambios constantes y fuertes

que me ha causado dolor,

pero la alegría es mucho

más grande que todo esto,

pues en mi vientre crece un bebé que

ha sido una bendición para mi vida.

Eres tú el diseñador de esta pintura

que se dibuja de colores dentro de mí,

has sembrado la semilla de la vida

y esta creciendo sin parar.

 

Un bebe llevo en mi vientre

que solo consigo amar.

 

Agradezco profundamente

que hayas visto en mí la

nobleza, la ternura y el amor

para darme el privilegio de convertirme

en madre de un hermoso ser.

 

Hoy me siento bendita por que mi cuerpo

rechazaba la presencia de otro ser.

 

Pero no hay nada que tu mano poderosa

no logre resolver.

 

Sabes cuanto amó la Virgen

María a Jesús, y también cuanta entrega

dio para hacerlo el hombre que fue

junto a las enseñanzas que le impartiste tú.

 

Quiero tomar el ejemplo de María,

quiero amar y entregar mi vida a mi hijo

para hacerlo una imagen de ti.

 

Aparte de pedirte en esta oportunidad,

quiero darte mis gracias.

 

Agradecida esta mi alma y mi corazón

porque no me cabe en el cuerpo

la felicidad que siento de saber

que pronto seré madre

y que esto ha sido tu voluntad.

Confió en ti mi Dios.

 

Amén.

Desde el vientre enséñale sobre Jesús

Dios ha bendecido la vida de la mujer al permitirle quedar embarazada y traer al mundo un hijo. Eso es motivo de agradecimiento y de admiración. Pues es una gran responsabilidad que Él ha puesto en tus manos y que, si te apegas a su palabra, Él te ayudará a enfrentarla. Cuida a esa vida que crece dentro de ti, cuida el cuerpo que es la fábrica de la vida. Ama a ese bebe tanto y hasta más que a ti misma.

Dedícale tiempo a la oración bella para dar gracias a Dios por mi bebé que viene en camino para conversar con Dios en paz y tranquilidad. Esa conexión celestial y espiritual también le llegará el bebe. Deja en sus manos el nacimiento y que Dios te bendiga.