Oración poderosa a María Auxiliadora por la bendición de la familia

oracion poderosa a maria auxiliadora

La familia es la base de la sociedad, los valores que quedarán para el resto de nuestras vidas se inculcan en el seno del hogar. De allí la importancia de fortalecer las bases familiares con unión y amor a Dios. La Virgen María es ejemplo a seguir de entrega a su familia como pieza importante en la vida de Jesús. Dedica la Oración poderosa a María Auxiliadora por la bendición de la familia.

Es importante que en unión familiar se siembre los valores que dominan la sociedad. Pero igualmente se deben fortalecer los valores espirituales que nos hacen estar más cerca de Dios y de sus santos. El amor como principal herramienta del mundo nos mueve a estar en obediencia con Dios. No permitas que la maldad afecte a tu familia, pide bendiciones a María Auxiliadora para que los proteja.

Índice

    La Virgen María Auxiliadora bendice tu familia con esta oración

    La bendición de una familia viene representada en primer lugar por la presencia de Dios y de su misericordia. Es importante mantener vivo en el hogar la oración. La lectura de la biblia, el ayuno, la asistencia en familia a misa, la ayuda al prójimo y la obediencia a los mandatos de Dios. A través de la intercesión de María Auxiliadora, Dios podrá llenar de bendiciones tu vida y la de tu familia.

    Te presentamos una Oración poderosa a María Auxiliadora por la bendición de la familia. Cargada de amor y de humildad que deberás implorar con mucha fe en soledad o en unión familiar. Recuerda que familia que reza unida permanece unida.

    Gloriosa María Auxiliadora

    Santísima Madre de Jesús y del mundo,

    te hiciste madre

    bajo la voluntad del espíritu santo.

     

    Entregaste tu vida a ser la más noble,

    bondadosa y amorosa madre del rey de los cielos.

     

     El único hijo de Dios que envío

    a limpiar nuestros pecados con su

    sangre derramada en la cruz.

     

    Además bajo esa misma cruz

    lloraste por la muerte de tu hijo adorado,

    el más grande dolor de perder a un hijo.

     

    Que fortaleza y valentía demostraste

    conociendo que esa era la voluntad de Dios

    para la enseñanza del mundo.

     

    También fuiste ejemplo de entrega y dedicación,

    tu hermosa familia al lado de San José y de Jesús

    te hizo la mejor esposa y madre de todas.

     

    Cuidaste y protegiste a tu familia

    como una luchadora de Dios.

    Hoy imploro Bendita María Auxiliadora,

    que escuches mi llamado de humildad y amor,

    solo quiero imitar tu ejemplo.

     

    Para que Dios fije sus ojos sobre mí y mi familia,

    y me llene de bendiciones

    maravillosas como tú las gozaste.

     

    Asimismo que en mi dulce hogar

    nunca falte el alimento, el techo,

    la comprensión, la paciencia y la tolerancia,

    el amor a Dios y al próximo.

    hijo mio obedecer el mandamiento

    Además de la fe y la esperanza,

    el consuelo y el socorro, el perdón y la piedad,

    que Dios y tu Reina de los cielos,

    se paseen por mi hogar.

     

    Iluminando de paz y humildad

    nuestros corazones.

    Mientras tanto no permitas que la

    envidia pase a mi sala,

    ni se siente en mi mesa.

     

    También que el odio

    y el resentimiento

    no toque mi puerta

    y menos mi corazón.

     

    Que el demonio

    se aleje siempre de nosotros

    porque me cubres

    con tu sagrado manto.

     

    Igualmente bendice a cada uno

    de los miembros de mi familia

    e invade de los más puros

    sentimientos sus corazones.

     

    Que en momentos de adversidades

    la unión nos haga fuertes.

     

    Por último ilumina nuestras vidas

    para enfrentar correctamente

    las tormentas que han de llegar.

     

    Mi Adorada Madre Divina: María Auxiliadora,

    también socorre mi petición y lleva mi mensaje a Dios,

    En ti confío.

     

    Amén.

    María Auxiliadora muestra de amor y bondad para el mundo

    Sigamos el ejemplo de María Auxiliadora, profesemos la gracia divina de Dios Todopoderoso y entreguemos en constante oración nuestras penas y temores que ella. Ya que con su infinito amor y su maravillosa bondad, nos hace hijos felices al servicio del cristianismo. Porque al mundo le falta amor, le falta piedad y le falta acercarse más a Dios para conseguir ser bendecidos.

    Las familias están distantes, vulnerables a los ataques del enemigo. Oremos porque las familias se mantengan unidas bajo la gracia de Dios. Además, que la tecnología y las amistades no interrumpan esa relación de amor fraternal que debe existir siempre. María Auxiliadora es excelente amiga para la unión familia.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más