Oración milagrosa al Arcángel Zadquiel para el día del Sábado

Oracion milagrosa al Arcangel Zadquiel para el dia del Sabado

En este importante día se puede conseguir grandes cambios para la vida en general. La ayuda espiritual que recibimos mediante la intersección de los de esta corte, resulta ser esencial. Por tal motivo, tenemos una plegaria con increíble poder al Arcángel Zadquiel, para que escuche nuestras súplicas.

Índice()
  1. Oración de protección al Arcángel Zadquiel en el día sábado
  2. ¿Qué se le puede pedir a Zadquiel?

Oración de protección al Arcángel Zadquiel en el día sábado

Tener la comunicación celestial manteniendo la fe es la mejor opción al momento de hacer una oración a Zadquiel por su perdón y protección. Implorando su intersección.

¡Glorioso, intercesor de Jehová!

Tú que eres justo como se traduce

en tu nombre, justicia de Dios.

 

Gracias por el valor que en este día

sábado me inspiras para seguir

adelante a pesar de mis miedos.

 

Como por ejemplo, al enfrentar mis enemigos que

en cada momento están presentes

ocultos en diferentes situaciones,

para procurar que me equivoque, pero con la

conciencia firme me haces llegar tu fuerza.

 

He logrado superar diferentes

debilidades de mi naturaleza humana,

y no apartar mis ojos del camino

de la fe hacia las promesas de

nuestro señor Jesucristo, de mantenerme

a salvo en sus manos.

 

Hoy, no tengo ningún miedo de mi enemigo,

porque siento que Tú me acompañas,

siempre sé que estás a mi lado,

como pilar fuerte para sostenerme

en el momento que lo necesito,

no me dejes caer y protégeme

de todo sufrimiento.

 

Abriéndome de tal manera los ojos,

mostrándome la verdad. La cual mi vista

no pueden ver en consecuencia

a la terquedad de mi corazón.

 

Me llevas con sabiduría a lograr

pequeñas victorias día tras día.

Así ahondarme en el recorrido de la fe,

el camino de la fe, sin más que ayudar a liberarme

de ataduras que me causan dolor en mi vida.

 

Gracias, Arcángel Zadquiel,

por tu valiosa guía a mis pasos,

así no entrar en el camino de tristezas.

 

Sigo presto a oír tus palabras que me

llevarán a conseguir mi anhelada

felicidad, en este mundo turbado

por la maldad y sentir que sigo protegido.

 

Donde me encuentro bajo tus alas

que me mantienen a la sombra.

Lejos de tanta desobediencia y así poder

disfrutar de las bendiciones. Las que me regalas

a cada victoria por pequeña que sea.

tus enseñanzas que me han hecho evolucionar y ver la vida con otra actitud

Sigo con fe en tus manos, no me dejes caer

en ningún momento. Socórreme con urgencia,

Incluso si me ves que te necesito y no puedo

pedir tu ayuda.

 

Solo con pensar que vas frente a mí,

encaminando mis pasos.

Me encuentro favorecido en general en mi vida.

Me observo fortalecido en mi andar,

porque Tú estás guiándome.

 

Envía esa luz a mi alma y espíritu,

que también puedan sentir la presencia

de nuestro Dios Padre, que con su poder,

pide que intervengas en mi protección.

 

Sigo junto a ti como un niño

atado a las manos de su madre, sintiéndose

seguro que no se perderá tratando

de ser feliz a tu manera.

 

Siguiendo tu línea de trabajo, siendo

atento a tus palabras y enseñanzas,

siempre inclinando mi oído hacia ti

para seguir tus instrucciones y consejos

con la mayor diligencia posible.

 

Ya que estoy seguro de que así lograré

el triunfo sobre la maldad,

sembrando en mi corazón la semilla

de tus palabras, para que sirva

de guía a mis pasos y poder aumentar

mi fe y no alejarme nunca de ti.

 

Ni dejar de oír tus consejos

que me llevarán por el sendero

de la felicidad a través de tus

propósitos.

 

Te agradezco cada

demostración de cariño, que no has dudado

ningún segundo en darme.

 

Porque como sea posible te haces sentir,

cuidándonos tan solo

con tu compañía.

 

Regresándonos la fuerza cuando

creemos que estamos en soledad

¡Allí te encuentras tú!

 

De esta forma mismo quiero agradecerte;

tus enseñanzas que me han hecho evolucionar

y ver la vida con otra actitud, cambiándola en una

experiencia llena de amor.

 

Amén.

¿Qué se le puede pedir a Zadquiel?

Este estimado protector de Dios, representa la transmutación, el fundamental cambio de energías. Es la misma razón que predicar una oración en su nombre traerá la salud y la tranquilidad al alma. Es decir, cualquier humano puede conseguir estar en serenidad siempre que ore y pida su protección.

Subir