Saltar al contenido

Oración a San Judas Tadeo para pedir y conseguir un trabajo rápido

20 marzo 2020

Muchas veces, conseguir un empleo se nos hace bastante difícil, y nada mejor que conseguir una ayuda celestial para hacerlo. Es por ello que puedes hacer una oración a San Judas Tadeo para pedir y conseguir un trabajo rápido y dejar que este santo te ayude. De esta manera, podrás conseguir el milagro de tener un buen empleo rápido.

San Judas Tadeo siempre es recordado por sus fieles seguidores como el patrón de las causas que están perdidas, por eso cuando acudes a él puede ser como tu última opción. Pero ten fe de saber que él te escuchará y acudirá a tu llamado.

Si estás buscando un empleo, te recomiendo que antes de entregar tu portafolio de trabajo o antes de ir a tu entrevista, puedas hacer esta oración para que San Judas Tadeo, salga al encuentro por ti y tengas ese empleo que tanto has estado buscando.

Oración poderosa a San Judas Tadeo para conseguir un empleo

Si ya te sientes algo desesperado porque no consigues el empleo que has estado buscando, debes hacer con nosotros esta oración a San Judas Tadeo para pedir y conseguir un trabajo rápido y para que interceda por ti ante Dios y puedas conseguir el empleo que tanto has estado buscando. Cuando realizas esta oración, debes creer que Dios va a responderte y que San Judas te va a escuchar.

 

Buen San Judas, intercede por mí delante de Dios todopoderoso

y ayúdame a encontrar un nuevo trabajo.

Ayúdame a mantenerme fuerte espiritualmente

y a extraer fuerzas de recibirte frecuentemente en los sacramentos.

 

Permíteme usar este tiempo de desempleo para profundizar mi relación con Jesús

y confiar en tu amor misericordioso.

Ayúdame a estar totalmente entregado a tu amor misericordioso

y ayúdame a orar incesantemente delante de Dios.

 

Yo sé que quieres que me acerque y que dependa totalmente de Dios.

Ayúdame a centrar mi vida en Dios y a darle gracias y alabanzas

sin importar sus circunstancias.

¡Oh santo san Judas! Apóstol y mártir, grande en virtud y rico en milagros,

cercano al pariente de Jesucristo, intercesor fiel para todos los que te invocan,

patrón especial en tiempos de necesidad.

 

A ti recurro desde lo profundo de mi corazón y te suplico humildemente,

a quien Dios le ha dado tanto poder, que vengas en mi ayuda.

Socorre mi vida en mi urgente necesidad y concédeme mi sincera petición.

Nunca olvidaré tus gracias y los favores que obtienes para mí

y daré todo de mi para que el mundo te conozca.

Glorioso San Judas,

modelo de todos los que se dedican al trabajo,

obtenme la gracia de trabajar concienzudamente,

poniendo el llamado del deber por encima de mis muchos pecados;

trabajar con agradecimiento y alegría,

considerando que es un honor emplear y desarrollar.

 

Por medio del trabajo, los dones recibidos de Dios;

trabajar con orden, paz, prudencia y paciencia,

nunca rendirse al cansancio o las dificultades;

trabajar, sobre todo, con pureza de intención,

y con desapego de sí mismo.

 

teniendo siempre la muerte ante mis ojos y el relato que debo rendir del tiempo perdido,

del talento perdido, del bien omitido, de la vana complacencia en el éxito

tan fatal para la obra de Dios.

 

Todo por Jesús, todo por María,

todo según tu ejemplo, oh mi querido Judas Tadeo.

Así siempre diré en la vida y la muerte.

Amén.

¿Por qué orar a San Judas, Patrono de los casos sin esperanza y causas perdidas?

San Judas, también conocido como Judas Tadeo, fue uno de los Doce Apóstoles de Jesús. No debe confundirse con Judas Iscariote, el traidor de Cristo, a Judas Tadeo se lo conoce simplemente como Judas en la Biblia.

Ambos apóstoles tenían el mismo nombre, por esta razón muchos cristianos evitaban pedir ayuda a San Judas porque no querían llamar al Judas equivocado por accidente y por eso no hacían una oración a san Judas Tadeo para conseguir un empleo.

Muchos creían que, dado que a menudo se pasaba por alto a San Judas en la oración, estaba ansioso por ayudar a cualquiera que le pidiera que intercediera. Tanto es así que ayudaría con casi cualquier causa perdida o caso desesperado para demostrar su devoción a Cristo.