Saltar al contenido

Poderosa oración para poder tomar las mejores decisiones ¡Con sabiduría!

14 septiembre 2020
Poderosa oración para poder tomar las mejores decisiones ¡Con sabiduría!

En la vida existen momentos determinantes en los que nos toca la difícil tarea de tomar elecciones que cambiarán rotundamente alguna situación en particular. Momentos en los que debemos tomar alguna decisión y no sabemos exactamente cual elegir, porque tenemos duda y sentimos temor a equivocarnos. La Poderosa oración para poder tomar las mejores decisiones ¡Con sabiduría! podrá ayudarte a pedirle a Dios que te guie hacia el camino correcto.

El libre albedrío es esa capacidad que tienen las personas para tomar sus propias decisiones. Dios nos pone en el camino infinidad de elementos y el demonio de Satanás también atraviesa sus tentaciones. A veces es difícil saber qué decisión tomar.

Oración poderosa para tomar las mejores decisiones

Si nos encontramos en una situación así, de duda y temor para tomar alguna decisión. Te invitamos a realizar la siguiente Poderosa oración para poder tomar las mejores decisiones ¡Con sabiduría!  Para que le pidas a Dios y te guie en la elección.

Padre Omnipotente

Mi Dios adorado,

bendito sea tu santo nombre,

poderoso Rey de los

Cielos y de la Tierra.

 

Porque eres mi Glorioso

Dios Todopoderoso,

que todo lo puede y todo lo ve.

No hay imposibles ante ti,

porque tu gracia es infinita.

 

Te amo Padre Santo,

mi corazón y mi vida

te la dedico para que hagas

tu santa voluntad sobre mí.

 

Porque eres la esperanza de mis días,

la fortaleza ante mis quebrantos

y también la alegría ante mis tristezas.

 

Pues no hay motivos

para estar infelices en este mundo

cuando se goza de ser

tu hijo Padre Eterno.

 

Gracias por tantos favores recibidos,

por atender a mis plegarias

y por entrar en mi corazón

y tomar mi cuerpo como parte de ti.

 

Porque llenaste

de tu esencia espiritual mi vida

para darme paz y tranquilidad

en nombre tuyo.

 

Hoy se presenta

un caso particular en mi vida,

y como siempre aquí estoy

inclinado frente a ti.

 

Porque se que siempre

tienes la mejor respuesta

a mis preguntas,

la mejor solución a mis problemas

y el mayor consuelo a mis penas.

 

Mi Dios Todopoderoso,

derrama sobre mí

los dones del Espíritu Santo,

para que se instalen

en mi mente y mi alma.

 

Para que me permitan ver

claramente las situaciones de la vida,

lo que me favorece

y lo que va en contra de mí,

lo bueno y lo malo.

 

Así como también

lo que parece beneficioso,

pero en verdad no lo es.

 

Quiero que puedas ver

a través de mis ojos y enseñarme

el camino correcto.

Intercede en medio de mi vida

y muéstrame la elección que debo hacer,

guíame al sendero correcto

a través de mi sensibilidad.

 

También a través de mi espiritualidad,

a través de la oración

y en el silencio de mi alma

susúrrame al oído

lo correcto que debo hacer.

 

Muéstrame a través de tus

sabias escrituras la decisión

que debo tomar,

aclara mi mente e ilumina

mi entendimiento.

 

Permite que con la sabiduría

que derramas sobre mí

pueda tomar una idónea elección.

 

De esta decisión

dependen muchos factores

importantes

para el futuro

de mi familia y el mío propio.

 

No se realmente que debo decidir,

ambas parecen ser la mejor elección

y también me siento presionado

e intimidado por esta situación.

 

Además siempre

encomiendo mi vida

en tus manos, mis acciones

bajo tu voluntad.

 

Sé que has de poner y quitar

en mi camino

lo que realmente es

oportuno para mí.

 

Porque de eso se trata

tu maravillosa voluntad

a la cual me apego

con resignación y obediencia.

 

Finalmente no vayas a dejar

que mi egoísmo, también mi prepotencia,

mi orgullo y además mi inmadurez.

 

Vayan a hacerme

tomar la decisión incorrecta

perjudicando mi vida y también

la de mis seres queridos.

 

Amén.

Buscando respuestas en la Santa Biblia

En oportunidades Dios intenta darnos algún consejo, en sueños, en visiones, en lecturas de la biblia. Si tomamos la Santa Biblia y al azar abrimos una hoja y dejamos a nuestros ojos enfocar un versículo o alguna frase. Abramos nuestra mente y corazón para recibirla con amor. A leerla detenidamente y analizar su contenido.

En esas sencillas cosas de la vida Dios intenta mostrarnos algo, a veces en el trajín de las actividades no le prestamos atención a estas cosas. Abre tu mente y tu corazón a las señales que Dios te envía y toma la mejor decisión.