Oración a San Agustín por la muerte de un ser querido, no me llores

oracion a san agustin por la muerte de un ser querido

La oración a San Agustín por la muerte de un ser querido. Está principalmente dedicada a las personas que, en un momento duro de la vida, han perdido un ser querido, perder a un ser querido es un dolor tan grande que sientes que la vida está arrancando y llevándose una gran parte de ti, son los momentos más duros por los cuales tenemos que pasar nosotros los seres humanos.

Las oraciones cristianas son excelentes para recobrar fuerzas, en esos momentos por los cuales solo Dios puede obrar dando fortaleza a quienes están pasando tal aflicción, San Agustín es un buen siervo ya que ayuda en estos casos de angustia, desconsuelo y tristeza por la pérdida física de un ser querido,

Índice

    Plegarias de consuelo a San Agustín. Por la muerte mi ser querido

    San Agustín nos permite unas palabras de consuelo a través de esta oración a San Agustín por la muerte de un ser querido. Para lograr la calma en estos momentos tan duros que solo el desahogo puede ayudarnos a superar una pérdida tan grande. 

    Oh gran San Agustín,

    Concedes milagros y, vives en los cielos,

    te pedimos escuches nuestra oración.

     

    Poderoso San Agustín, pudiste abrazar con tu 

    amor, gran parte de nuestra fe en Dios, 

    dejando un legado de amor y paz.

     

    Ayúdame a seguir, dame las fuerzas 

    necesarias, para afrontar este gran dolor,

    borra mis lágrimas y consuélame.

     

    De este momento en adelante, tendré un gran 

    vacío, el cual solo Dios podrá llenar, con amor 

    y ternura.

     

    Mi mundo se desborona, el llanto

    y la tristeza me cubren,

    mi mirada refleja el dolor.

     

    Mi mente aún no asimila esto, quiero que solo 

    sea un sueño, del cual pueda despertar,

    para así, ver de nuevo a esa persona, y 

    sonreír a su lado.

     

    Ayúdame porque mis fuerzas, se desvanecen 

    con el pasar de los días, también mis sueños 

    son parte, de esta horrible pesadilla.

     

    Es desgarrador tener que verlo allí, en un 

    lugar donde solo puedo, llevarte flores y 

    rosas, pero no puedo abrazarte, no puedo 

    tocarte y sentirte vivo.

     

    Te has ido para no volver, me dejaste solo sin 

    razón o motivo, ahora solo le pido a Dios, que 

    ilumine y ayude a estar en paz.

    espiritu prudente es el hombre entendido

    San Agustín, ayúdame a superar este dolor,

    no quiero llorar más, pero parece que es 

    interminable, el dolor que recorre mi alma.

     

    Amado Señor, quita de mí la tristeza, quita de 

    mí el dolor, fortaléceme en esta desgracia,

    Porque no podré solo. 

     

    Quizás llego a pensar  que, esta vida ha sido 

    injusta conmigo, que se  llevó lo que más 

    amaba, a quién compartió junto a mí, sus 

    mejores momentos.

     

    Pero se que puedo estar tranquilo, ya que 

    Dios me ha prometido, si le obedezco y le 

    sirvo, como siervo fiel, verla de nuevo.

     

    San Agustín siervo de Dios, gracias por 

    consolarme, por poner una palabra de 

    esperanza, en que algún día le veré de 

    nuevo.

     

    Hoy me aferro más a Dios, San Agustín 

    intercede por mí, para que Dios me ayude a 

    subir, al cielo para ver a quien tanto ame.

     

    Jamás quitaré mi mirar, de tu precioso amor 

    oh Dios, el cual me ha sustentado, sobre 

    todo, en estos momentos, de gran tristeza.

     

    San Agustín, gracias por tus hermosas 

    palabras, por escuchar mi ruego, y 

    fortalecerme.

     

    Amén.

    Oración a San Agustín. Para superar la muerte de un ser querido

    Cuando un ser querido se va nos, toca empezar de nuevo, nos toca tener que vivir solo recuerdos de la persona que por tantos años nos dio amor, confianza y felicidad por eso la oración a San Agustín por la muerte de un ser querido. 

    Nos ayuda a superar en gran parte el dolor. Aunque siempre estarán presentes en nuestros pensamientos, ya que no podemos olvidar jamás a quienes nos dieron momentos inolvidables. Así también, nos regalaron parte de su tiempo el cual hoy con grato recuerdo se les tendrá por siempre presente.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más