Saltar al contenido

Oración a San Lázaro para la protección de los males

23 marzo 2020
Oración a San Lázaro para la protección de los males

Son muchos los males que rodean nuestras vidas, por eso aquí te mostraremos una oración a San Lázaro para la protección de los males.

Desde entonces confiar en él es deber de muchos católicos, quién mejor para ayudarnos a combatir el mal que nos rodea que el fiel amigo de Jesucristo. Luego de la muerte de San Lázaro en el año 63 d.C, se levantó sobre su tumba una hermosa iglesia, la cual fue renovada en el año de 1750.

San Lázaro es un santo protector conocido por miles de años, y las personas suelen confiar en él ya que de acuerdo a su historia el vivo en carne propia el sufrimiento y las enfermedades, por eso ¿Quién mejor para entender nuestros problemas?.

Esta es la oración a San Lázaro que te protegerá del mal

Mantengámonos alejados de los males que vienen a perturbar nuestras vidas con esta poderosa oración a San Lázaro para la protección de los males.

Querido San Lázaro

El mal es una palabra bastante dura,

y aún así frecuentemente se usa en la palabra de Dios

para referir lo opuesto al bien.

 

Mientras que todos somos capaces de pecar,

te pido protección contra aquellos

que llaman al bien «malo» y al mal «bueno».

 

Resguardarnos de aquellos que confabulan

contra la justicia y de aquellos que cambian

la verdad a mentiras para lograr sus malos propósitos.

 

Que tu poder se cierne siempre cerca

para erradicar el miedo y luchar contra

las fuerzas espirituales oscuras que no podemos ver.

 

Ayúdanos a derribar toda imaginación

y pensamiento que nuestro enemigo

trate de usar para exaltarse contra ti.

Jesús le dio diste a nuestro enemigo espiritual

un golpe fatídico en el Calvario

cuando murió en la cruz por nosotros y resucitó al tercer día.

 

Mientras el mal aún ronda, tu poder,

el del nombre de Jesús y su sangre se eleva para derrotarnos

y traernos la victoria contra todo mal planeado contra nosotros.

 

Mientras que las acciones malignas pueden perturbarnos,

usamos la armadura de Dios que nos has dado

para mantenernos firmes.

Traerás justicia a su debido tiempo por todo el daño

y la violencia innecesaria dirigida a tus hijos.

 

Hasta entonces, permanecemos en Tu presencia y en la del Señor,

alineados con Tus propósitos y los del Señor,

y te vemos junto con Dios como nuestro Comandante Supremo y Protector.

Confiamos ciegamente en ti San Lázaro bendito.

En el nombre de Jesús.

 

Amén.

Si oras a este santo, es preciso que conozcas quién fue

San Lázaro vino de Betania. Se enfermó gravemente y cuando su amigo Cristo llegó a Betania, desde la ciudad en la que se encontraba enseñando, murió y su cuerpo había estado en la tumba cuatro días. Cuando Cristo fue a Betania se encontró con las hermanas de Lázaro, Marta y María. Después de consolarlas les dijo que su hermano resucitaría.

Cristo pidió que se moviera la piedra, a pesar de las objeciones de las hermanas de Lázaro y de los transeúntes debido al olor, ya que estuvo en la tumba cuatro días. Luego llamó a Lázaro por su nombre y lo resucitó. Pidió que lo desataran y que le permitieran volver a su casa. Más tarde asistió a la cena con él, organizada por sus hermanas en honor a Cristo.

Realiza la oración anterior cada mañana, junto a tu familia y libérense de los terribles demonios que nos rondan cada día, libérense de aquellas cosas o personas que vienen con la intención de hacer daños a nuestras vidas.