Saltar al contenido

Oración para darle las gracias a Dios por proteger a mis hijos a diario

15 junio 2020
Oración para darle las gracias a Dios por proteger a mis hijos a diario

Maravilloso e inigualable es el amor que Dios nos tiene como sus hijos. El mismo amor que la Virgen María le profesó a Jesús y parecido a ese amor. Que todas las madres del mundo tienen hacia esos seres especiales que Dios les regaló como hijos. Cuidar de ellos no es una tarea fácil, y más aún cuando crecen y ya no se pueden tener bajo estricta supervisión. Pero Dios siempre nos ayuda con eso, te damos la oración para darle las gracias a Dios por proteger a mis hijos a diario.

El mundo está abarrotado de gente mala que se ha apartado de Dios. Personas que han llenado su corazón de malos sentimientos y malas intenciones permitiendo que el enemigo se apodere de sus vidas. No podemos permitir que nuestros hijos se conviertan en una de esas personas, y menos aún que se vean afectados o perturbados por ellos.

Dios es un excelente guerrero para proteger a los hijos

Las luchas contra Satanás no se libran solo en batallas de violencia. Son batallas espirituales que se dan en el alma y requieren de una fe verdadera y fuerte de la palabra de Dios. Los peligros de los que Dios nos protege no solo nos cuidan del mal físico sino del mal espiritual.

Permite que Dios sea tu aliado y compañero en el cuidado y la protección de tus hijos sin importar la edad que tengan. Siempre es beneficioso que Dios ilumine sus caminos. Recita esta oración para darle las gracias a Dios por proteger a mis hijos a diario y a los hijos del mundo.

Querido Santo Padre, tú que con

esmero, paciencia y atención

siempre has acompañado mis pasos,

en todo tiempo has guiado mi camino

y desde que me diste la dicha de ser madre

has sabido orientar la educación de mis hijos

hacia la obediencia y la fe.

 

Nunca me has abandonado

en tiempos de oscuridad y penumbras,

y cuando he llamado a ti, has

atendido mi llamado.

 

Desde hace tiempo ya las

oraciones que te dedico

no son solo por mí, para pedir para mí,

ya no soy solo yo,

somos nosotros, mis hijos y yo.

 

Tu hombro ha consolado mis penas

y ahora consuela las de mis hijos.

 

Me has ayudado a levantar siempre y

ahora lo haces también con mis hijos,

me protegiste en tiempos de tempestades

y ahora proteges a mis hijos.

 

Llenaste de amor a mi corazón

y ahora lo haces con mis hijos.

 

Que más podría pedirte a ti mi Padre Santo,

si lo que quiero es agradecer

tanta bondad y misericordia junta.

Tanto amor y compasión,

tanta dulzura y bondad.

 

Tanta vigilancia y tanta protección

ante los seres que más amo,

agradecida enormemente estoy de ti,

porque sé que cuando mis hijos

han salido de mi casa,

y yo quedado dentro de ella,

eres tu quien los acompañas

y los lleva de la mano.

 

 Los proteges con tu santo manto

y los orientas por el camino del bien.

 

Nunca dejes de hacerlo oh mi Poderoso

Dios, nunca dejes de estar junto

a ellos aun cuando a mí me

toque partir, porque solo

podré alcanzar el descanso eterno

sabiendo que tu sigues de sus manos.

Gracias por tanto Divino Dios.

 

Amén

Dios bendice a quien se mantiene en oración

Pedirle a Dios con la oración para darle las gracias a Dios por proteger a mis hijos a diario. Agradecer sus cuidados y la protección que les da a nuestros hijos es una buena muestra de amor hacia ellos. Pero también es valedera la oportunidad de enseñarles a mantenerse como seres individuales al lado de Dios. A orar y pedir por el mundo y por ellos mismos, a ser obedientes a sus mandamientos y a hacer el bien a quien lo necesite.

Tu oración más las oraciones de ellos fortalecerán la conexión espiritual con Dios, enséñales desde chicos a temer a su voluntad para ser buenos hijos. Para honrar sus enseñanzas y para alabarlo en cualquier momento y lugar.