Saltar al contenido

Oración poderosa de la mañana para comenzar con buen pie tu semana

26 julio 2020
Oración poderosa de la mañana para comenzar con buen pie tu semana

Oración de la mañana para comenzar tu semana. Para iniciar la semana rodeados de la hermosa presencia de Dios, debemos en primer lugar ponernos a cuentas con él, para que ninguna cosa del pasado, ni alguna raíz  fruto de la carne como la amargura y la ira, dañen tu relación con él; e impidan que tengas una semana llena de éxitos y bendiciones.

Debes dirigirte al Dios Altísimo, con virtud como lo es la humildad y desde luego acompañada de una fe, creyendo que él obrará en tu vida sin haber visto todavía hecha la obra; puedes hacerlo a través de esta oración poderosa de la mañana para iniciar con buen pie la semana.

Poderosa súplica de la mañana para comenzar la semana

Dios escucha nuestras oraciones, pídele que tu inicio de semana esté cubierta por la sangre de su hijo amado Jesucristo. Para que su cobertura te proteja de todo mal y peligro; y puedas avanzar en sus propósitos para hacer cumplir la voluntad de Dios durante toda la semana.

Primeramente Amado Señor,

tu que vives y reinas,

por toda la eternidad.

 

Rey de las alturas,

Padre asombroso

e inigualable te agradezco

por este nuevo amanecer.

 

Te doy mi corazón

y entrego toda mi vida

con la plena y total disposición

para servirte y adorarte

únicamente a ti mi Señor.

.

Pongo esta semana

que está por comenzar

en tus santas manos.

 

Te pido tu bendición,

para continuar el día a día,

con la confianza de estar seguro

bajo la sombra de tus alas.

 

Tengo muchas cosas

por hacer durante toda esta

semana mi Dios y muchas

 diligencias tengo pendientes.

 

Pero a su vez,

tengo también que cumplir

en mi trabajo porque de eso

depende mi sustento.

 

Dame el tiempo y el momento

para cumplir con todos

mis compromisos y entender,

que yo dependo en primer lugar de ti.

 

Tu tiempo es agradable

y perfecto Salvador

por eso me acerco a ti.

 

Porque eres mi Padre

y sé que quieres

lo mejor para mí.

 

Permite que mis objetivos

que tengo dispuestos

para esta semana.

 

Me sean alcanzados

con éxito porque es

para mi bienestar

personal y también económico.

 

No te apartes en ningún

momento de mí, porque

satanás está esperando el más

mínimo momento para entrometerse

en mi camino.

Por eso te pido

que no te alejes de mí

Señor, porque no tengo

a quien más acudir.

 

Se que en ti amado

Padre tengo

una victoria segura.

 

Anhelo santo Espíritu de Dios

habitar para siempre

bajo tu hermosa presencia.

 

Por consiguiente también

te pido por mis

compañeros de trabajo.

 

Son las únicas personas

con las que cuento en estos

momentos porque con ellos paso

la mayor parte de mi tiempo.

 

Si en algún momento tendría

que dejar lo que estoy haciendo

que sea amado Señor

porque tu tienes

algo mejor para mi.

 

Por los momentos

cuida mi trabajo y no

permitas que me vaya mal.

 

También te pido

por mi familia guárdala

de toda adversidad.

 

Protégela y ayúdalos a sobrellevar

cualquier inconveniente

a cada uno de ellos que se le pueda

presentar durante toda la semana.

 

Sorpréndenos con tu gran poder

y derrama tus bendiciones

Señor, no permitas

que nada nos falte.

 

Finalmente bendicenos

en todo momento ayúdanos

y no permitas que nuestro

ánimo decaiga.

 

Asimismo te ruego que no apartes

tu amor de todos nosotros pecadores

porque así lo dice tu palabra.

 

Que tu amor cubre

una multitud de pecados

y es el amor más grande

que pueda existir.

 

Amén

Ruega a Dios para que comiences con buen pie la semana

Oración de la mañana para comenzar tu semana. Para empezar, Dios es el ser supremo, creador de todo el universo en toda su plenitud, es la deidad que nos mantiene; y que un día se encarnó a través de su hijo unigénito Jesús. Dios se puede manifestar también en nosotros de diferentes maneras. Y una de ellas es a través de esta oración para comenzar la semana con buen pie.

El término supremo denota la deidad o divinidad de un ser creador que está asociado a la santísima trinidad Padre, Hijo y Espíritu Santo. Las características predominantes de nuestro creador son la omnipotencia, la santidad, la verdad, la fidelidad y el mayor entre todos ellos, el amor. Dios envía a su Espíritu Santo como un ayudador para guiarnos a toda verdad.