Saltar al contenido

¿Qué es el temor a Dios y cuáles son sus beneficios?

20 abril 2020

Cuando la biblia nos habla del temor de Dios, no se refiere al miedo que sentimos comúnmente, el temor a Dios se refiere al respeto y la obediencia que debemos tener hacia Él. Siempre mantener presente que Él es real, por lo tanto, siempre está mirando cada uno de nuestros actos, tanto los buenos como los malos.

El temor de Dios es estar consciente totalmente de que Él es real, y no solo ve nuestros actos, sino que también ve lo que hay dentro de nuestros corazones, y esto es un gran motivo para tener temor a Él.

¿Por qué debemos tener temor de Dios?

El temor a Dios nos hace ser una persona completa, es decir, un cristiano real. Como cristianos debemos conocer todo acerca del amor de Dios, la prosperidad, la paz, y sobre todo el temor a Él. Al tener temor de Dios tendremos en nuestras vidas sabiduría desde lo alto, en la biblia se muestra fácilmente con el caso de Job.

En Job 28:28 se nos dice “He aquí el temor de Dios es la sabiduría y el alejarse del mal la inteligencia”. El temor a Dios es necesario para poder caminar en la verdad, poder darle el verdadero servicio a nuestro Dios, siempre con sinceridad y desde nuestro corazón, esto es lo mejor que puede sucederle a un cristiano.

Atributos

  • Es un regalo de Dios para nosotros, a través del temor de Dios él es capaz de inculcarnos el respeto apropiado, mostrarnos el camino ideal por el que nuestras vidas deben transcurrir.
  • Poseeremos humildad, cuando realmente tememos a Dios, estamos preparados para someternos a él sin interesar el costo. A cambio recibiremos del cielo honra, fortunas y vida.
  • Nos enseña obediencia, el temor por nuestro eterno padre desarrolla en nuestro ser un gran apetito por obedecerlo y complacerlo, por encima de cualquier cosa para evitar desilusionar.
  • También a través del temor a él notaremos que en nuestro día final tendremos que dirigirnos a él y rendirle cuentas. Por lo que el miedo a Dios es mucho más que un respeto a él.

  • Nos regala valentía espiritual, cuando sentimos mayor miedo por Dios que por los hombres, es mucho más sencillo enfrentarse a ellos, y defender nuestros principios.
  • Nos aleja del pecado, cuando sentimos temor a Dios es porque conocemos cada una de sus leyes y el camino correcto hacia él, por eso siempre estaremos lejos del pecado pues ya conoceremos cuáles son sus consecuencias.
  • Podremos promover el amor a Dios, cuando tememos a Dios proyectamos un gran amor hacia el ser celestial que nos dio la vida, por lo que estaremos preparados para mostrarle a otros su inmenso poder y amor.
  • Nuestra vida estará a salvo, cuando sentimos realmente temor a Dios, el protegerá cada uno de nuestros pasos y evitará que alguna circunstancia de nuestras vidas nos dañe.

Vive a plenitud sintiendo temor de Dios

Cuando sientas esto en tu vida realmente, será plena y feliz, será bendecida cada día y no tendrás miedo por nada más, pues conoces que Dios no permitirá que nada te tense ni nada te preocupe. Sé capaz de expandir tu fe, de creer con el corazón, de mostrarle a Dios cuanto amor y respeto tienes hacia él, y así verás grandes obras reflejadas en tu vida.

Nunca dejes de orar, pídele a Dios cada día para que te haga una mejor persona y que todos tus pecados sean perdonados en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. No te preocuparás por males que vengan a perturbar tu paz ni la de tu familia, ni por situaciones imposibles de resolver, todo será sanado.