Saltar al contenido

Poderosa oración para iniciar una reunión cristiana evangélica

7 agosto 2020
Poderosa oración para iniciar una reunión cristiana evangélica

Poderosa oración para iniciar una reunión cristiana evangélica. Todos estamos unidos en el amor y la misericordia de nuestro Dios Todopoderoso, siempre buscamos un momento para compartir nuestra amistad y enseñanza con una reunión cristiana evangélica, donde normalmente iniciamos con una oración. Buscando siempre el acercamiento al Señor y a su bendita palabra que nos colma de gratitud a sí mismo como bendiciones y tranquilidad o paz espiritual.

En este estilo de reuniones, la idea es integrar a muchas personas para que puedan conocer el amor de Dios. Evitando de esta manera que el pecado siga corriendo por el mundo y hagamos de este un mejor lugar para vivir.

La mejor oración cristiana evangélica para iniciar una reunión

Cuando ya estén todos reunidos, entrando en confianza y sintiéndose mucho mejor por tomar este tipo de decisiones. Empezaremos a realizar esta oración cristiana evangélica para iniciar la reunión:

¡Dios Todopoderoso!

Estamos reunidos todos juntos,

Para clamar tú presencia,

Y lograr que todo,

Funcione mucho mejor que ahora.

 

Te pido humildemente.

Que vengas a oír nuestras súplicas,

Igualmente logres ver

nuestro arrepentimiento,

Y también nuestro agradecimiento.

 

Son muchas las bendiciones

que recibimos,

Aunque pocas las podamos ver,

Es decir darnos cuenta rápidamente.

 

Sin embargo estamos

muy agradecidos,

Por la protección que diariamente,

No regalas ante

cualquier circunstancia.

 

Amado Dios,

Clamamos de tu amor y tu infinita bondad,

Para que estés presente,

En todo momento sobre todo,

Cuando más necesitamos de ti.

 

Así como sabemos,

Las personas con menos,

 Suerte y más angustias,

Cuentan contigo para salir,

Mente de cualquier dificultad.

 

Así mismo señor,

Es necesario para nosotros,

Pedirte en esta ocasión.

 

Por la protección de

nuestras familias,

Y amigos que atraviesan

por duros momentos.

 

Consiguiendo en tu amor,

La gracia que necesitamos.

 

Teniendo las palabras de aliento exactas,

Para decirle a todas

esas personas,

Que recurren a

nosotros por un consejo.

 

Señor mío,

A veces nos sentimos perdidos,

Y alejados de tu camino,

Pero siempre vuelves a nosotros.

 

A proporcionarnos el bien,

Asimismo acurrucarnos,

En el manto de tu amada misericordia.

 

Aquí ahora estamos reunidos,

Como cuando tú,

Reuniste a todos tus discípulos,

En la última cena.

 

La misma manera, Estamos hoy aquí,

Para conversar de tu palabra Sagrada.

Para que seamos guiados,

Por el camino del amor y rectitud,

Que solamente Jesucristo,

Tiene preparado para nosotros.

 

Igualmente preparando las palabras,

Adecuadas para hacerle saber,

A nuestros hermanos,

Que tu llegada la conseguiremos pronto.

 

Amado Dios Todopoderoso,

Venimos pidiendo tu Auxilio,

Para resolver cualquier,

Problema que alguno,

De nosotros tengan esta noche.

 

Contigo estamos preparados,

Para ver la luz de la esperanza,

Ya que pronto saldremos,

De la oscuridad estando alejados,

De tu presencia.

 

Eres fraternal,

Ante cualquier pedido,

Dándole Paz en medio de tanta tiniebla.

 

Amado Dios,

Gracias por ser tan misericordioso,

Siempre pensando,

En tus hijos antes que cualquier cosa.

 

Señor te pido,

Piedad para que ellos que no tengan,

Arrepentimiento en su corazón.

 

Para que siembres en todos

nosotros incluyéndonos,

La oportunidad de ser perdonados.

 

Ten por seguro que mientras vivamos,

Estaremos profesando tu palabra,

Buscando tu bendición mediante

oración todos los días.

 

Estando en casa enseñaremos

tus mandamientos,

A nuestra familia acercándolas,

Igualmente a tu amor como

prueba de nuestra fidelidad.

 

Que la preciosa sangre de Jesucristo,

Derramada en la cruz, haya valido la pena,

Limpiando todos los Pecados.

 

De este mundo y que las personas,

Logren valorar su acto de amor,

Acercándose a sus benditas manos.

 

Gracias amado Dios,

Por declarar buenas cosas,

Para todos nosotros,

Que en este día te buscamos.

 

Amén.

¿Estas reuniones realmente le gustan a Dios?

Realmente Dios necesita muchas herramientas para acercarse a las personas, y nosotros podemos ser un instrumento en beneficio a favor de Dios. Por eso las reuniones cristianas evangélicas son muy importantes, integrarnos con más personas que tengan el mismo propósito que nosotros acercarse a Dios y buscar de él asimismo como hacer que otras personas se entreguen a nuestro grupo de oración.

Esta oración para iniciar la reunión, es fundamental para que todos los integrantes del grupo también agreguen sus peticiones, que serán llevadas a Dios por medio del espíritu santo quien nos comunicará con su grata presencia.