Saltar al contenido

Poderosa oración de la mañana para bendecir a la familia ¡De manera efectiva!

26 julio 2020
Poderosa oración de la mañana para bendecir a la familia ¡De manera efectiva!

Oración de la mañana para bendecir a la familia. Inicialmente todas las cosas fueron instituidas por Dios. El sacerdote del hogar un día rendirá cuenta de cómo dirigió a su descendencia. Por consiguiente, tiene que ser correcto en su proceder. A propósito del cuidado de ellos, se aconseja que cada miembro se una en la mañana y en completa concordancia; harán una poderosa oración para bendecir a la familia de manera efectiva.

Así pues, comenzarán su día con alegría y con la bendición de Dios de primer lugar. Orar constituye una importante acción en la vida cristiana, y más aún en la vida de la familia. Ya que el mundo cada vez se corrompe más y estamos expuestos, a sus influencias negativas. Por eso, viene siendo de vital importancia que se tome el tiempo para reunirse y orar juntos.

Oración para bendecir a la familia

En vista de que la oración es una herramienta indispensable para resistir al enemigo, tenemos que buscar que la bendición que se encuentra en ella, la que nos cubre de toda adversidad. A medida que  caminemos por este mundo siempre estaremos expuestos a las asechanzas del enemigo.Por eso con la ayuda del Todopoderoso siempre será más ligera la carga.Teniendo en cuenta esto hagamos esta oración.

En primer lugar, antes de que el afán

me alcance Padre

temprano te buscaré.

 

Y encontraré en ti

la bendición que mi

vida necesita.

 

Ahora declaro que

en tus manos está mi hogar,

 y también lo están mis hijos.

 

Hoy encamina a cada miembro

de mi familia

a seguir tus pasos y

honrarte en todo momento.

 

Ayer pudimos recibir

de tu bendición;

hoy nuevamente la necesitamos.

 

Porque te necesitamos

que tu palabra

sea nuestra guía

y nos lleve hacer las cosas

  bien para ti.

 

A ti Dios te entrego mi hogar,

y todos los planes que

 he trazado.

 

Asimismo seremos fiel a ti,

porque tu bondad

nos ha arropado por completo.

 

Debido a que tu fidelidad

no me falló hoy vivo,

ven y toma tu lugar

 en este hogar.

 

Como mis hijos hoy crecen

en un mundo adverso,

tú protégelos

y aparta sus pies

 de pisar todo mal camino.

 

Ahora bendice mi matrimonio,

y ayúdanos a comprendernos

en todo momento; y

 a cuidarnos con profundo amor.

 

Además, antes de que comienza el día

tómanos de la mano;

y no permitas

que el maligno nos toque.

 

Aún por tu misericordia

envía a tus ángeles

con espadas desenvainadas

para protegernos.

 

También, hoy cúbrelos

con tu precioso manto

y con tu sangre redentora.

 

No permitas que nada

se acerque a ellos.

Así como cuidas a las aves

del cielo,

 protégelos del mal.

 

Del mismo modo

cuando mis hijos estén lejos de casa,

no permitas que nada

les estorbe en su camino.

 

Ahora tienes nuestra atención,

llena todos los rincones

de mi casa

de tu presencia.

 

Porque eres hermoso padre,

eres deseable en este lugar;

desde este momento reina aquí.

 

Asimismo gracias

por la maravillosa familia

que me has entregado.

 

Como tú quiero

ser, un buen sacerdote

del hogar.

 

El efecto de tu presencia

aquí es de inmediato.

 

Todo cambia; y

tu paz nos arropa.

Más allá de las circunstancias

llenas los corazones

de profunda alegría;

inexplicable es tu presencia.

 

Por eso hoy a ti clamo,

confiando en que harás

tu voluntad.

 

Amado te adoraré

 y bendeciré.

 

Porque tú has sido fiel,

en todo tiempo

y ocasión.

 

Asimismo, que tu paz

reine en mi casa,

y puedas tu complacerte

de nosotros.

 

Gracias por tu cuidado

y también por tu bendición,

rendidos a ti estaremos.

 

Finalmente, nunca nos desampares,

que tu provisión y ayuda

llegue tan pronto la necesitemos.

 

Por último, te bendigo,

alabo y exalto

hoy tu santo nombre.

 

Amén. 

La familia unida para Dios

Oración de la mañana para bendecir a la familia. En primer lugar, tenemos que entender que Dios fue quien estableció a las familias. Lo que incide en que la mejor manera de cuidar a cada miembro, es con la dirección de él mismo. Por esta razón, el mejor consejo que podemos tomar para el cuidado de cada uno de ellos, es el de su santa palabra. La biblia nos describe que Dios como Padre nos corrige; así mismo, él nos instruye para que hagamos lo mejor en todo momento.

Como cristianos, tenemos que confiar en que si ponemos las cosas en sus manos, todo estará bien. De manera que todo se perfecciona en él, y su amor cubre multitudes de errores.